Ferrari

El V8 de 3.9 litros y doble turbo de Ferrari gana el premio al motor del año

Ferrari ganó los premios al mejor motor del año y al mejor propulsor de más de 650 CV con su potente V8.

V8 de 3.9 litros y doble turbo en el Ferrari 488 GTB.
V8 de 3.9 litros y doble turbo en el Ferrari 488 GTB. | FERRARI
@alexsoler66

Los 68 miembros del jurado que votan en el prestigioso premio International Engine of the Year Awards (IEOTY), el premio para los mejores motores del año, ha vuelto a premiar, por cuarto año consecutivo, al conocido V8 de 3.9 litros y doble turbo de Ferrari como el mejor motor del mundo. El reconocido propulsor lo montan varios modelos de la firma del 'Cavallino Rampante', el nuevo F8 Tributo, en el que entrega 720 CV de potencia, en el 488 Spider, el 488 Pista, el 488 Pista Spider, el GTC4 LussoT y el Portofino.

Los jueces han valorado el renidimento del propulsor, el prácticamente inexistente retraso de la respuesta del turbo, la eficaz entrega de toda su potencia al suelo, un rugido muy característico y, por su supuesto, las sensaciones que transmite en cada uno de los vehículos que lo montan.

Ferrari gana así por cuarto año seguido el premio gracias a su motor V8 de 3.9 litros, que el año pasado destacó por sus cualidades en el 488 Pista. Asimismo, el año pasado fue reconocido con dos premios más por el motor V12 de 6.5 litros y 800 CV que se desarrolló para propulsar el gran turismo 812 Superfast. El potente V12 conquistó las categorías de mejor motor nuevo y mejor motor por encima de los 4.0 litros. Con todo, Ferrari ya suma 29 trofeos en los 21 años que se llevan celebrando los premios, siendo la marca de superdeportivos más laureada de todas.

Premios en el resto de categorías

No solo se premió a los de Maranello, habiendo varios premios destinados a motores de distintas potencias y propulsiones que se repartieron entre otras marcas. Así, Ford conquistó el galardón al mejor motor de menos de 150 CV con su tres cilindros turbo de 1.0 litro de gasolina y Audi hizo lo propio en la categoría de entre 150 y 250 CV con su TFSI, también de gasolina, de 2.0 litros y cuatro cilindros.

Ferrari F8 Tributo. | FERRARI

En cotas de potencia más elevadas, el motor de Porsche de 2.5 litros turbo fue premiado en la categoría de mejor motor de entre 250 y 350 CV y el eléctrico del Jaguar I-Pace en las categorías de motor eléctrico y mejor motor de entre 350 y 450 CV. BMW, con su combinación de motor de gasolina de 1.5 litros y tres cilindros y propulsor eléctrico, fue galardonado con el premio al mejor propulsor híbrido. Por encima, el premio al mejor motor de entre 450 y 550 CV fue para el V8 de doble turbo y 4.0 litros de Mercedes-AMG, montado en vehículos como el AMG GT, y el de más de 650 CV se lo llevó, también, el V8 de 3.9 litros y doble turbo de Ferrari.