DGT

Las sanciones por usar el móvil al volante se endurecen

El uso del móvil durante la conducción sigue siendo un problema grave que debe encontrar solución.

Mujer usando el teléfono móvil al volante
Mujer usando el teléfono móvil al volante | PXHERE
@Gemmagf_

El uso del teléfono móvil al volante es, en la actualidad, una de las causas que ocasionan más accidentes en carretera. Y es que, hoy en día, las distracciones hacen que nos juguemos la vida al volante día tras día. La Dirección General de Tráfico (DGT) sabe que esta situación resulta un grave peligro para la sociedad en general, por ello pretende endurecer las sanciones que se impongan a aquellas personas que utilicen el móvil mientras conduzcan. Actualmente, el uso de este dispositivo está castigado con una sanción de 200 euros y con la detracción de tres puntos del carné de conducir, pero ahora ya se está trabajando con la intención de endurecer dichas sanciones. En estos instantes, se están estudiando los distintos cambios que se pretenden introducir en esta reforma, con el objetivo de llevar a cabo aquellos que mejoren nuestra seguridad.

No obstante, Pere Navarro, el nuevo director general de Tráfico, ya tiene clara cuál será la primera medida que se llevará a cabo para combatir la cifra de muertos en carrera. Navarro modificará el permiso de conducir por puntos que, a su vez, incluirá mayores sanciones por el uso del móvil al volante.

Así, el director de la DGT ha explicado que los cambios se centrarán en una actualización. “Hay que hacer algo con las carreteras secundarias, habrá que hacer algo con las motocicletas, con las distracciones, con los peatones…”, ha señalado Navarro, en referencia a los factores con cifras de siniestralidad más preocupantes.

También, ha puesto el foco sobre los colectivos más desprotegidos. “El 46% de los fallecidos en el año 2017eran peatones, ciclistas o motoristas”, ha destacado antes de añadir que “esta es una tendencia que cada año va subiendo, lo que significa que en dos o tres años va a haber más fallecidos vulnerables que fallecidos sobre cuatro ruedas”. No olvidemos que, en 2017, fallecieron 78 ciclistas, 359 motoristas y 351 peatones.