MOVILIDAD SOSTENIBLE

Solo un tercio de los coches en circulación en 2025 tendrá menos de 15 años

Faconauto resalta que el camino a la movilidad sostenible pasa por una renovación del parque automovilístico.

Tráfico denso en Gran Vía (Barcelona).
Tráfico denso en Gran Vía (Barcelona). | EL PERIÓDICO

Agencias

El 65% de los automóviles en circulación durante 2025 tendrá más de quince años de antigüedad, según datos de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto), que resalta que el camino a la movilidad sostenible pasa por una renovación del parque automovilístico. El presidente de Faconauto, Gerardo Pérez, afirmó que el mundo del automóvil está comprometido con la movilidad sostenible y descarbonizada, para lo que está avanzando en el aspecto tecnológico y la industria y los concesionarios están realizando inversiones millonarios en I+D.

No obstante, Pérez indicó que estos esfuerzos no servirán "para nada" si no se achatarran los modelos más antiguos y que "este es el verdadero foco del problema, no el diésel limpio de última generación". Para el máximo responsable de la organización el diésel se ha convertido en "chivo expiatorio" y en una "distracción", ya que, en su opinión, si lo que se pretende es mejorar la calidad del aire de las ciudades, "los vehículos diésel tienen los días contados" a excepción de los nuevos modelos diésel que sí son "eficientes y cumplen con los límites establecidos desde la Unión Europea".

"Deben desaparecer los de más de diez años, responsables del 80% de esas emisiones. Una vez más, le corresponde a la Administración promover medidas para la renovación del parque, por el medio ambiente y por seguridad", subrayó Pérez, que a su vez agregó que el sector siempre apoyará iniciativas que vayan en dicha dirección. Siguiendo esta línea, el presidente de Faconauto avanzó que para lograr el objetivo de mejora de la calidad del aire es necesaria la tecnología actual de combustión, puesto que no existe una alternativa tecnológica real capaz de llegar a la mayoría de los ciudadanos a corto plazo.

Pérez aseguró que esta alternativa estará disponible en el futuro, pero indicó que necesita tiempo, ya que la irrupción del vehículo autónomo y de las nuevas fórmulas de propulsión puede suponer una revolución en la economía, en la industria y en el comercio. "Todo ello si hay intenciones, liderazgo y voluntad política, como ya vemos que está ocurriendo en otros países de nuestro entorno", resaltó. De esta manera, aseguró que el primer síntoma de este liderazgo pasa por que el Gobierno trabaje de la mano del sector, con el fin de poner en marcha un acercamiento transversal para lograr la movilidad sostenible.