RALLY BARCELONA-SITGES

La 61ª edición del Rally Barcelona-Sitges vuelve a hacer historia

Esta nueva edición del Rally ha vuelto a significar a este evento como uno de los más representativos del vehículo antiguo.

Rally Barcelona-Sitges.
Rally Barcelona-Sitges. | FOMENT DE SITGES

Motor Zeta

Las calles de Barcelona y Sitges, así como las de las poblaciones que unen su recorrido, han visto un año más cómo el tiempo se ha detenido por unas horas para contemplar las joyas tecnológicas que han formado parte de la 61ª edición del Rally Barcelona-Sitges.

Un total de 71 coches de época, 24 de ellos centenarios, más 18 motocicletas, estaban convocados para concentrarse a partir de las 8:30 de la mañana en la Plaza Sant Jaume de Barcelona. El tradicional punto de salida en la capital catalana, primer punto de referencia del día, pronto estuvo copado por los vehículos, cuidadosamente estacionados por sus conductores con ayuda del equipo de la organización.

FOMENT DE SITGES

 
Pilotos y acompañantes, todos vestidos con trajes propios de la época de sus vehículos, realizaron en el Ayuntamiento el protocolario posado antes de disfrutar del tradicional desayuno con chocolate en el interior del Consistorio. 

Minutos antes de las 10:30, hora señalada para el comienzo del Rally, todos los participantes arrancaban los motores de sus vehículos, uno de los momentos que reconocen como más emocionantes del día. Rodeados por la sinfonía de petardeos de los motores de gasolina, el alcalde de Sitges, Miquel Forns, y la comisionada de Deportes del Ayuntamiento de Barcelona, Marta Carranza, dieron el banderazo de salida para que el Citroën Type A de 1919 conducido por Antonio Castillo, con el dorsal número 25, encabezara la comitiva.

FOMENT DE SITGES

Por delante, a los vehículos les esperaban los más de 40 kilómetros que separan a la Ciudad Condal de Sitges, y ya desde la misma calle Ferran en dirección a las Ramblas los participantes tomaban conciencia de la expectación que despierta el Rally. Miles de personas les esperaban desde los primeros metros en Barcelona y a lo largo de la mayor parte del recorrido, que transcurría por L'Hospitalet, Cornellà, Sant Boi, Viladecans, Gavà y Castelldels, donde saludaban y animaban a los ocupantes de los coches y motos históricos. 

Prácticamente a la vez que los primeros vehículos entraban en el puerto, donde harían un descanso tomando un cóctel, a las 12:30 en el Paseo de la Ribera de Sitges comenzaba la actuación de Jazz del grupo Djangolé, que animó el ambiente en la zona de La Fragata mientras se esperaba el reinicio de la marcha, a las 13:30, por las calles del centro de la localidad en un recorrido que finalizó en el parque cerrado ubicado bajo Parroquia de Sant Bartomeu y Santa Tecla.

FOMENT DE SITGES

Desde allí, los participantes acudieron al Hotel Dolce Sitges para celebrar la comida de gala y la entrega de premios y homenajes, hasta las 17:30 horas aproximadamente.