vehículos de hidrógeno

Preguntas y respuestas sobre los coches de hidrógeno

Los vehículos de hidrógeno no generan emisiones y son la alternativa a los coches eléctricos.

Hyundai Nexo.
Hyundai Nexo. | HYUNDAI
@alexsoler66

Los coches de hidrógeno o de pila de combustible son vehículos propulsados solo con hidrógeno. Como los eléctricos, su propulsión es cero emisiones, ya que emite vapor de agua y, por lo tanto, no contamina. Los pocos vehículos disponibles de este tipo pegan la etiqueta 'cero emisiones' en el parabrisas y resuelven algunos de los principales problemas del eléctrico, como la velocidad de recarga, por lo que se convierten en una alternativa a tener en cuenta.

Sin embargo, la poca oferta de este tipo de vehículos y la escasa promoción de esta propulsión, aunque la Asociación Española del Hidrógeno promueva su uso como vector de transición energética en España, hacen que la mayoría de usuarios no conozca esta tecnología. Estas son algunas preguntas y respuestas sobre los coches de hidrógeno.

FAQ sobre vehículos de hidrógeno

¿Cómo funcionan los vehículos de hidrógeno?

Los vehículos de hidrógeno usan este gas para generar la energía que propulsa al vehículo. Sus elementos clave son el tanque de hidrógeno, donde se almacena el gas, la pila de combustible, una batería y un motor eléctrico. En resumen, el gas entra en la pila de combustible, donde se mezcla con oxígeno en una reacción que resulta en la generación de electricidad y agua. Mientras la electricidad se almacena en la batería y se usa para alimentar al motor eléctrico, el agua se expulsa en forma de vapor por el tubo de escape. En ocasiones, el vehículo equipa un sistema de frenada regenerativa para aprovechar el exceso de potencia y alargar su autonomía.

¿Cuánto se tarda en repostar un coche de hidrógeno?

El tiempo de repostaje de un vehículo de hidrógeno no suele llevar más de cinco minutos. El proceso es prácticamente el mismo que el de repostar gasolina o gasóleo. Basta con ir a un establecimiento que ofrezca hidrógeno y conectar la manguera al depósito, que queda sellada mientras se produce la recarga.

¿Qué autonomía ofrecen estos vehículos?

La autonomía del Hyundai Nexo ofrece una autonomía cercana a los 600 kilómetros. La segunda generación del Toyota Mirai, que llegará el año que viene, promete superar los 500 kilómetros, ya que la marca asegura que se incrementará en un 30% respecto a la de la primera generación, que es de 483 kilómetros.

Toyota Mirai Concept, el prototipo de la segunda generación. | TOYOTA

¿Dónde se pueden repostar?

Es el gran punto flaco de los vehículos de hidrógeno. La apuesta por esta tecnología es muy débil comparada con la eléctrica y, por eso, hay pocos puntos de repostaje para estos vehículos. Según el Centro Nacional del Hidrógeno, hay seis puntos de repostaje en España, uno en Huesca, otro en las proximidades de Castillazuelo (Huesco), otro en Zaragoza, otro en Albacete, otro en Puertollano y otro en Sevilla. Además, hay cuatro puntos en construcción: Tarragona, Fraga, Zaragoza y Huesca.

¿No contaminan nada?

Durante su propulsión, no. El problema radica, como en los eléctricos, en los procesos de producción de sus baterías y en el proceso de obtención del hidrógeno. En este segundo caso, de un modo resumido, el hidrógeno puede obtenerse dos formas: mediante electrolisis del agua, un modo limpio que aseguraría una obtención respetuosa con el medioambiente; y mediante su extracción de los recursos fósiles, como el metano, en un proceso que libera mucho dióxido de carbono. Otro problema, derivado de la producción del gas, es el precio del proceso, precio que encarece la cifra a pagar al repostar, que puede superar la del gas natural, por ejemplo.

Algunos coches de hidrógeno

Hasta ahora, algunos coches de hidrógeno lanzados al mercado han sido el Toyota Mirai, que tendrá segunda generación en 2020, el Hyundai Nexo y el Honda FCX Clarity. Audi, BMW y General Motors están desarrollando vehículos de hidrógeno.