Ventajas e inconvenientes de la tija telescópica para MTB

Si eres un amante del Mountain Bike, seguro que habrás oído hablar de las famosas tijas telescópicas. Un componente cada vez más habitual en todas las bicicletas de MTB. Pero… ¿qué es la tija telescópica? ¿Qué tipos de tija existen? ¿Qué debo tener en cuenta si quiero comprar una? Y, sobre todo, ¿cuáles son las ventajas e inconvenientes de la tija telescópica para MTB?

En este artículo daremos respuesta a todas estas preguntas para que puedas decidir, con conocimiento de causa, si te decantas por instalar una tija telescópica en tu bici de MTB o no. Ya os avanzamos que la mayoría de los ciclistas, profesionales a banda, que han probado y montado una tija en su MTB, no quieren volver al sillín “convencional” sin este mecanismo. Por algo será…

¿Qué es la tija telescópica?

Para empezar, explicaremos en qué consiste una tija telescópica. Como muchos de vosotros sabréis, la tija es la barra que une el sillín con el cuadro de la bicicleta y sirve para regular la altura del mismo. Por norma general, las tijas son un elemento fijo. No se mueven una vez ajustado el sillín a nuestra posición.

Te puede interesar: ¿Cómo ajustar el sillín de tu bicicleta? Cálculo de la altura ideal

Pues bien, con la tija telescópica lo que vamos a conseguir es regular la longitud del recorrido gracias a la incorporación de un sistema de movimiento. Por lo tanto, podremos jugar con la altura del sillín en marcha y decidir en qué posición lo queremos llevar en función del tipo de terreno por el que rodemos. El sistema recupera la posición original en cuestión de décimas de segundo. Y todo, a través de una palanca generalmente situada en el manillar.

En este sentido, si bajamos el sillín, bajaremos el centro de gravedad de nuestro cuerpo sobre la MTB, algo que nos será de gran utilidad en las bajadas más técnicas y pronunciadas. De hecho, la tija telescópica ya se usaba hace años en el mundo del enduro y del descenso, y cada vez gana más adeptos en todas las modalidades de Mountain Bike.

La tija telescópia es ideal para las bajadas – Foto: T.Foster

Ventajas e inconvenientes de la tija telescópica para MTB

Ventajas

  • Mayor control

Una de las grandes ventajas de la tija telescópica para MTB es que, en terrenos complicados con bajadas pronunciadas y técnicas, nos dará mucho más control de la bicicleta. El hecho de poder modificar la altura del sillín, nos permite jugar con el centro de gravedad de nuestro cuerpo. Por lo tanto, tendremos más libertad de movimiento y evitarás la sensación de salir despedido por encima del manillar.

  • Ganas confianza y seguridad

En este sentido, si tienes un mayor control de la bicicleta, también ganarás confianza y seguridad bajando. Eso no quiere decir que no tengas que vigilar o que se acabaron los riesgos bajando. Para nada. Pero si que te ayudará a superar ciertos obstáculos.

En las bajadas, echar el cuerpo hacia atrás es fundamental. Y como más bajo tengamos el sillín, más fácil y seguro será. Si está muy alto, puede ser peligroso porque al tirarnos para atrás se nos puede enganchar una pierna o el pantalón, con lo que esto supone. Además, con la tija, nuestras rodillas y muslos estarán más liberados.

  • Versatilidad

La tija telescópica nos aporta versatilidad porque nos permite afrontar cualquier tipo de ruta con más garantías. Jugando con la altura del sillín, podremos afrontar tanto las subidas más pronunciadas como las bajadas más complicadas. Si eres de los que sufre bajando, la tija telescópica te puede facilitar mucho la vida.

  • Comodidad

El hecho de tocar un botón y que se ajuste la altura del sillín automáticamente, es algo que ha ganado muchos adeptos. Además, con el paso de las horas el cansancio se nota y esto puede afectar nuestra técnica de bajada. La tija es perfecta para ir más seguros y cómodos en estos momentos. Además, que nos olvidamos de cargar una llave Allen para subir y bajar el sillín en función del sendero que nos encontremos.

