Subaru

Subaru se ve obligada a suspender su producción por el tifón Hagibis

El tifón Hagibis afecta notablemente a sus proveedores y la compañía detiene su actividad hasta el día 25 de octubre.

Planta de Subaru en Gunma.
Planta de Subaru en Gunma. | SUBARU
@alexsoler66

Subaru ha suspendido la producción de vehículos en Japón ante la expectativa de que los proveedores no puedan abastecer sus demandas por el gran impacto que ha tenido el tifón Hagibis en el país asiático. La firma japonesa espera poder reanudar la actividad en sus dos plantas de Gunma, al noroeste de Tokio, y su fábrica de transmisiones el próximo día 25 de octubre.

Aunque el tifón pasó por las instalaciones de la marca entre el sábado y el lunes, período en el que también suspendió la producción, sus instalaciones no sufrieron ningún daño. No obstante, muchos de sus proveedores sufrieron inundaciones que les obligaron también a detener su actividad. En ese sentido, Subaru ve complicada la provisión de componentes por parte de los mismos, por lo que ha decidido detener la producción.

Subaru produce en sus plantas japonesas, según Automotive News2.500 unidades al día, por lo que la suspensión de la actividad acarrearía la pérdida de dicha cantidad de coches diariamente. La firma japonesa produce los deportivos BRZ y WRX, los SUV ForesterXV y Levorg y el Impreza en sus instalaciones de Gunma.

Línea de ensamblaje del BRZ en las instalaciones de Gunma de Subaru. | SUBARU

Las demás marcas siguen trabajando

HondaNissan y Toyota también producen en Japón. Todas suspendieron su producción durante el fin de semana ante la llegada del tifón Hagibis. Honda arrancó máquinas de nuevo, como Subaru, el lunes y no espera retrasos en su producción pese a que algunos proveedores también sufrieron daños en sus instalaciones.

Nissan, por su parte, también volvió al trabajo el lunes y, pese a que los proveedores de la firma de Yokohama avisaron de desperfectos en sus plantas, la compañía asegura no haber sufrido aún las consecuencias y prosiguen con su actividad. Finalmente, Toyota continúa con su producción sin contratiempos.