El dilema del diésel

Las asociaciones siguen recordando la importancia del diésel

Argumentan que los nuevos diésel son más respetuosos y que el problema está en el parque envejecido.

El diésel debe seguir siendo importante.
El diésel debe seguir siendo importante. | AMDA
@alexsoler66

A lo largo de toda la industria del automóvil hay marcas, como Honda, que siguen defendiendo que el diésel debe tener un peso importante en un futuro próximo. Del mismo modo, asociaciones como Anfac no dejan de repetir que lo importante es reducir la edad del parque automovilístico español, ya que, según un estudio de GreenChem, un vehículo diésel de 12 años o más, la edad media del parque español, emite hasta un 90% más de NOx (óxidos de nitrógeno) que uno nuevo.

AMDA, la Asociación Madrileña de Distribuidores de Automóviles, ha sido la última asociación en posicionarse a favor del diésel y pide "políticas más meditadas y noticias menos alarmistas". AMDA también argumenta que los diésel actuales poco tienen que ver con los de principios de siglo, ya que su complejidad y tecnología han hecho que reduczan tanto las emisiones de NOx que ya casi se han equiparado con los gasolina. "Sería importante que hubiera desde el Gobierno un enfoque integral para el sector de la distribución del automóvil que recoja una fiscalidad nueva y más verde que fomente la renovación del parque", propone la asociación en un comunicado, que tampoco se olvida del vehículo eléctrico pidiendo a la administración que lo fomente.

En desacuerdo con la subida del precio del diésel

Del mismo modo que otros organismos, AMDA también se opone a la subida del precio del diésel y expone que las emisiones no deberían ser una excusa, porque no se pueden comparar las emisiones de los diésel actuales a los antiguos. La asociación explica qué elementos básicos han permitido mejorar en este aspecto, pasando por el filtro de partículas, la válvula de recirculación de gases de escape, EGR, y la introducción de sistemas que permiten reducir las emisiones de NOx, como la inyección de AdBlue o una versión avanzada de un catalizador. Es por estas tecnologías complejas que AMDA, sin embargo, recuerda que es muy importante que mantener un mantenimiento apropiado y estricto, porque es muy importante que funcionen de forma correcta durante todo el tiempo.

En cuanto a las noticias alarmistas sobre el diésel, que se suman a palabras como las de la Ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, cuando dijo que este combustible tiene "los días contados", no hacen más que avivar la incertidumbre en los que acaban de comprar un diésel nuevo como en los interesados en hacerlo en un futuro próximo. Este tipo de noticias y palabras han hecho, como apunta el Observatorio Cetelem sobre motor, que los interesados en comprarse un coche diésel hayan caído del 62% en 2017 al 26% en 2018. Aunque parte de estos compradores viran hacia la hibridación, la mayoría ha cambiado de objetivo hacia un vehículo de gasolina, algo que, a su vez, ha provocado que las emisiones medias de los vehículos nuevos hayan subido dos años seguidos por primera vez en más de una década. "Estas noticias perjudican a los concesionarios, a los fabricantes, a los ciudadanos que ya tienen un diésel, al mercado de segunda mano y a todos los que necesitan cambiar su vehículo", asegura Moisés González, presidente de AMDA, en un comunicado.

Como la mayoría de actores en este tema, la asociación no deja de pedir políticas no agresivas que ayuden a hacer la transición a la movilidad eléctrica de un modo no forzado sin perjudicar al mercado ni a los usuarios de vehículos diésel.