Movilidad

COCHES ELÉCTRICOS

Los coches eléctricos tendrán que hacer ruido cuando circulen

La circulación silenciosa de los vehículos eléctricos incrementa los atropellos a peatones.

Vehículo eléctrico
Vehículo eléctrico | AGENCIAS
@Gemmagf_

Si te pedimos que enumeres las ventajas de los vehículos eléctricos, además de la mejora de la calidad del aire, seguramente dirás que son más silenciosos que los coches convencionales. Sin embargo, en muchas ocasiones, esta ventaja a primera vista puede convertirse en una gran desventaja. Y es que está comprobado que el hecho de que estos coches no hagan ruido puede llegar a causar un número mayor de atropellos a peatones. Así, lo que es beneficioso para reducir la contaminación acústica en las grandes ciudades, resulta peligroso para la seguridad de las personas.

La escasa rumorosidad de este tipo de vehículos en marcha propicia más atropellos, puesto que a veces es prácticamente imposible oírlos y, como consecuencia, percatarse de su presencia. Así mismo lo indica un estudio elaborado por la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras de Estados Unidos (NHTSA). Dicho estudio muestra como los coches eléctricos tienen hasta un 35% más posibilidades de atropellar a un viandante que un coche con motor convencional. La cifra se eleva hasta el 57% en lo que se refiere a la probabilidad de accidentarse con un ciclista.

Pues bien, tanto influye este silencio en la seguridad de los peatones que a partir del mes de julio del próximo año 2019, todos los coches eléctricos, híbridos, híbridos enchufables y vehículos de pila de combustible que pesen menos de 4,5 toneladas deberán emitir ruido cuando estén en circulación por estas razones de seguridad.

Por el momento, nada se sabe sobre cómo tendrá que ser el sistema que consiga provocar este sonido, aunque sí hace hincapié en que debe ser obligatorio y que no se podrá desconectar de ninguna manera. Los vehículos de más de 4,5 toneladas quedan fuera de esta ley de momento, pues deberán aplicar la misma normativa a partir del año 2021.

Algunas marcas como, por ejemplo, Nissan ya se han anticipado a esta ley. De hecho, la marca japonesa ha incorporado en la nueva generación del Nissan Leaf un sonido -llamado Canto- que cambia de tono en función de si el vehículo está acelerando, desacelerando o circulando marcha atrás.