Porsche 911 GT3 Cup

Así es el exigente Porsche 911 GT3 Cup de la Porsche Supercup

485 CV de potencia y muy pocas ayudas para formar a los pilotos de élite del futuro.

Unidades del Porsche 911 GT3 Cup en su hábitat natural, un circuito.
Unidades del Porsche 911 GT3 Cup en su hábitat natural, un circuito. | PORSCHE

Redacción

Porsche organiza una de las competiciones de formación más exigentes y prestigiosas del mundo, la Porsche Supercup, donde jóvenes de todo el mundo buscan destacar para labrarse un futuro profesional dentro de los deportes de motor. Para ello, deben domar el Porsche 911 GT3 Cup, una versión de competición de su popular deportivo.

El 911 GT3 Cup es un exigente vehículo desarrollado por los ingenieros de Porsche Motorsport con el objetivo de formar a los pilotos del futuro. La versión actual del coche corresponde a la anterior del modelo comercializado, es decir, a la serie 991 del 911. Estéticamente es prácticamente idéntico en el exterior, aunque los pasos de rueda son más grandes y se han incluido elementos de competición para mejorar su aerodinámica, como el faldón delantero y el enorme alerón trasero de 1,84 metros de ancho regulable para modificar la carga aerodinámica.

485 CV sin ayudas

El objetivo de esta competición es que los pilotos demuestren que son los mejores. Para ello, el 911 GT3 Cup esconde bajo su alerón trasero esconde un motor bóxer de seis cilindros y doble turbo de 485 CV de potencia. Aunque Porsche no ha detallado sus cifras de aceleración ni velocidad máxima, afirma que "mejora con creces" los datos de su versión de calle, que alcanza los 320 km/h y cubre el 0 a 100 en solo 3,4 segundos.

El Porsche 911 GT3 Cup actual pesa 1.200 kilos gracias a un intenso trabajo a lo largo del vehículo para sustituir elementos como las ventanas traseras o la luneta posterior por materiales como la fibra de carbono y el policarbonato. Con todo, la firma de Stuttgart asegura que este vehículo es ideal para completar la formación de los pilotos, porque en la Porsche Supercup no hay control de tracción, ABS ni control de estabilidad, por lo que los pilotos están prácticamente solos con los 485 CV de su coche.

Porsche Supercup

La Porsche Supercup se celebra desde 1993, año en el que el campeonato arrancó con nueve carreras. En 2006, una media de 125.000 espectadores acudieron a cada una de las 13 carreras que se disputaron ese año y más de 22 millones de personas siguieron sus carreras por la televisión. Desde 2017 se disputan 11 pruebas. De entre todos, pilotos como René Rast, campeón entre 2010 y 2012, Patrick Huisman, campeón entre 1997 y 2000, o Michael Ammermüller, vigente campeón, han destacado en esta competición.

La entrada a la Porsche Supercup es libre, aunque la firma alemana recomienda tener una avanzada formación como piloto para afrontar una temporada. Según la marca, "lo normal es llegar también a un acuerdo económico que incluya largas sesiones de test en diferentes circuitos, algo imprescindible para poder competir al más alto nivel". Los equipos pueden alquilar los vehículos por un precio de entre 300.000 y 400.000 euros por temporada, aunque siempre se puede adquirir una unidad por 189.900 euros.