Rivian

Amazon compra 100.000 furgonetas eléctricas a Rivian

Rivian desarrollará y producirá las furgonetas exclusivamente para el gigante del comercio electrónico.

Rivian R1S.
Rivian R1S. | RIVIAN
@alexsoler66

A principios de año, Rivian Automotive LLC, una marca de vehículos eléctricos fundada por Robert "RJ" Scaringe, al que algunos llaman "el nuevo Elon Musk", recibió una importante inversión gracias a la ronda de inversión de 700 millones que lideró Amazon. Tal ha sido la apuesta del gigante del comercio electrónico en la firma estadounidense, antes incluso del inicio de la producción de sus vehículos, ya ha firmado un pedido de 100.000 unidades de furgonetas eléctricas.

El pedido fue confirmado por Jeff Bezos, CEO de Amazon, en Washington como parte del plan de la compañía para ser neutra en emisiones en 2040. No obstante, Rivian no tiene entre su oferta ninguna furgoneta eléctrica, con lo que estas unidades se desarrollarán exclusivamente para Amazon y se producirán en la planta de la marca en NormalIllinois. El objetivo es iniciar las entregas en 2021 y terminar el despliegue de las 100.000 unidades en 2024.

Jeff Bezos, CEO de Amazon | AMAZON

Furgonetas basadas en la plataforma "monopatín"

Rivian ha presentado dos vehículos, un SUV y un pick-up, llamados R1S R1T, respectivamente, que pretende comercializar a finales de 2020. Ambos se basan en una plataforma que el mismo Scaringe llama "skateboard" por su forma. Esta arquitectura ditribuye los motores eléctricos, la batería, el sistema de suspensiones, los frenos y el sistema de refrigeración debajo de la altura de las ruedas para ganar capacidad de carga, flexibilidad y un centro de gravedad bajo. Como sus dos vehículos presentados hasta la fecha, la furgoneta de Amazon se basará en esta plataforma.

Una marca que atrae inversores

Desde 2009, año de su fundación, Rivian ha conseguido inversiones por valor de 1.900 millones de dólares, 700 de los cuales procedían de la citada ronda de inversión liderada por Amazon. Ya entonces, también se especuló con una posible inversión por parte de General Motors (GM). Sin embargo, las negociaciones con la compañía liderada por Mary Barra no llegaron a buen puerto porque, según fuentes citadas por la CNBC, GM quería derechos exclusivos sobre la tecnología de Rivian. Una vez finalizadas las negociaciones, Ford vio una oportunidad que no desaprovechó.

La firma del óvalo sí accedió a invertir 500 millones de dólares en abril para tener acceso a la plataforma 'monopatín' de Rivian en el desarrollo de un nuevo vehículo eléctrico del cual no han trascendido detalles. Además de Ford y AmazonRivian cuenta con cuatro inversores más: Cox Automotive INC (350 millones), el distribuidor automovilístico saudí Abdul Latif Jameel CoSumitomo Corp of AmericasStandard Chartered Bank.