Inicio Noticias Un hombre al que le ha tocado la lotería

Un hombre al que le ha tocado la lotería

Félix García Casas, que fue ciclista durante 11 años (1992-2003), es padre de dos hijos que, a los 21 y 22 años, son ciclistas profesionales. El pequeño acaba de proclamarse campeón de España contrarreloj.

 

“La imagen lo dice todo… ENORME”.

Esta vez la emoción embarga a Félix García Casas, que no puede disimularlo.

Su hijo pequeño Raúl García Pierna, de 21 años, acaba de proclamarse campeón de España contarreloj.

Su hijo pequeño Raúl que era un niño gordito, con un físico que parecía en las antípodas del ciclismo profesional y, sin embargo, ahora.

Y Félix, Félix García Casas, cómo no va a estar que se sube por las paredes.

Félix, de 53 años, es un hombre que ha vivido toda su vida alrededor del ciclismo.

Sin ser un ciclista brillante, fue un buen ciclista que defendió su posición en la élite durante 11 años (1992-2003).

Llegó a ser 8º en un a Vuelta a España, 12º en un Giro de Italia y 14º en un Tour de Francia.

Félix no sólo es un ejemplo para Raúl.

También para Carlos, el hermano mayor que tiene 22 años y que también es ciclista profesional en Kern Pharma, donde las esperanzas no tienen miedo.

“Es muy difícil llegar hasta donde llegó mi padre”, admiten cualquiera de los dos.

Y el padre, que fue un ciclista, de los que nunca se tiró a una piscina sin agua, se separa de la batalla.

-Yo como padre no puedo pronunciarme porque qué voy a decir yo.

Pero, sea como sea, esta es una historia preciosa, de las que apetece contar al periodista.

Los dos hijos han heredado la pasión del padre en un deporte como el ciclismo, cada día más difícil y con menos plazas.

Félix fue un ciclista criado en Madrid, en el Club Chamartín, en pleno asfalto, al lado de la Plaza Castilla.

-Siempre es importante recordar el pasado para afrontar el futuro -les dice Félix hoy a sus hijos y a los ciclistas discapacitados (es seleccionador nacional de ciclismo adaptado) y de la Fundación Contador a los que aconseja.

Félix siempre pareció un tipo estupendo al que da gusto escuchar.

-El tiempo pasa, pero las ilusiones se mantienen -insiste hoy.

Maravillosamente conservado a los 53 años, Félix sonríe frente a la nostalgia. Quizás porque la nostalgia le ha acompañado hasta este mundo tan precioso, rodeado de tentaciones, en el que vive hoy.

Raúl acaba de ser campeón de España contrarreloj y Carlos es un proyecto de ciclista con causa.

Félix les recuerda a sus hijos que, a su edad, él (que llegó a quedar entre los 15 primeros en las tres grandes vueltas) no estaba donde ahora están ellos.

Pero enseguida aparta la palabra y la mirada.

Sabe como apartarse porque él no es el director deportivo de sus hijos y nunca dejará de ser su padre.

La diferencia es importante.

Pero eso no puede evitar que, al ver la fotografía de su hijo en lo más alto del podio, Félix García Casas le recuerde al mundo lo felices que los hijos pueden hacer los padres:

-La imagen lo dice todo… ENORME.

Y todos le damos la razón.


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de BICIO

3 Comentarios

  1. J**** decir que un ciclista que ha quedado entre los 15 primeros en las tres grandes vueltas no ha sido brillante es corroborar que el comentario viene de alguien que no ha cogido la bici en su vida porque vamos lo que puedes decir es que no ha sido una estrella del ciclismo pero brillante con uno va a ser brillante un ciclista que ha quedado entre los 15 primeros en las tres grandes vueltas pero quién escribió esto madre mía

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad