Sport.es
Sport.es Menú
Alavés

Alavés

2 - 1

Liga Santander 2017-2018. 22ª Jornada 03 de febrero Hora: 18:30h

Celta

Celta

Munir pone fin a la racha del Celta

El exbarcelonista brilló en un Alavés que solventó el partido con dos chispazos del de Galapagar

El punta abandonó el terreno de juego tocado en el minuto 80, pero acabó ovacionado por su afición

LALIGA | Alavés-Celta (2-1) | Pedraza y Munir dieron la victoria al Alavés | LALIGA

El Alavés se reencontró con la victoria en Mendizorroza y pone fin, de paso, a la racha triunfal del Celta de Vigo, que en los últimos cuatro partidos había sumado diez puntos de doce posibles. Dos chispazos de Munir bastaron a los babazorros para tumbar al equipo de Unzué. De las botas del exbarcelonista nació la jugada del primer gol del partido, obra de Pedraza tras un disparo del de Galapagar rechazado por Rubén. El propio Munir se encargó de poner la puntilla a los celestes minutos después tras servicio templadito de Ibai desde la derecha. El tanto de Iago Aspas en el añadido sólo sirvió para poner algo de incertidumbre al final.

Alba López

FICHA TÉCNICA

LaLiga

ALA

2-1

CEL

Alavés

Pacheco; Martín, Laguardia, Ely, Alexis; Ibai (Hernán Pérez, 88') Pina, Manu García, Pedraza; Munir (Dani Torres, 80'), Sobrino (Bojan, 74').

Celta

Rubén; Jonny, Roncaglia, Sergi Gómez, Mazan (Jozabed, 58'); Wass, Radoja (Emre Mor, 73'), Lobotka, Brais (Pione Sisto, 58'); Aspas, Maxi Gómez.

Goles

1-0 M 4 Pedraza. 2-0 M 18 Munir. 2-1 M 91 Iago Aspas.

Árbitro

Martínez Munuera (Valencia). TA: Sobrino (48'), Alexis (77') y Martín (89') / Radoja (20') y Jozabed (87').

Incidencias

Mendizorroza. 19.437 espectadores.

En un arranque de encuentro fulgurante, acertaba el Alavés en la diana celeste en su primera aproximación sobre la portería de Rubén. Los babazorros botaron una falta en largo desde el centro del campo y no quiso entrar el primer disparo de MunirPedraza, sin embargo, que pasaba por allí, remachaba el balón al fondo de las mallas sobre la misma línea de gol. Iago Aspas pudo devolver las tablas al marcador tras el saque de centro, pero su remate desde el interior del área chica se topó en su camino con Ely, providencial en el corte para evitar que la sangre llegara al río del Glorioso.

Tras ese arreón inicial de ambos equipos el partido se trabó, hasta que Munir lo puso patas arriba rebasado el cuarto de hora tras una jugada colectiva de libro de los albiazules que culminó el delantero marroquí en el segundo palo. El exbarcenista comenzó la acción en banda izquierda y desde ahí la terminó. Antes, el balón pasó por Sobrino y por Ibai, quien se encargó de poner el pase de la muerte a su compañero con el guante que tiene en su pie derecho. 

Por aquel entonces, el Celta ya naufraga a la deriva, superado por la presión que los de Abelardo ejercían sobre la salida de balón celtiña. Munir Sobrino eran una pesadilla para los centrales del Celta, que las pasaron canutas para mover el balón atrás y cometieron muchas imprecisiones en la circulación. La posesión tampoco le sirvió al Celta, pues fue inane. La prueba es que de ahí al descanso todo el bagaje ofensivo de los de Unzué sería un disparo de Radoja que se estrelló en el muñeco. Munir, en una acción muy similar a la del primer tanto babazorro, volvió a rozar el gol al filo del asueto. 

Tras el paso por vestuarios el Celta continuó con problemas para llegar arriba. Lobotka se mostraba tibio en la faceta de creación y Maxi Gómez e Iago Aspas no daban con la tecla para meterse en el partido. Tampoco Brais aportó nada en banda izquierda. Regalaba el Alavés las bandas a los celestes, pero de poco servía, porque al equipo de Unzué le faltaban luces a partir de tres cuartos. Trató de solucionarlo el técnico con un doble cambio: Mazan por Jozabed Brais por Pione Sisto. Sin embargo, tras la permuta el Alavés estuvo a punto de anotar el segundo tanto en una acrobática chilena de Alexis que cortó Sergi Gómez.

Irrumpió entonces y por primera vez en el encuentro Iago Aspas con un precioso pase filtrado hacia Pione Sisto que el danés desaprovechó rematando excesivamente cruzado ante Pacheco. Dos minutos después, volvía a disparar mal el extremo con todo a su favor. Llegaba ahora el Celta, pero la pólvora estaba mojada. 

Ante el resurgir gallego reaccionó Abelardo retirando del campo a Sobrino por Bojan, pero la permuta no varió el panorama. Después fue Munir, tocado, quien dejó su lugar en el rectángulo del juego al cafetero Dani Torres. El marcador ya no se movería fruto de un Celta apático que nunca creyó en la remontada. El tanto de Iago Aspas en el tiempo extra, un golazo con cañito incluído, fue el canto del cisne celeste.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil