Salones

EL FUTURO DE LA MOVILIDAD

El Salón del Automóvil una pasarela conectada

El salón repite la Connected Street para demostrar al visitante las nuevas propuestas tecnológicas de conectividad.

conectividad
En esta edición el connected street repite.  | AGENCIAS
@xperezgimenez

La conectividad y las nuevas tecnologías se han convertido en un común denominador de Automobile Barcelona que este año celebra su Centenario en el Recinto de Monjuïc. La propuesta de un futuro en el que todos los vehículos ‘hablarán’ entre sí para construir un entorno de movilidad más seguro y sostenible ha encontrado en el Salón un punto de convergencia. Para poder experimentar de primera mano todo este presenten y futuro, Automobile Barcelona vuelve a contar con demostraciones en las que el público asistente percibirá de una forma clara el camino de la innovación.

En la edición de 2017 arrancó la plena transformación de Automobile Barcelona y el Connected Street fue todo un éxito. Por ello, la faceta didáctica y experiencial se repetirá en esta edición de Centenario para seguir ofreciendo una visión completa de hacia dónde va el automóvil.
El Connected Street permitirá a los visitantes sentirse parte de ese futuro conectado. Distribuido en varias zonas, una frente a la plaça de la Font Màgica de Montjuïc y otra junto a la exposición centenaria de Automobile Barcelona, las marcas participantes mostrarán al público los últimos avances encaminados a buscar una mayor seguridad en la carretera y una mejor movilidad en las ciudades. Hace unas fechas desde la Unión Europea se determinó que de cara al 2022 todos los automóviles nuevos deberán incorporar obligatoriamente tecnologías que en Automobile Barcelona y, concretamente, en el Connected Street las podremos contemplar en directo. 

Se trata de los sistemas ADAS, que poco a poco están entrando a formar parte de nuestro día a día y de la relación entre conductor, vehículo y su entorno. El asistente con cámara de marcha atrás, el frenado automático anticolisión y anti-atropello, la señal de frenada de emergencia, el asistente de velocidad, la alerta de cambio involuntario de carril, la advertencia de pérdida de atención, distracción y somnolencia al volante, el aviso de cinturones desabrochados, el interfaz para la instalación de un alcoholímetro. Algunos de estos sistemas ya disponibles en el mercado tendrán su plataforma de demostración en el Connected Street.

Además, los visitantes podrán  comprobar en persona los seis niveles que llevan hacia una conducción autónoma. Más allá de la comodidad que eso representa, las demostraciones que se efectuarán en Automobile Barcelona inciden en la importancia de estos sistemas para la seguridad tanto del conductor como de los pasajeros y el resto de ocupantes de la vía pública.

Pi

Podremos ver sistemas de llamada de emergencia, el e-Call (obligatorio en todos los vehículos nuevos desde el 31 de marzo de 2018), con la colaboración del equipo de Fast Parc Motor que ofrecerán información de cómo funciona este sistema y qué hay que hacer en caso de vuelco. Para ello habrá un elemento de simulación para mostrar los sistemas de protección anti-vuelco.

Los que quieran experimentar el nivel 1 con la frenada de emergencia automática, contarán con la ayuda de Idiada y la colaboración de varias marcas para mostrar en directo cómo funcionan estos sistemas de seguridad. En el nivel 2 y 3, de la mano del vehículo Nextech cedido por Idiada se podrá ver en directo la demostración de los diferentes sensores y pantallas que emplea el vehículo, cómo interpretan la información y cómo se traduce todo en una mayor seguridad y comodidad en la conducción.

Coche Autónomo  

Finalmente, con Easymile, los visitantes dispondrán de un circuito pensado para la conducción autónoma en la que un vehículo transportará sin conductor a ocho pasajeros en cada viaje de demostración. Todo un nivel 4 llevado a la práctica en Automobile Barcelona. Conducción a través de cámaras que identifican objetos y personas, sistemas infrarrojos de aviso de animales o peatones y así una larga lista que estará disponible en las diferentes zonas de demostración.

Para los que busquen propuestas atrevidas, sólo hasta la jornada del domingo también se podrá ver el primer coche volador real, el PAL-V que también aterriza en Automobile Barcelona, aprovechando las actividades de su European Tour.

Con el Connected Street se ofrece un espacio tecnológico para que el público conozca en profundidad todo lo que va a llegar (y ya está llegando) en el mundo del automóvil. Vivir y experimentar el futuro en una propuesta única. En el interior de la carpa de conferencias del Connected Street se mostrarán en pantallas videos de las marcas con sus innovaciones y proyectos de futuro tanto en conducción autónoma como en electrificación. Por último, para los más curiosos no se pierdan una pequeña muestra del primer GPS, los sistemas de navegación y otras curiosidades, acompañadas de diferentes charlas por parte de expertos en conectividad.