Inconvenientes

  • Peso

No tiene nada que ver el peso de una tija convencional con el de una telescópica. Por esto decíamos al principio que, a diferencia de los profesionales, la mayoría de ciclistas que prueban una tija telescópica no quieren volver a lo que tenían antes. En los profesionales es distinto porque el peso es un factor fundamental para ser más rápido.

A pesar de ello, cada vez más los fabricantes reducen el peso de las tijas telescópicas y llegará un día en que prácticamente serán parecidos a las fijas. Pero si eres cicloturista y no te preocupa llevar unos gramos de más y no te va de segundos, no debería ser un aspecto a tener en cuenta porque las ventajas son mucho mayores.

  • Mantenimiento

Seguramente, el “mayor” inconveniente respeto a la convencional. Como todo mecanismo, la tija telescópica necesita un mantenimiento. Hay algunas de ellas que es mínimo, pero hay otras, como las hidráulicas, que se debe hacer periódicamente como pasa con la horquilla. Es un punto a tener en cuenta porque esto implicará tiempo y también dinero.

  • Precio

Y, finalmente, el precio. Como cualquier mejora que le queramos añadir a nuestra bicicleta, tendrá un precio más elevado sobre lo que ya tenemos. Podemos encontrar tijas telescópicas por poco menos de 100 euros, pero a mayor calidad, mayor precio. Esto ya depende de lo que estemos dispuestos a gastar.

La tija telescópica nos ofrece comodidad y seguridad en las salidas – Foto: S.Marx

Tipos de tijas telescópicas para MTB

Existen varios tipos de tijas telescópicas que podemos montar en una MTB. Principalmente, las podemos dividir en dos grandes grupos teniendo en cuenta el mecanismo interno: las tijas mecánicas y las hidráulicas.

Las tijas mecánicas funcionan con un muelle que devuelve el sillín a la posición inicial, gracias a la compresión y descompresión del mismo. Son las más económicas, requieren menos mantenimiento, pero también son las más bruscas y de menor precisión. Normalmente se activan con una palanca situada en la propia tija.

En cambio, las tijas telescópicas hidráulicas funcionan gracias a un circuito hidráulico,

es decir, por la presión del aceite en su interior. Son un poco más caras, pero ofrecen mucha más suavidad y precisión, además de poder jugar con distintas alturas. Eso sí, necesitan algo de mantenimiento. La mayoría de ellas tienen el accionador en el manillar y hay varios métodos: algunas van con cableado interno, otras con cableado externo y también existen las inalámbricas.

¿Qué tener en cuenta para comprar una tija telescópica?

Si estás pensando en comprar una tija telescópica, hay cinco aspectos importantes que debes tener en cuenta:

  • Recorrido: es la variación máxima de la tija. Es decir, cuánto podremos bajar y subir la tija medido en milímetros.
  • Diámetro: el diámetro de la tija debe ser el mismo de la que tenemos ya montada en nuestra bicicleta.
  • Cableado: puede ser externo, interno o incluso remoto. Es decir, sin cables.
  • Retroceso: hay tijas que ofrecen retroceso y otras que no. Dependerá de nuestra bici y posición sobre ella.
Comparte
Publicado por
BICIO

Artículos recientes

Floy Landis. De ganar el Tour a triunfar vendiendo cannabis

Corría el año 2006 y el Tour de Francia afrontaba la primera edición sin Lance…

20 julio 2021

🚥 Del 10 al 1, las notas del Tour

➓ El factor Van Aert y Van der Poel De acuerdo, ninguno de los dos ha…

19 julio 2021

Los frenos de Pogacar. Disco para la galería y zapata para los días clave

Pasan los años y sigue sin llegar el ciclista que sea capaz de ganar un…

19 julio 2021

Consejos y claves para afrontar tu primera marcha cicloturista

Si ya llevas un tiempo practicando el ciclismo de carretera, seguro que habrás oído hablar…

18 julio 2021

Las pruebas de ciclismo en los Juegos Olímpicos de Tokio

Con un año de retraso por culpa de la pandemia, el próximo 23 de julio…

16 julio 2021

Andar o bicicleta: ¿qué ejercicio adelgaza más?

Andar, correr, subirse a la bici de montaña o quedarse en la estática, ¿qué deporte…

16 julio 2021