Hispano Suiza

Hispano Suiza llamará Carmen al superdeportivo con el que resucitará

El superdeportivo eléctrico costará 1,5 millones de euros y se producirá a un ritmo de cinco por año.

El Hispano Suiza Carmen se presentará en Ginebre.
El Hispano Suiza Carmen se presentará en Ginebre. | HISPANO SUIZA
@alexsoler66

Hispano Suiza llamará Carmen al superdeportivo eléctrico que presentará en el próximo Salón de Ginebra en marzo, con el que renacerá tras más de 80 años sin fabricar un vehículo nuevo. El nombre del vehículo será, como ha confirmado el presidente de la marca, Miquel Suqué Mateu, a Motor Zeta, un "homenaje que hacemos a nuestra madre porque murió hace casi un año y porque fue presidenta de Hispano Suiza". La marca, propiedad ahora de la familia Mateu y del Grupo Peralada, fue fundada por Damián Mateu, bisabuelo de Miquel Suqué, que la dejaría al abuelo del actual presidente y, posteriormente, llegaría a su madre antes de heredarla el mismo Suqué.

Cuando en octubre se desvelaron las intenciones de Hispano Suiza de volver al panorama automovilístico con un nuevo vehículo, todas las informaciones apuntaron a un coche coherente con el estatus lujoso de la marca y ya se apuntó que el precio del superdeportivo eléctrico sería muy elevado y su producción muy limitada. Suqué ha confirmado también a este medio que el precio de venta se situará en 1,5 millones de euros. "Este precio corresponderá al coche básico", ha admitido. "Los extras se centrarán en acabados y materiales", ha añadido. En cuanto a la producción, Hispano Suiza fabricará únicamente 19 unidades del Carmen a un volumen de cinco unidades al año. Cada unidad del vehículo se fabricará bajo pedido del comprador con caraterísticas únicas para cada una.

Hispano Suiza H6C Dubonnet Xenia, uno de los modelos más míticos de la marca. | MOTOR

Hispano Suiza

Hispano Suiza Fábrica de Automóviles se fundó en 1904 y fue una de las marcas más reconocidas durante los primeros años del siglo pasado. En 1946, la división de automóviles de la firma fue nacionalizada por el Instituto Nacional de Industria y dejaría de producir vehículos bajo el nombre Hispano Suiza. Durante esos años, modelos de la talla del H6B o el H6C Dubonnet Xenia de 1938, coche en el que el Carmen se fijará mucho, fueron parte del legado que dejó el fabricante en su época dorada.

Tras un amago de vuelta en los años 2000 y 2001 con el K8 y el H21-GTS, prototipos desarrollados bajo el paraguas de un acuerdo con la ingeniería MazelHispano Suiza vuelve con su primer vehículo 100% propio desde hace más de 80 años, el Carmen.