ESPACIO POLESTAR

Polestar quiere disponer de 60 puntos de venta en menos de dos años

La marca de rendimiento eléctrico de Volvo quiere acercarse a los clientes con la apertura de espacios minimalistas.

Con un entorno minorista, aportará un nuevo enfoque a la venta de automóviles.
Con un entorno minorista, aportará un nuevo enfoque a la venta de automóviles. | POLESTAR

Motor Zeta

La firma de rendimiento eléctrico independiente del Grupo Volvo Cars está desarrollando un nuevo concepto de espacios minoristas para acercar la marca al cliente. Polestar quiere distanciarse de los concesionarios tradicionales y aportará un enfoque diferente a la venta al por menor, y aunque todavía está por conocerse la ubicación del primer centro, desde Gotemburgo ya se han marcado el objetivo de tener 60 puntos disponibles en todo el mundo a mediados de 2020.

Al igual que con sus vehículos de altas prestaciones, Polestar quiere que sus espacios ofrezcan una concepción minimalista, destacando el lenguaje, la filosofía y experiencia de la marca. Siguiendo un patrón artístico, distintos componentes como las ruedas o determinados elementos de fibra de carbono se mostrarán de manera aislada para destacar su exclusivo diseño. Asimismo, los acabados se presentarán en un contexto especial, incluyendo los colores de la pintura y las muestras de piel del interior del vehículo. 

El Polestar 1 será el primer vehículo de la firma en dichos espacios | POLESTAR

"Polestar será una marca plenamente digital, pero en los Espacios Polestar los clientes tendrán un contacto directo con nosotros. En ellos podrán hablar con un experto en la marca y los productos, descubrir la ingeniería subyacente y, por supuesto, probar los vehículos", ha señalado el consejero delegado de la compañía, Thomas Ingenlath, en un comunicado de la firma.

Una de las mayores diferencias con los concesionarios tradicionales es que en los puntos de venta de Polestar no habrá vendedores a comisión, ya que los clientes realizarán el pedido del vehículo a través de internet. De esta manera se desligan de ciertos inconvenientes que genera la compraventa clásica, además de que no se presionará al comprador a firmar un contrato.

El Polestar 1, un híbrido con 600 CV y una autonomía exclusivamente eléctrica de 150 kilómetros, será el primer vehículo de la firma que podrá verse en dichos espacios. En el futuro, los Polestar 2 y 3 se unirán a la gama como vehículos completamente eléctricos.