Salones

el primer coche de bcn

Bonet y De la Cuadra, pioneros del automóvil en BCN

El primer vehículo 'made in Spain' se hizo en Barcelona en 1889 y la primera fábrica se creó en 1895.

triciclo-bonet-1
Primer coche made in Spain, el triciclo de Francesc Bonet. | motor
@xperezgimenez

Cuando algo cumple cien años suele llevar asociado un sinfín de anécdotas, curiosidades y momentos dignos de ser recordados. Este año Barcelona cumple cien años como organizadora del primer salón internacional del automóvil de España (el único que tuvo, tiene y tendrá esta atribución internacional), pero como hemos podido ver en las semanas anteriores, la historia del romance entre el automóvil y Barcelona viene de muy lejos. La cultura del motor siempre ha estado ligada a la ciudad y, como afirma el presidente de la muestra, Enrique Lacalle, “la sangre del motor corre por las venas de los barceloneses”.

La capital catalana fue el escenario por el que rodó el primer coche con motor de explosión fabricado en España. Fue el empresario textil Francesc Bonet quien, a finales del siglo XIX y tras visitar la Exposición Universal de París, quedó asombrado por los vehículos a motor que allí se mostraban y decidió construir uno. Aquirió un propulsor diseñado bajo licencia del ingeniero alemán Gottlieb Daimler (junto a Karl Benz padre del gigante Mercedes-Benz).

Corría el año 1889 y Bonet febricó una especie de bastidor con ruedas de carro revestidas de goma. Inicialmente (tal y como figuraba en la patente del registro) el coche debía tener más ruedas, pero acabó construyéndolo sólo con tres, con la trasera como elemento motriz mientras que las dos delanteras eran directrices. 

Y tras el primer coche ‘made in Spain’ no iba a ser extraño contemplar en Barcelona la primera fábrica de coches. En el año 1895 Emilio de la Cuadra, un ex-militar, quiso materializar su pasión por las carreras de coches creando la Compañía General de Coches Automóviles Emilio de la Cuadra, Sociedad en Comandita.

Lo hizo en la calle Diputación esquina Paseo de San Juan (hoy sede de la Consellería de Interior). Allí produjo los primeros coches... ¡con motor eléctrico!, así, además de ser la primera fábrica, De la Cuadra tuvo el honor de producir el primer coche eléctrico nacional. La falta de autonomía hizo que acabara empleando motores de combustión. Se asoció con Mark Birkigt (quien acabaría siendo artífice de la nueva compañía Hispano-Suiza). Juntos crearon sus primeros sueños sobre ruedas.