Salones

AUTOMOBILE BARCELONA

Las postales del Automobile Barcelona

La edición del Centenario combina lo mejor de toda la historia del sector del automóvil con el futuro del mismo.

Vista general del Automobile Barcelona.

Galería 10 fotos

Las postales del Automobile Barcelona

/

X

Àlex Soler / Laura Parada Vila

Muchos de los que leerán este texto nunca recibirán una postal. Muchos otros ya no recuerdan el día en el que recibieron la última, quizá de un familiar en las antípodas o quizá de un hermano trabajando en el extranjero, ni tampoco acertarían si tuvieran que decir cuando enviaron su última postal. 

¿Saben por qué estas imágenes con texto, o el correo ordinario, reciben el nombre de postal? En la antigüedad, los medios de transporte se limitaban al carruaje y los caballos. La necesidad de comunicación a largas distancias, hizo que los estados tuvieran que establecer el llamado servicio de postas. Este servicio consistía en la instalación de postes para caballos a lo largo del camino a realizar para que el viaje se pudiera hacer mediante relevos. El traslado de viajeros y de mensajes, entonces, se hacía por este modo anteriormente. 

El imperio persa, uno de los que más territorios tuvieron, fue artífice de uno de los sistemas de postas más famosos de la antigüedad. Sus mensajeros debían repartir mensajes a lo largo de todas sus tierras en viajes diarios de más de 160 kilómetros realizando los mencionados relevos con sus caballos. Es por eso que, a lo largo de la historia, la palabra postal ha ido de la mano del correo ordinario.

Mirar al pasado, pero también al futuro

Este año, el Automobile Barcelona celebra su centenario, siendo el segundo salón más antiguo del continente solo superado por el de París. A lo largo de su historia, los vehículos más importantes de cada época han estado expuestos en la Ciudad Condal, convirtiéndose en una de las muestras de referencia no ya del continente, sino de tolo el mundo.

En esta galería se presentan algunas imágenes que muestras qué ha sido el centenario del Salón de Barcelona, rebautizado a Automobile Barcelona en 2017, momento en el que los automóviles se fusionaron con la tecnología del futuro en el salón. Este año, la muestra catalana ha dado un repaso a la historia de la industria con modelos como el Ford T de 1992, el Ferrari Testarossa del 1987, todas las novedades que llegan este año y prototipos como el Seat Minimó, que buscan definir el futuro de la movilidad y el sector.