Salones

REVOLUCIÓN OXYGENE

Oxygene, el neumático que hará respirar a tu coche

La rueda es capaz de convertir CO2 en oxígeno, y ayuda así a combatir la contaminación en las grandes ciudades.

Goodyear podría solucionar muchos de los problemas de contaminación.
Goodyear podría solucionar muchos de los problemas de contaminación. | GOODYEAR

Motor Zeta

Imagina un neumático con vida propia. Y que además, sea capaz de convertir el CO2 en oxígeno. Eso es lo que ha conseguido Goodyear, y lo muestra con un prototipo que ha traído al Salón de Ginebra: el neumático Oxygene.

La marca de neumáticos ha conseguido crear algo revolucionario que no solo ayuda a combatir la contaminación, sino que crea una rueda de altas prestaciones para sacar lo mejor de nuestros vehículos (y de los que vendrán en un futuro).

Se trata de un neumático que tiene una estructura de musgos vivos que crecen dentro de la pared lateral. Esta estructura abierta y el diseño inteligente de la banda de rodadura del neumático absorben el CO2 y hacen circular la humedad y el agua de la superficie de la carretera. Esto permite la fotosíntesis, y, por lo tanto, la liberación de oxígeno durante su uso.

De momento solo tenemos en manos un prototipo, pero si Goodyear consigue comercializar extendidamente este neumático, una ciudad como París, con cerca de 2,5 millones de vehículos, podría generar un extra de 3.000 toneladas de oxígeno y absorber más de 4.000 toneladas de CO2.

Goodyear quiere poner fin a una situación insostenible que se asoma cada vez más a medida que pasan los años. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más del 80% de las personas que viven en áreas urbanas donde se mide la contaminación del aire están expuestas a niveles de calidad del arie que exceden los límites marcados por esta organización. 

Si la invención de este neumático se suma a la proliferación de los vehículos que funcionan con energías limpias como la electricidad o la pila de combustible, la movilidad del futuro podría ser, efectivamente, limpia al 100%.

Otra ventaja del neumático es que se ha creado con material reciclado. Se ha hecho con polvo de neumáticos viejos que se ha impreso en 3D para crear esta nueva estructura.

Además, se trata de una rueda resistente, con un buen agarre en mojado u otros terrenos, duradero, e infalible ante los pinchazos. Goodyear también quiere que sea una rueda que pueda durar durante una buena canitad de kilómetros, y promete sostenibilidad en este sentido.

El neumático también genera su propia electricidad con la fotosíntesis para alimentar sus componentes electrónicos, como los sensores, la inteligencia artificial, o una franja de luz personalizable que avisa a otros conductores de maniobras como giros o aparcamiento.