Salones

Salón de París

Hyundai presentará el nuevo i30 Fastback N en el Salón de París

El nuevo coupé de altas prestaciones se convertirá en el Safety Car del Mundial de Superbikes a partir de 2019.

El i30 Fastback N rodando en Nürburgring.
El i30 Fastback N rodando en Nürburgring. | HYUNDAI
@alexsoler66

Hyundai también estará presente en el Salón del Automóvil de París, que se celebrará a principios de octubre. La firma coreana llega con novedades interesantes con la deportividad como protagonista. Desde la presentación del i30 N hace ya más de un año, la marca dio un paso más hacia el carácter 'racing'. Esa variante de su famoso compacto, con 275 CV de potencia, llegaba para ejemplificar un salto cualitativo en cuanto a diseño, acabados y materiales, además de para ofrecer un vehículo dinámico y divertido.

Desde entonces, Hyundai ha trabajado en esta línea y presentó el pasado julio un nuevo acabado N Line también para el compacto i30, una nueva versión que acercaba el vehículo estándar a la bestia que es el i30 N. Ahora, en el Salón de París, la firma coreana tiene pensado desvelar, a nivel mundial, su segundo modelo de alto rendimiento, el i30 Fastback N, un vehículo que, hasta ahora, solo se ha podido ver rodando en Nürburgring, circuito donde se gestó su hermano, con camuflaje.

Por otro lado, ampliando su experiencia 'racing', Hyundai también presentará la nueva 'N Option' en el i30 N, que ofrecerá una nueva apariencia deportiva y nuevas opciones de personalización para mejorar las prestaciones de sus futuros modelos. Saliendo de las variantes y los acabados más deportivos, el fabricante también expondrá el Kona eléctrico y el Nexo, un vehículo de hidrógeno. Con estos modelos y opciones, Hyundai quiere mostrar su nueva perspectiva de marca basada en tres características, seguridad, progreso y rendimiento.

Safety Car en el Mundial de Superbikes

Además, el nuevo i30 Fastback N llegará con una sorpresa. A partir de la temporada que viene, el nuevo deportivo coreano se convertirá en el Safety Car oficial del Mundial de Superbikes. La compañía y la organización del campeonato llegaron a un acuerdo para los próximos tres años. De este modo, la marca se acerca a la competición con su nuevo modelo de altas prestaciones y así mostrar su nueva filosofía y su nuevo coche por todo el mundo.