Salones

AUTOMOBILE BARCELONA

El 600 más caro de la historia de Seat se expuso en el salón

El vehículo en cuestión, un 600D del año 1957, costó a la marca 313.300 pesetas y se mostró en la edición de 2007

600 d front 242353
El 600 más caro de la historia de Seat se expuso en el salón. | motor
@xperezgimenez

El Automobile Barcelona es un hervidero de novedades y de historias a cada edición que pasa. Este año veremos, para celebrar su centenario, una exposición con 25 modelos emblemáticos de la historia del automóvil y del salón. Sin embargo, seguro que a más de uno se le ocurrirá un modelo que no esté y que le gustaría que hubiese estado, ya sea por su historia particular o porque, sencillamente, le guste más.

Uno de los modelos que no está y que seguramente debería haber estado en una lista más amplia es el Seat 600. El coche con el que España se puso sobre ruedas. El responsable de la colección de Seat Coches Históricos, Isidre López,  tiene un sinfín de anécdotas relacionadas con muchos de los modelos que se han ido recuperando con el paso de los años para ‘construir’ en un futuro el gran museo que merece Seat.

El Seat 600D que recibió Seat, restaurado. | SEAT

Entre los coches emblemáticos que se guardan en la nave A-122, el almacén que oficia de ‘museo provisional’ de Seat hay uno en especial que tiene su historia particular y que fue protagonista en uno de los salones del automóvil de Barcelona. Se trata de un Seat 600.

Expuesto en 2007

En la edición del salón del año 2007 la marca lo mostró en su estand del pabellón italiano y lo que muy pocas sabes es que se trata del Seat 600 más caro de la historia. En su época no tenía un precio elevado. Su coste rondaba las 65.000 pesetas (390,66 euros). El 600 se expuso junto a otros modelos de la marca que tenían un carácter deportivo.  Sin embargo, el precio que pagó Seat por él fue muy superior al de compra del año 57, y es que el coche en cuestión era una donación de un particular que lo dejó en herencia a Seat.

El Seat 600D original de la donación. | SEAT

Antonio Hernández de Madrid Arias quiso, en su testamento, donar su Seat 600 D con matrícula M-468992 y número de bastidor BA-219562 al ‘Museo de Carruajes de la Sociedad Española de Automóviles de Turismo de Barcelona’ (Seat).  A priori era un 600 más, pero la marca  no disponía de una unidad de esta versión y aceptaron encantados la donación. Pero la llegada del 600 a la nave A-122 procedente de un garaje madrileño de la calle Rio Rosas no iba a ser fácil.

270.000 pesetas de párking

La marca, al aceptar la herencia, tuvo que acabar pagando por él. Y no solo por un tema de impuestos ni de derechos de aceptación de herencia ni nada por el estilo. Hubo impuestos, sí, pero pocos.  Resulta que el Seat 600 D de nuestra historia particular del Automobile Barcelona (en un perfecto estado de conservación incluyendo algunos adornos de aluminio originales) estaba aparcado en un parking de Madrid y, desde que el anterior propietario lo depositó allí hasta que Seat lo retiró tras la muerte del mismo para incorporarlo a su colección.

Documentación del Seat 600D. | SEAT

Cuando Seat fue a por él, el coste del párking ascendía hasta las 270.000 pesetas (1.622,73 euros). La marca lo pagó y trasladó el coche a la Zona Franca. Además, Seat tuvo que aceptar, en el año 1996, ante notario el legado del vehículo y abonar el coste de la escritura notarial que ascendía a unas 20.000 pesetas (120 euros). 

El Seat 600D en una Traveseat. | SEAT

También se tuvo que abonar el cambio de propiedad del coche, una gestión ante la Dirección Provincial de Tráfico de Barcelona que costó 17.000 pesetas (102 euros) y, finalmente, abonar el Impuesto de Circulación de la época que ascendía a 6.300 pesetas (37,86 euros). Con todo ello, rescatar el Seat 600 D que hoy es la joya de la gama del museo de Seat costó finalmente a 313.300 pesetas (unos 1,882,97 euros) de la época. Casi seis veces su precio original del año  1965.

Espíritu de competición

Una vez llegó a Zona Franca el equipo de restauración, en el que estaban seis operarios jubilados, que por aquel entonces hacían el mantenimiento de la colección de coches históricos de Seat, empezó a  restaurarlo y lo pintó con la bandera a cuadros rojos en el techo.  El Seat 600 más caro de la historia  fue expuesto recreando el espíritu de competición de la marca en la edición del salón internacional del automóvil del año 2007, junto a otros coches históricos de la marca como el Seat Fórmula. Este Seat 600D también estuvo en el encuentro de Essen de la Techno Clássica de ese mismo año.

Seat 600D. | SEAT

Ahora es una de las piezas más preciadas de la colección de Seat Coches Históricos que custodia Isidre López en la nave A-122 de la Zona Franca. El modelo fue totalmente restaurado y actualmente está pintado con un color crema original de la época. Recientemente fue protagonista al salvarse, junto a toda la colección, del incendio que asoló una nave anexa al lugar donde se restaura la historia de Seat.