Opinión

LOS TIEMPOS QUE VIENEN

Tecnología, sí, pero funcional, también

La evolución de la tecnología nos está llevando a olvidar la finalidad primera del coche que es conducirlo

El futuro se verá en el Automobile Barcelona.
El futuro se verá en el centenario del Automobile Barcelona. | motor
@xperezgimenez

Skoda tiene como lema el ‘simply clever’ algo así como funcionalidad a tope. La verdad es que, sin hacer grandes estridencias a nivel de implantación tecnológicas, la marca checa ha conseguido colgarse la medalla de la armonía entre lo técnico y lo útil.

Digo todo esto porque empiezo a tener la sensación de que algunas marcas están olvidando la parte funcional para abandonarse en los brazos de la última tecnología. Está muy bien que un coche te diga a través de sus aplicaciones cuánto pan tienes en casa o si hay que buscar otro restaurante en la ruta porque se les han acabado los percebes. ¿Mola? Pues sí, aunque... ¿es útil? Pues no sé, qué quieren que les diga.

Creo que muchas marcas están empezando a cargar de conectividad, aplicaciones y sistemas multimedia que más que facilitar la vida al conductor lo que hacen es añadir tantos parámetros que al final se nos va a olvidar para qué usamos el coche, además de para desplazarnos. Conducir. Eso que a veces parece que no quieren que hagamos.

Estoy a favor de la tecnología, por seguridad, pero sobre todo que sea funcional y sencilla. No todos somos nativos digitales.