Seguridad vial

El Seat Tarraco consigue las cinco estrellas Euro NCAP

Euro NCAP ha publicado el resultado también del Honda CR-V y el Mercedes Clase G, ambos con cinco estrellas.

Nuevo Seat Tarraco.
Nuevo Seat Tarraco. | SEAT
@alexsoler66

Euro NCAP ha publicado este miércoles los resultados de las pruebas realizadas a tres de los últimos SUV grandes lanzados al mercado, el nuevo Seat Tarraco, el Honda CR-V y el Mercedes-Benz Clase G. Desde el año pasado, el organismo realiza sus pruebas de un modo más riguroso y estricto, teniendo muy en cuenta todos los parámetros que influyen en los coches en el momento de un accidente.

De este modo, el año pasado se empezó a probar cada coche en distintas situaciones de colisión en las que participan coches, peatones y ciclistas, teniendo por primera vez la seguridad del ciclista como punto a tener en cuenta. Estas pruebas se sumaron a las anteriores para determinar una valoración porcenutal de seguridad en cuatro apartados: seguridad de los ocupantesseguridad infantilseguridad de peatones y ciclistas y sistemas de seguridad activa. Una vez establecido el valor, se calcula una media teniendo en cuenta que la seguridad de los ocupantes pesa el 50%, los apartados de seguridad infantil y seguridad de peatones y ciclistas un 20% y la seguridad activa un 10%. Para conseguir las cinco estrellas basta con que la media final sea del 70%.

El Seat Tarraco, el más seguro

De los tres vehículos probados, el Seat Tarraco ha sido el que mejores notas ha conseguido en todos los apartados. De este modo, el SUV grande de la firma de Martorell ha conseguido cinco estrellas gracias a su valoración del 97% en seguridad de sus ocupantes, una de las más altas de su categoría según Euro NCAP, y del 84% en seguridad para niños. Asimismo, en seguridad para peatones y ciclistas ha conseguido un 79%, la misma calificación que en sistemas de seguridad activa. Hay que recordar que Euro NCAP realiza las pruebas siempre con el equipamiento de seguridad de serie.

El Honda CR-V, por su parte, se ha probado por primera vez desde 2013, cuando Euro NCAP le dio cinco estrellas (93%-74%-68%-66%) en su versión diésel. Esta vez, la nueva generación, propulsada por un motor híbrido de gasolina, consigue igualar el valor en el apartado de seguridad de sus ocupantes, teniendo en cuenta que ahora las pruebas son más estrictas, con un 93%, mientras que mejora en todas las demás: 83% en protección para niños, 70% en protección para peatones y ciclistas y 76% en sistemas de seguridad activa.

Por último, el Mercedes-Benz Clase G también ha logrado las cinco estrellas al presentar un 90% en seguridad para ocupantes, un 83% en seguridad para niños, un 78% en seguridad para peatones y ciclistas y un 72% en sistemas de seguridad activa. "El hecho de que los tres SUV estén equipados con sistemas AEB (frenada de emergencia) para ciclistas y peatones demuestra el poder de las preubas no solo para fomentar un mejor rendimiento, sino también para promover nuevas tecnologías como estándar", afirma Michael van Ratingen, secretario general de Euro NCAP.

El sistema de frenada de emergencia, muy popular entre el equipamiento, tanto de serie como opcional, en muchos coches, será obligatorio a partir de 2022 en 40 países, entre los que se encuentran los de la Unión Europea.