ASTON MARTIN

Aston Martin DBS Superleggera, una versión extrema del DB11

La firma británica revela las primeras imágenes y algunos detalles de su nuevo superdeportivo de 725 CV.

Primeras imágenes sobre el Aston Martin DBS Superleggera.
Primeras imágenes sobre el Aston Martin DBS Superleggera. | ASTON MARTIN
@alexsoler66

En abril, Aston Martin adelantó que resucitaría las siglas DBS para crear un superdeportivo a la altura de los grandes vehículos históricos de la marca que también llevaron ese nombre. Además, la firma de Gaydon confirmó que llegaría acompañado de otro nombre conocido para la marca, Superleggera, carrocero italiano que ya trabajó con Aston Martin en modelos como el DB4, el DB5 y el Lagonda Rapide, tras de los grandes clásicos del fabricante británico.

Pocos más detalles había del modelo hasta que, el pasado martes 26 de junio, Aston Martin emitió un comunicado con las primeras imágenes del nuevo DBS Superleggera, mostrando su silueta y su diseño. Además, la marca ha revelado también algunos detalles interesantes, como el motor, su potencia o su peso.

UN DB11 MÁS DEPORTIVO

Aston Martin ha trabajado directamente sobre el DB11, del que toma el diseño básico y lo readapta para que adquiera un carácter mucho más extremo. La parrilla característica de la marca sigue la línea del nuevo Vantage y crece hasta unas dimensiones nunca vistas antes, acompañada además por dos grandes tomas de aire en los laterales. El diseño de los grupos ópticos procede del DB11 y su capó también, aunque incorpora nuevas entradas de aire.

El trasero destaca por un nuevo difusor con cuatro salidas de escape, un pequeño alerón y unos nuevos faros que también recuerdan ligeramente a los del nuevo Vantage. En general, su silueta es una mezcla entre la elegancia del DB11 y la brutalidad del Vantage, con elementos propios como los difusores y la enorme parrilla frontal. Montará, como no podía ser de otro modo, llantas exclusivas para el modelo.

El interior es prácticamente igual al del DB11, con un sistema de infoentretenimiento procedente directamente desde Mercedes-AMG, el mismo volante y cuadro de instrumentos. Destacan, eso sí, novedades en los materiales, con unos asientos exclusivos con el logo de Aston Martin bordado en rojo y costuras de contraste en el mismo tono recorriendo todo el habitáculo. El DBS Superleggera no renuncia a los mejores acabados pese a su marcada vocación deportiva.

UN MOTOR ENORME

Con todos los cambios, el DBS pesa 72 kilos menos que el DB11, gracias al uso intensivo de la fibra de carbono en sus paneles exteriores. En total, el peso en seco se queda en 1.693 kilogramos con un reparto entre ejes de 51:49, como el DB11 V12. Los ajustes aerodinámicos han permitido que el vehículo produzca una carga aerodinámica de 180 kilogramos. Aston Martin también ha trabajado en la suspensión activa del modelo para hacerlo más estable y más bajo y le ha añadido frenos carbocerámicos con pinzas de seis pistones delante y cuatro detrás.

Cuando se conoció que el DBS volvería, Internet especuló con su motor y la mayoría de webs apuntaban al V8 biturbo alemán como opción más probable. Finalmente, sin embargo, Aston Martin ha querido que su propulsor sea de propia factura y equipará el ya tradicional V12 Twin Turbo de 5.2 litros de la marca. Los ingenieros han revisado el bloque para que desarrolle 725 CV de potencia y 900 Nm de par máximo, con lo que se convertirá en la versión más extrema del V12 británico. El motor irá asociado a una nueva caja de cambios automática ZF de ocho velocidades. Con este bloque, el DBS Superleggera será capaz de hacer el 0 a 100 en solo 3,5 segundos.

Aston Martin ofrecerá más datos en su presentación oficial, aún sin fecha.