infraestructuras

La Generalitat aumenta su control sobre el Circuit de Barcelona Catalunya

El Ejecutivo catalán aporta 4,5 millones en una ampliación de capital a través de Avancça

Vettel y Raikkonen pasan frente a la tribuna principal de Montmeló.
Vettel y Raikkonen pasan frente a la tribuna principal de Montmeló. | periodico

Agustí Sala

La Generalitat ha decidido incrementar su participación en el Circuit de Barcelona Catalunya a través de una ampliación de capital de 4,5 millones de euros a la que no han acudido otros de los socios, como el RACC. La participación pública superará el 78%, frente al 76% con el que contaba en la actualidad.

Con esta operación, realizada a través de la sociedad pública Avancça, el Govern trata de contribuir a superar las "fuertes tensiones de tesorería" que ocasionan en la sociedad que explota la infraestructura los elevados costes por la celebración del Gran Premio de Fórmula 1 y de Moto GP, según publica el Diari Oficial de la Generalitat de hoy.

Esta aportación era esencial, dado que la intervención de la Generalitat mediante el artículo 155 de la Constitución había dejado en el aire el desarrollo del plan estratégico 2019-2022 del circuito y asegurar el seguimiento de la Fórmula 1, cuyo contrato con el conglomerado de EEUU, Lberty Media, vende el año que viene. La competición de Moto GP, propeida de Dorna, está asegurada porque el contrato vence en el 2021.

Conselleria de Empresa

La Genetralitat ha dado instrucciones a sus representantes en el consejo de administración de Circuits de Catalunya, S.L. , para que cedan los derechos a Empresa de Promoció i Localització Industrial de Catalunya (propiadad de la firma pública Avancçadependiente de la Conselleria de Empresa).

Tras la operación, la sociedad pública aumenta su participación hasta el 26,89%, frente al 24% que tenía hasta ahora. Si se suma a esta cuota la que tenía directamente la Generalitat, se alcanza más del 78% de capital. El RACC baja por debajo del 15% que tenía. El otro accionista es el ayuntamiento de Montmeló, con menos del 7%.

La sociedad que explota la infraestructura tiene a su vez firmado un convenio con el Ayuntamiento de Barcelona por el que recibe 2,5 millones este año y otros 1,5 millones el año que viene. Además, la Diputació de Barcelona aporta otro millón.

El Circuit, con unos ingresos de 35,3 millones, registró unas pérdidas de siete millones en su último ejercicio, tras alcanzar los 10,8 millones en el 2016. El plan estratégico nuevo prevé alcanzar el equilibrio (ni beneficios ni pérdidas) en el 2021, pero eso está vinculado a amarrar otros ters años el campeonato de F-1.