COCHE AUTÓNOMO

El accidente de dos Tesla reaviva el debate sobre los autónomos

Pese a los accidentes, las marcas siguen invirtiendo grandes cantidades en el desarrollo de tecnología autónoma.

tesla-model-s-crash-fire-truck
Un Tesla en Autopilot se estrelló contra un camión de bomberos. | TWITTER
@alexsoler66

La tecnología autónoma está en el centro de las miradas de todos los actores de la industria del automóvil. La mayoría de fabricantes ya investigan para desarrollar sus propios coches autónomos y algunos se asocian con empresas tecnológicas para crear sistemas que permitan que los vehículos vayan solos. General Motors asegura tener listo su coche, sin volante ni pedales, y Tesla no para de repetir que más pronto que tarde, su Autopilot debería actualizarse para permitir la conducción autónoma total.

No todo es un paseo tranquilo para la tecnología autónoma, sin embargo. Desde las marcas hasta las administraciones públicas, pasando por los medios de comunicación, hay encendido un intenso debate acerca de la seguridad de estos nuevos inquilinos en las carreteras. Sobre todo en Estados Unidos, donde el volumen de empresas dedicadas a desarrollar estos coches es mayor, los accidentes acumulados por estos vheículos encienden de vez en cuando las alarmas para recordar que aún están lejos del objetivo deseado, una movilidad autónoma, segura y sostenible.

DOS ACCIDENTES DE TESLA MÁS

No pasa mucho tiempo sin que algún vehículo autónomo sufra un accidente. Por ejemplo, en Las Vegas, un autobús autónomo sufrió un pequeño incidente en su primera hora de servicio. La semana pasada, dos Tesla se vieron envueltos también en accidentes, ambos mientras usaban el Autopilot. En primer lugar, un Tesla Model S se estrelló en una autopista del sur de California con un camión de bomberos que estaba estacionado. Según el conductor del coche, que atribuye toda la responsabilidad del accidente al Autopilot, el vheículo circulaba a una velocidad ligeramente superior a 100 km/h. Afortunadamente, nadie resultó herido.

El segundo accidente, también con un Model S como protagonista, sucedió en el Bay Bridge de San Francisco, cuando el vehículo se quedó detenido en medio del puente con su conductor desmayado. Cuando la policía llegó, se encontró al conductor ebrio y marcó más del doble del nivel legal de alcohol en sangre. Ya despierto, el conductor les dijo a los policías que no se preocuparan, que su Tesla estaba en modo Autopilot. Al final, el conductor fue detenido.

EL DEBATE

Mientras la Administración Nacional de Seguridad Vial y la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte anunciaron que planean investigar, sobre todo, el accidente con el camión de bomberos, Tesla sigue recordando a sus usuarios que el Autopilot aún no es un sistema de conducción autónoma, sino semiautónoma y que el conductor debe seguir atento al 100% al tráfico y a la carretera. Sin embargo, parece que algunos de sus usuarios aún no entienden el mensaje. De hecho, un portavoz de Tesla declaró tras el accidente, aunque no se refirió directamente al incidente, que "el Autopilot está destinado a ser utilizado únicamente con un conductor atento". 

Texto Alternativo

Esta por ver cuantos accidentes se pueden suceder antes de que salte la alrma entre los usuarios y los fabricantes. De la misma manera, también está por ver cómo afectan estos accidentes a las administraciones públicas, que deben modificar el marco jurídico para permitir las pruebas de esta tecnología o limitarlas. 

Dentro de muy poco, Google y, sobre todo, General Motors deberán probar su flota de vehículos dotados de tecnología autónoma. Como adelantó Motor ZetaGM planea lanzar una flota de sus coches sin pedales ni volante en 2019 formando parte de un sistema de movilidad a la carta, parecido al 'carsharing'. Antes, sin embargo, y como admitieron desde la marca, deben ponerse en marcha para llegar a un acuerdo con las administraciones públicas para que les dejen probar su tecnología y, posteriormente, ponerla en marcha. Para ello GM ya realizó un informe de seguridad que distribuyó por los distintos organismos.

OTRAS OFENSIVAS

Gran parte de las marcas ya han invertido recursos para desarrollar sus propios coches autónomos. Algunas incluso ya hace tiempo que prueban sus tecnologías en distintos ámbitos, como Ford y Domino's Pizza, que prueban un sistema de reparto de pizzas sin conductorWaymo, General Motors, Tesla, Uber y un largo etcétera invierten muchísimo dinero en este campo. La última gran noticia la protagoniza la Alianza Renault-Nissan.

Texto Alternativo

Renault, Nissan y Mitsubishi han presentado un plan de inversión multimillonario enfocado a la nueva movilidad. En el primer año de funcionamiento, la Alianza invertirá hasta 200 millones de dólares en start-ups dedicadas a la electrificación de los coches, a los sistemas autónomos, a la conectividad y a la inteligencia artificial. Desglosado en porcentajes, Renault y Nissan invertirán el 40% del total cada una y Mitsubishi pondrá el 20% restante. Así, la Alianza espera convertirse en un nuevo actor importante en el desarrollo de nuevos sistemas y tecnologías.

Así, pese a los percances que acumulan los vheículos autónomos, los fabricantes parecen tener claro que es el futuro y que hay que invertir para ponerse a la cabeza de la lista de marcas punteras en esta tecnología, algo que se trcudiría en una ventaja competitiva enorme cuando estos vehículos llegaran a las calles.