EL ASCENSO MÁS FAMOSO DEL MUNDO

Volkswagen desvela los detalles mecánicos del I.D. R Pikes Peak

Volkswagen hace públicas las prestaciones del superdeportivo con el que busca el récord de électricos en el Pikes Peak.

i-d-r-pikes-peak-2
El Volkswagen I.D. R Pikes Peak está listo. | VOLKSWAGEN
@alexsoler66

Hay pocos ascensos en el mundo más emocionantes que el que se celebra anualmente en la montaña Pikes Peak, en el estado de Colorado, en Estados Unidos. Cada junio, de media, 130 participantes se enfrentan a los 19,99 kilómetros y a las 156 curvas que componen la 'Carrera hacia las Nubes'. Durante la subida, los vehículos deben soportar una media de desnivel positivo del 7,2% para completar una ascensión de 1,4 kilómetros sobre el nivel del mar, algo que supone un gran reto para los ingenieros que preparan los vehículos.

El objetivo final de esta competición, en la que los pilotos salen de uno en uno e intentan firmar el menor tiempo posible, es ser el mejor de la presente edición y, si es posible, superar alguno de los récords establecidos, como el récord absoluto que Sébastien Loeb ostenta con un tiempo de 8:13.878. Como adelantó Motor ZetaVolkswagen lleva tiempo trabajando en el I.D. R Pikes Peak, un superdeportivo desarrollado para esta prueba que nace con el objetivo de batir el récord del segmento eléctrico, actualmente establecido en 8:57.118.

Tiene muy buena pinta. | VOLKSWAGEN

ACELERA MÁS RÁPIDO QUE UN F1

Volkswagen ya mostró el mes pasado algunas imágenes hechas por ordenador a modo de adelanto donde se podían observar unos impresionantes alerones delantero y trasero, desarrollados para conseguir una mayor carga aerodinámica y así suplir la pérdida de la misma cuando, con la altura, la densidad del aire cada vez es menor.

Ahora, la firma alemana ha decidido revelar algunas cifras que no hacen otra cosa que aumentar la expectación y las ganas de verle en acción. Según datos oficiales, el I.D. R Pikes Peak contará con dos motores eléctricos que ofrecerán una potencia equivalente a 680 CV y un par motor, disponible desde 0, de 650 Nm. Con esta fuerza de aceleración, y sus 1.100 kg de peso, el I.D. R Pikes Peak alcanzará los 100 km/h en solo 2,25 segundos. La velocidad máxima a la que podrá llegar será de 240 km/h, número que puede parecer bajo pero más que suficiente para una carrera tan revirada donde lo importante es la aceleración. Para conseguir estas cifras, los ingenieros de Volkswagen no se han centrado en la autonomía de la batería, sino en conseguir la mayor entrega posible de potencia. 

En cuanto a la forma, se asemeja bastante a un LMP1 de resistencia. | VOLKSWAGEN

De hecho, el I.D. Pikes Peak, según Volkswagen, solo necesita 30 minutos para cargarse completamente, gracias a una tecnología de carga rápida específica para el modelo. Según un comunicado de la marca, nada está dejado al azar y el tiempo de carga está establecido porque, en caso de que la carrera se suspenda durante un intento de récord, el equipo afectado solo dispone de 30 minutos para presentarse listo en la línea de salida. Así, el 20% de toda la energía que requiere el vehículo se genera durante la prueba, gracias a que los motores eléctricos también actuan como generadores convirtiendo la energía de frenada en electricidad y mandándola a las baterías.

UN PILOTO DE LUJO

Como adelantó Motor Zeta, el piloto elegido para subirse al intimidante I.D. R Pikes Peak es Romain Dumas, un piloto francés vencedor del Pikes Peak tres veces y ganador de las 24 Horas de Le Mans en dos ocasiones. Precisamente, la presentación del vehículo se ha realizado en Alès, ciudad en la que nació Dumas.

Romain Dumas (derecha) será el encargado de batir el récord. | VOLKSWAGEN

El piloto y Volkswagen se enfrentarán en junio a un reto muy importante para ambas partes. "El objetivo de Volkswagen es alcanzar la cima de la movilidad eléctrica con la familia I.D. Así, la implicación de la marca en Pikes Peak no solo marca una tendencia de futuro en el mundo de la competición, sino que tiene un gran significado simbólico en el más estricto sentido", afirmó Frank Welsch, responsable de desarrollo del comité ejecutivo de Volkswagen Turismos en la presentación. "Como en los vehículos de producción de la marca, los coches de competición eléctricos también jugarán un papel importante para nosotros en el futuro", añadió Sven Smeets, director de Volkswagen Motorsports.

Hace tiempo, desde que Peugeot se propuso batir el récord absoluto con Loeb en 2013, que ninguna marca ponía tantos esfuerzos con el objetivo de llegar a la cima más rápido que nadie. Este vez, Volkswagen intentará subirse al trono de los eléctricos en una de las competiciones más peligrosas del mundo.