Salones

RENAULT EZ-GO

Renault presenta el EZ-GO, un coche dedicado exclusivamente al 'carsharing'

La marca apuesta por la movilidad compartida y el coche autónomo como premisas de futuro.

El EZ-GO renueva la estética del diseño que conocíamos hasta ahora, creando un vehículo urbanita.

Galería4 fotos

Renault presenta el EZ-GO, un coche dedicado exclusivamente al 'carsharing'

/

X

Renault confía plenamente en que el futuro pasa por el 'carsharing'. La marca pronostica que en el año 2050 un 70% de las personas vivirán en las ciudades, y por eso cree en las plataformas de coche compartido deben ser las que protagonicen la transición a una movilidad más limpia y moderna. Así pues, Renault ha creado un vehículo especial y único para esta causa que presenta en el Salón de Ginebra: el EZ-GO.

El modelo tiene todo lo que esperamos de un coche con futuro. Evidentemente, funciona con un motor eléctrico. Pero además incluye un nivel de conducción autónoma 4, así que es capaz de moverse sin conductor y de reaccionar a las situaciones adversas del tráfico. Tan solo hará falta poseer de un teléfono móvil para llamar al coche y poder acceder a él, para que nos lleve allí donde deseamos. En caso de no tener acceso a un 'smartphone', también existirán estaciones para poder contratar el servicio.

Por lo tanto, el EZ-GO se ha creado para que el transporte público pase a ser algo más emocionante de lo que conocíamos hasta ahora. Hasta 6 personas pueden coincidir en el habitáculo, sean conocidas entre ellas o no, y pueden dedicar su tiempo a actividades de trabajo u ocio como la lectura, los juegos, o las películas. También es un espacio apto para todo tipo de públicos: el vehículo está adaptado a las personas con movilidad reducida, y permitirá que se suban los cochecitos de niños pequeños.

El vehículo tiene una velocidad máxima de 50 km/h. | RENAULT

Aunque el sistema esté pensado para que un grupo de desconocidos coincidan en el vehículo para hacer un recorrido semejante, también existirá la opción de privatizar el coche para nosotros mismos y los acompañantes que deseemos. 

Dentro también se podrán cargar objetos electrónicos, y los usuarios podrán conectarse al Wi-Fi del vehículo para poder disfrutar de sus dispositivos. Una pantalla también mostrará información relevante, como el tiempo de llegada al destino, las paradas que va a realizar el vehículo, o actividades que se organizan a la ciudad, pensando así en los turistas.

Aun así, su habitáculo (5,20 metros de largo y 2,20 metros de ancho) en forma de trapecio y envuelto de cristal dejará entrar la luz para que la experiencia no sea nada agobiante ni claustrofóbica, y hará que los ocupantes puedan disfrutar también de las vistas de las calles. 

Renault aún no ha confirmado cuando va a empezar el servicio, ni el precio de éste, aunque la marca promete que va a ser muy atractivo

TEMAS: Renault