Salones

ENTREVISTA A ENRIQUE LACALLE

Enrique Lacalle: "El problema no es el diésel sino los coches más antiguos"

"El consumidor tiene un lío monumental y las declaraciones de las administraciones solo aumentan la confusión"

Enrique Lacalle con los carteles del salón de 1919 y de 2019.
Enrique Lacalle con los carteles del salón de 1919 y de 2019. | periodico
@xperezgimenez

De casta le viene al galgo. Tras la edición de 2001 del Salón Internacional del Automóvil Enrique Lacalle tomó el timón como presidente de un certámen que, entre 1966 y 1971 también presidió su padre. Hoy es el responsable de que la primera muestra ferial de España que cumple 100 años sea una de las referencias del sector del automóvil en Europa.

- Esta próxima semana arranca Automobile Barcelona. A partir del sábado ponen en manos del público 100 años de historia del automóvil en un momento en que, a veces, aparece cuestionado. En ese entorno, ¿qué espera de esta edición?

- Que vuelva a ser un éxito. Barcelona es una ciudad que siempre se ha entregado al salón del automóvil. En cien años de historia hemos mostrado al público lo más nuevo, las últimas tecnologías y nos hemos convertido en un referente. Creo que el automóvil ha formado, forma y formará parte de la ciudad. No entiendo que se le pretenda excluir. El automóvil es un socio para el ciudadano, un compañero de viaje, y todo eso lo hemos venido enseñando desde 1919. Es por eso que estoy convencido de que volveremos a ser el mejor escaparate para el sector.

- ¿El salón llega para un buen momento para el sector? Venimos de varios meses de caída de las ventas.

- Pienso que si llega en un buen momento. Creo que estamos ante una gran ocasión para el automóvil. Venimos de un año que ha sido bueno en cuanto a resultados y nos encontramos ante un momento clave en el sector. En 2018 el mercado creció cerca de un 7% y de cara a este año se espera que siga creciendo de forma moderada hasta alcanzar un 1,5% más, de ahí los descensos de los primeros meses de este año. España es el segundo país de Europa en cuanto a producción de vehículos por lo que se trata de un sector potente a nivel industrial. Piensen que el 3% de los coches que se fabrican en el mundo se hacen aquí y eso, pienso, es bastante relevante.

- No se puede negar que el mundo del automóvil se está transformando. ¿Estamos preparados para ello?

- Sin duda. La tecnología ha hecho que todo avance mucho más deprisa. La conectividad y los nuevos sistemas de movilidad forman parte de un día a día en el que el usuario demanda soluciones. En 2017 ya planteamos una nueva fórmula en el salón, cambiando a Automobile Barcelona, uniendo lo mejor de la tecnología y la automoción. Una mezcla del motorshow tradicional con el CES_de Las Vegas y el Mobile World Congress. Y el público nos dio la razón. Este año consolidamos la idea. Ofreceremos zonas de demostración para todas las nuevas tecnologías ligadas a la conectividad, la seguridad, la movilidad y la sostenibilidad. Creo que el usuario está perfectamente preparado para dar este salto evolutivo, pero también pienso que a veces no se está siendo justo con el automóvil.

-¿Porqué lo dice? ¿Por los ataques al diésel? ¿Por los que quieren alejarlo de la ciudad?

- De todo un poco. Pienso que el automóvil siempre ha sido un elemento clave en la evolución de la sociedad y por eso, como elemento de evolución, debe ir cambiando. Lo que pasa es que últimamente se le está atacando mucho. El consumidor tiene un lío monumental y las declaraciones de las administraciones solo aumentan la confusión.  La gente quiere comprarse coches, pero no sabe ni qué tipo de energía lo debe mover, ni si podrá usarlo para ir a trabajar de forma normal. Hay que pedir un poco de coherencia a todos. Las administraciones no lo han puesto fácil y han lanzado mensajes muy confusos. Lo que sí está claro es que el parque automovilístico debe renovarse, porque el problema no son los diésel sino los coches con más de diez años de antigüedad. Es por eso que en Automobile Barcelona queremos ser una plataforma de información real, explicando todos los pormenores de todas las tecnologías. Cargar contra el motor de combustión no es la solución. La electrificación es una apuesta para el futuro clara, pero no es la solución inmediata. Pienso que hay un espacio para cada propuesta. Nosotros queremos ayudar a elegir la correcta. Nuestra labor es didáctica y divulgativa.

-¿Piensa que el Gobierno debería hacer más por el sector?

 - El automóvil representa el 10% de PIB de este país y ocupa cerca del 9% de la población activa. Si el sector coge un resfriado, la industria española cogerá una pulmonía. Hay que ayudarlo. No creo que se haga eso con mensajes catastrofistas, populistas. El Gobierno debería concienciarse de la transformación que está viviendo el sector y del esfuerzo que están haciendo las marcas, para aportar una solución para que siga siendo el motor de la industria española. Poniendo palos en las ruedas no se avanza. Lo que el sector pide es que se escuche a los que estamos implicados en este mundo del automóvil. Si escucha, las cosas irán mucho mejor al país en general. Deberíamos caminar todos juntos. Los planes de ayuda son una muy buena manera de cuidar del sector, pero se puede ir más allá, mejorando otros aspectos. Pienso que hay que apostar por planes de achatarramiento coherentes para retirar de las carreteras y las calles de las ciudades a los coches más viejos, que sí son los que más contaminan.

- ¿Y qué me dice de trabajar sobre la fiscalidad del automóvil?

-Pues todavía mejor. Los planes ayudan mucho, pero el usuario y los propios fabricantes tienen que percibir realmente ese apoyo. Si apostamos por suprimir el impuesto de matriculación, rebajar del 21% al 10% el IVA de los vehículos eléctricos o buscamos un sistema impositivo ligado al uso, creo que avanzaríamos mucho más.

-Volviendo al Centenario, unirán pasado, presente y futuro. ¿Será el salón un punto de encuentro para la historia del automóvil?

- Hemos aumentado el espacio porque el salón crece en metros y vamos a tener una muy buena plataforma para la proyección del salón. Es por eso que siendo una ocasión única invitamos a todos los que celebren algo este año, a todos los que quieran compartir con el público ese momento, a que estén con nosotros. Hitos como el centenario del salón de Barcelona,  el centenario de Citroën,  el de Bentley,  los 100 años de la OICA (Asociación Internacional de Salones del Automóvil y Camiones), son momentos clave, históricos, irrepetibles, y por eso hemos querido celebrarlo todos juntos con el gran público. Que al fin y al cabo ha sido, es y seguirá siendo a quien nos debemos.