Salones

Automobile Barcelona

El mercado español de automóviles caerá un 3% en 2019

Las dudas de los compradores han afectado negativamente al mercado hasta perderse 30.000 ventas hasta abril.

José Vicente de los Mozos (izquierda) y Mario Armero.
José Vicente de los Mozos (izquierda) y Mario Armero en el Automobile Barcelona. | ANFAC
@alexsoler66

El año 2019 terminará con una caída del mercado automovilístico en España de entre un 2% y un 3%. Así lo ha confirmado el presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) José Vicente de los Mozos, que ha estimado que las dudas de los españoles en el momento de comprar vehículos han hecho que se pierdan 30.000 ventas hasta abril.

En una rueda de prensa celebrada en el Automobile BarcelonaDe los Mozos ha concretado que estas dudas alimentan al mercado de segunda mano y que, entre la disminución de compras de coches nuevos y las tendencias del mercado de ocasión, dominado por los coches de más de 10 años, contribuyen al envejecimiento del parque.

Envejecimiento del parque

De los Mozos ha estimado que la demanda de vehículos nuevos en España oscilará entre las 1,15 y 1,3 millones de unidades durante la próxima década, una cifra alejada de los 1,32 millones de coches vendidos el año pasado. En ese sentido, Anfac cree que la población de más edad seguirá activa en el mercado y su cuota ascenderá del 23% al 28%. Por contra, la cuota de población general con vehículo descenderá del 62% al 56%.

La edad media del parque español, que supera actualmente los 12 años de edad, seguirá ascendiendo hasta llegar a un máximo de 13 años en 2022 y 2023, cifra que irá descendiendo hasta los 11 años en 2030. En esa fecha, De los Mozos ha estimado que el 16% de los vehículos en circulación tendrán más de 20 años, un hecho con un impacto negativo en el medioambiente y la seguridad vial.

Cambio de movilidad

Tanto De los Mozos como Mario Armero, vicepresidente ejecutivo de Anfac han incidido y reiterado en que la movilidad va a cambiar, sobre todo, en las ciudades, donde "cada vez vivirá más gente". "Será la movilidad que decidirá el ciudadano, no los fabricantes", ha concretado De los Mozos. Según la asociación, no adaptarse a esta movilidad le podría costar al sector una pérdida del 2% del PIB anual, unos 21.165 millones de euros, pérdidas que serían muy difíciles de recuperar. 

Para afrontar este reto, De los Mozos ha destacado la importancia de poner en marcha en España un plan de competitividad que precisará de ayudas y formación específica. "Necesitamos una legislación que, por qué no como la de algunos países en Europa, sea homogénea para facilitar la movilidad al usuario. Los constructores empezarán no solo a vender vehículos, sino también a vender servicios", ha detallado el presidente de Anfac.

Hay que optimizar la logística

De los Mozos no ha querido terminar sin entrar a valorar la situación logística del país. España es el segundo fabricante europeo, pero sus plantas está muy esparcidas por el país. "La falta de corredores y de optimización logística puede afectar negativamente en entre 50 y 100 euros por unidad ensamblada, aunque habría que valorar cada modelo, materiales y demás para precisar la cifra exacta", ha explicado.

Asimismo, también ha apuntado que la electrificación no tiene por qué destruir puestos de trabajo, sino que los transformará. El presidente de Anfac ha recordado que los eléctricos siguen teniendo que ensamblarse y pintarse y que lo único que cambia es que en vez de motor de combustión, hay baterías. "El problema es que las baterías se ensamblan en CoreaChinaJapón... y no aquí", ha admitido. Aun así, también ha defendido que habrá nuevos perfiles profesionales que ahora no hay, sobre todo en el campo de la tecnología, con lo que perfiles específicos como ingenieros de software, por ejemplo, entrarán en juego.