Aston Martin

Aston Martin ya prueba el DBX, el primer SUV de la marca

La firma británica inicia el proceso de pruebas de su primer SUV, el DBX, que se presentará a finales de 2019.

Primeras imágenes del Aston Martin DBX. | ASTON MARTIN
@alexsoler66

Nadie escapa a la fiebre SUV, ni siquiera las marcas de superdeportivos que antes miraban a otra parte. Lamborghini fue el más rápido lanzando el Urus, pero Ferrari ya ha confirmado el PurosangueRolls-Royce vende el Cullinan, Bentley el Bentayga y ahora Aston Martin muestra las primeras imágenes del DBX ya en fase de pruebas, el primer SUV de la firma británica.

De hecho, según confirma la marca, las primeras imágenes lanzadas del DBX circulando por carreteras montañosas de Gales, un guiño a la nueva planta de la marca en St. Athan, marcan el inicio de un riguroso proceso de pruebas que llevará a Aston Martin a ajustar el vehículo para ofrecer un superdeportivo apto para todos los terrenos. 

Desde el Ártico hasta Nürburgring

Antes de ser presentado a finales de 2019, y con el objetivo de realizar las primeras entregas durante el año 2020, el DBX deberá recorrer muchos kilómetros en zonas como el Ártico y los Alpes para probarse en climas fríos con la superficie nevada, en los desiertos de Oriente Medio para hcerlo en climas calurosos y superficies arenosas y, finalmente, en Nürburgring, el circuito más exigente del mundo. El barro, según las imágenes publicadas por la firma británica, ya lo domina.

La marca afirma que no pararán de probarlo hasta conseguir una mezcla entre el comportamiento dinámico que distingue a los Aston Martin y las capacidades 'off-road', es decir, para ofrecer un superdeportivo que pueda rendir en superficies tradicionalmente prohibidas para uno de sus vehículos y que también tenga capacidad para remolcar.

Durante las primeras pruebas realizadas en GalesMatt Becker, jefe de ingenieros de Aston Martin, explicó que antes de lanzarse a estas pruebas reales ya se habían realizado tests virtuales en simuladores, algo que, según sus palabras, les "permitió progresar mucho antes de que el primer prototipo estuviera disponible". Además, Becker admitió que "es un Aston Martin muy diferente, pero lo probaremos en todas las condiciones y terrenos posibles para asegurar que entrega una experiencia acorde con las exigencias de nuestro escudo".

El DBX se producirá en la citada planta de St. Athan, una fábrica que, como también confirma la marca, se terminará convirtiendo en la ''casa de la electrificación'' cuando los primeros modelos totalmente eléctricos de Aston Martin, como el Rapide-E, empiecen a producirse. "El DBX es más que un SUV, será nuestro primer modelo fabricado en St. Athan, que marcará el inicio de una nueva era en la compañía", explica Andy Palmer, CEO de Aston Martin en un comunicado.