¿Y si me compro una bicicleta eléctrica? Lo que deberías saber sobre las E-bikes

La imagen de las bicicletas eléctricas dentro de la comunidad ciclista ha ido variando con el paso del tiempo.

Inicialmente las bicicletas eléctricas eran vistas por gran parte de los ciclistas como un invento de interés comercial que pasaba por encima de los valores de este deporte. La presencia del motor se asoció y aún se sigue asociando a la falta de esfuerzo y de voluntad.

Afortunadamente con el tiempo muchos ciclistas han cambiado de opinión y ven en las bicicletas eléctricas algo más que una herramienta para hacer trampas.

Este es uno de los motivos principales por los que sus cifras de venta no han dejado de crecer y las grandes marcas lo visualizan como un segmento de mercado con un enorme potencial. Las e-bikes están más de moda que nunca.

¿Te has planteado la posibilidad de comprarte una bicicleta eléctrica? ¿Tienes dudas? Tranquilo! Estás en el sitio indicado y en el momento oportuno. A continuación, repasaré los puntos más interesantes a la hora de decantarte o no por una bicicleta con motor.

Valora tu perfil

Lo más importante antes de comprar una bicicleta eléctrica creo que es evaluar tu perfil deportivo. Ser consciente de tu condición física es muy importante par dar o no el paso hacia el mundo de las bicicletas con motor.

Si estas en plena forma y te sientes fuerte como un roble, seguramente no tiene ningún sentido que mires en el catálogo de ebikes mientras que, si tu condición física es justa, tienes sobrepeso, una enfermedad limitante, una edad avanzada o sales de una lesión, puede que las eléctricas sean tu salvación.

La bicicleta eléctrica hace que este deporte sea mucho más accesible

Este punto lo debes evaluar y considerar tú mismo. Nadie podrá decidir por ti en este aspecto. Pero debes tener muy clara una cosa. Que la vergüenza o el honor no sean factores condicionantes.

Es tan digno y respetable ir con ebike como hacerlo con MTB o bicicleta de carretera. Nadie es mejor que nadie y la vergüenza es algo que debes dejar en casa. Decide por ti mismo y hazlo en función de tus necesidades. Además piensa que tal vez ahora tengas que salir con una ebike pero, si tu condición física mejora, siempre tienes la posibilidad de volver a coger una bicicleta convencional.

Amplía tu círculo

Si entramos a valorar objetivamente el tema de las eléctricas no podemos negar que han aportado más soluciones que problemas, y es que desde su aparición el ciclismo es un deporte más integrador.

La presencia del motor permite que ciclistas de diferente condición física puedan rodar juntos e incluso ha permitido que padres, hijos y abuelos puedan culminar conjuntamente una ruta que antes era impensable.

Con esto me refiero a que, si tu condición física no es suficiente como para seguir a según qué compañeros de tu grupeta, tal vez hacerte con una ebike sea la solución definitiva a los problemas.

No serías el primero que, cansado de sacar la lengua, de sufrir como un perro y de que lo tengan que esperar en cada subida, termina agobiado y colgando la bici. Antes de llegar a este punto recuerda que las eléctricas te extienden su mano.

Tal vez con su compra podrás reencontrarte con antiguos compañeros de grupeta y culminar esa ruta que tienes entre ceja y ceja desde hace tantos años.

Mira hacia tu propio beneficio y olvídate por completo de las opiniones o comentarios que puedan llegar por parte del resto de ciclistas. Si ellos no van en eléctrica es porque no quieren. Ni ellos son mejores ciclistas ni tú eres un fracasado.

Cuidado con el precio

Aunque el precio de las bicicletas eléctricas parecía que empezaba a ajustarse fruto de la mayor competencia, el boom del ciclismo ha provocado que estos hayan vuelto a subir y no precisamente de forma reducida.

Las ebikes siguen siendo bicicletas caras y para hacerte con una bicicleta de gama media se requiere de una inversión considerable.

Evidentemente este es un punto a considerar porque si quieres una bici decente, que no sea excesivamente pesada, que tenga buena autonomía y unos buenos componentes, tendrás que preparar un buen fajo de billetes.

La realidad es que este sigue siendo un factor limitante para muchas personas, pero con el tiempo y el avance de la tecnología estoy convencido de que la situación se irá regularizando. Algunas marcas también ofrecen la posibilidad de transformar a través de unos kits una bicicleta convencional en una ebike. Mi consejo es que en la medida de lo posible trates de evitar estos inventos.

La bicicleta eléctrica sigue siendo un producto que requiere de una inversión importante

No te acomodes

De la misma forma que digo que los ciclistas que van con una bicicleta eléctrica no son menos ciclistas, también me gustaría advertir que la ebike puede ser un punto de acomodo excesivo para algunos.

Que lleves motor no significa ni que tengas que usarlo en todo momento ni que no tengas que esforzarte. Utiliza el motor como ayuda pero no como algo fijo en tus salidas.

Además, todas las ebikes tienen diferentes niveles de intensidad. Si vas con el turbo seguramente te esforzarás menos, así que si quieres entrenar, sudar la gota gorda, adelgazar o mejorar tu condición física, encuentra el punto óptimo que te permita sufrir pero seguir avanzando.

Adelantar a otros ciclistas con una ebike no es una falta de respeto. Lo que sí es una falta de respeto es hacerlo silbando, sin saludar o vestido de calle. Si te esfuerzas nadie debería cuestionar tu papel como ciclista.

Elige un buen modelo

Está claro que cada vez más marcas de bicicletas apuestan por las ebikes. Sus catálogos están cada vez más nutridos de este tipo de producto y la oferta de modelos y variantes no deja de crecer.

Es importante que aunque te cueste algo más de dinero, elijas un buen modelo y una buena marca. Se trata de una inversión importante pero peor sería que te equivocaras y en unos meses te empezaras a lamentar de tu elección. Aquí tienes un recopilatorio con algunas de las mejores MTB eléctricas en relación calidad precio del mercado.

Comparte
Publicado por
Aleix Serra

Artículos recientes

Lo asaltaron con un machete para robarle la bicicleta. La pesadilla de Alexander Richardson (Alpecin)

Alexander Richardson, ciclista del Alpecin y compañero de equipo de Mathieu Van der Poel, vivió…

9 octubre 2021

“Durante la pandemia me planteé correr el Giro 2020”

Una de las grandes leyendas del atletismo español y el único capaz de ganar las…

8 octubre 2021

Badlands 2021. Así fue la prueba de bikepacking más salvaje de Europa. 725 km y 15.000 m.

La Badlands 2021, la prueba de bikepacking off-road sin asistencia más salvaje de Europa puso…

8 octubre 2021

¿Cómo hacer series en ciclismo? Claves y consejos

Seguro que muchos de vosotros habréis oido hablar de las famosas series. Y no, no…

8 octubre 2021

¿Es necesario comprar una cabra para hacer triatlón?

Muchos aficionados al ciclismo o al running se atreven alguna vez a probar suerte con…

7 octubre 2021

El último ciclista de la París-Roubaix: “Lloré más que durante los dos últimos años de mi vida”

La última y tan esperada París-Roubaix nos dejó imágenes e historias para el recuerdo. La…

7 octubre 2021