¿Qué beneficios tiene hacer MTB?

Más allá de los beneficios del MTB, hay una cuestión clara: el ciclismo de montaña es una disciplina apasionante. Puede que aún no estés en esa fase de afición extrema en la que necesitas salir varias veces por semana para asumir los retos que te has propuesto. Pero llegarás.

Eso es lo interesante de aficionarse a una disciplina deportiva concreta, como el mountain biking. Comienzas con un nivel pobre, pero poco a poco vas viendo progresos, te sientes bien y, lo mejor, disfrutas desarrollando la actividad. No hay vuelta atrás: te has convertido en una verdadero aficionado.

Es una suerte disfrutar tanto con el ciclismo de montaña, porque tiene múltiples beneficios que repasamos a continuación.

10 Beneficios de hacer MTB

El MTB es duro, sobre todo en los inicios. Para extraer todos los beneficios que vamos a relatar a continuación, ten en cuenta pilares como la buena planificación deportiva, el desarrollo de la fuerza, la técnica apropiada y el descanso.

Lo recomendable es que reserves al menos tres días a la semana para el descanso, sobre todo si eres principiante. Si enfocas bien la actividad, potenciarás los beneficios.

Entre los mencionados, algunos están relacionados con la actividad física en general, y otros son propios del MTB.

1. Mejora la salud cardiovascular

Está más que probado que el ejercicio físico, en general, mejora la salud cardiovascular. Según un estudio publicado en el British Medical Journal, el ciclismo está asociado a un decrecimiento sustancial del riesgo de padecer cáncer o enfermedades cardiovasculares.

Hay que tener en cuenta, además, que la bicicleta de montaña pone en movimiento a grupos musculares extensos, lo que requiere una alta cantidad de oxígeno. Hace que el corazón trabaje, incrementando su salud.

2. Previene enfermedades como el cáncer

Además del estudio mencionado, hay evidencias sólidas de que incrementar los niveles de actividad física reduce el riesgo de padecer varios tipos de cáncer. Así lo recuerda el National Cancer Institute de Estados Unidos, que cita los siguientes:

  • Cáncer de vejiga. El riesgo es un 15% más bajo en individuos que realizan ejercicio con frecuencia.
  • Cáncer de mama. Las mujeres físicamente activas tienen entre un 12% y un 21% de menos riesgo a la hora de padecer este tipo de cáncer.
  • Cáncer de colon. El riesgo de padecerlo decrece en un 19% si te mantienes físicamente activo.
  • Cáncer de endometrio. En su caso, hablamos de un 20% menos de riesgo en mujeres físicamente activas. La obesidad, por ejemplo, es un factor de riesgo potente.

Otros tipos de cáncer mencionados por el NCI, considerando estudios publicados en los últimos años, son el de esófago, el de riñón y el de estómago. Las investigaciones apuntan a que una actividad física regular reduce el riesgo en un 21%, en un 12% y en un 19% respectivamente.

3. Reduce el estrés y mejora el humor

La demanda que genera el ciclismo de montaña estimula la segregación natural de endorfinas. Se trata de péptidos que genera el cuerpo y que se unen con los receptores de opioides del sistema nervioso central. Así pues, es un neurotransmisor que aporta beneficios como aliviar el dolor y aumentar la sensación de bienestar.

Al realizar actividad física, también segregamos serotonina. Es otro neurotransmisor, y uno de los importantes a la hora de prevenir enfermedades mentales como la depresión o la ansiedad.

Por otra parte, hay que considerar lo que representa la actividad en sí misma. Poner el foco en el pedaleo y en el desafío que representa la ruta, tal y como se ha concebido, genera un efecto equiparable a la meditación. Es, de hecho, meditación en movimiento.

Además, al completar retos y desarrollar nuevas habilidades sobre la bici, también favoreces la confianza en ti mismo y ganas autoestima.

4. Mejora la función cerebral

Como recoge la revista Investigación y Ciencia, los deportes que requieren equilibrio y coordinación ayudan a mejorar la atención y la concentración. Se realizan movimientos complejos que estimulan las áreas cerebrales encargadas de tales capacidades.

Un recorrido de solo 30 minutos en bicicleta aumenta el rendimiento cognitivo a corto plazo, además de la memoria y la capacidad de planificar. Y, si practicas de forma regular, favoreces la generación de neuronas en el hipocampo.

La revista Investigación y Ciencia también señala otros beneficios, como efectos neurofisiológicos comparables a los de los medicamentos antidepresivos.

5. Mejora el equilibrio y la coordinación

El ciclismo, en cualquiera de sus categorías, es un deporte para el que se necesita equilibrio. De hecho, la capacidad de mantenerlo está muy relacionada con la técnica, y es recomendable realizar ejercicios que permitan mejorarlo para favorecer el desempeño.

En particular, el ciclismo de montaña es una actividad dinámica en la que hay constantemente variaciones del terreno, las elevaciones y las alturas. Para evitar los obstáculos, se requiere mucho control sobre la bici, lo que fortalece las vías neurales.

Mantener el equilibrio y la coordinación requieren la acción conjunta de cerebro, músculos y sistema nervioso. Al ejercitarlos mientras se practica el ciclismo de montaña, se reduce el riesgo de lesiones y se previenen los deterioros propios de la edad.

6. Favorece el tono muscular

El ciclismo de montaña involucra a músculos de todo el cuerpo. Fortalece las piernas y los glúteos, por supuesto, pero el mantenimiento del equilibrio requiere también el trabajo de los músculos abdominales y del core. La escalada con la bici, además, hace trabajar al tren superior.

En particular, cabe mencionar sus beneficios para la espalda. La postura óptima para ir en bici es con el torso ligeramente inclinado, por lo que la musculatura se fortalece. El movimiento de las piernas favorece la zona lumbar, lo que previene las hernias discales. Además, se estimulan las vértebras dorsales.

Aparte de ser una actividad muy completa, tiene un impacto menor que otras disciplinas, como el running. Las articulaciones no están expuestas a tanta presión, por lo que se reduce el riesgo de lesión.

7. Ayuda a dormir mejor

Después de hacer ejercicio nos sentimos cansados, y resultará más fácil alcanzar un sueño reparador por la noche. Además, montar en bici reduce los niveles de cortisol, la hormona que nos mantiene despiertos.

Dado que el ciclismo de montaña se practica al aire libre y durante el día, se favorece el ritmo circadiano natural del cuerpo. Eso sí, si realizas actividad intensa a una hora avanzada del día, el efecto será el contrario: producirás endorfinas que te mantendrán despierto.

8. Promueve la pérdida de peso

La clave para perder peso es lograr el déficit calórico, así que cualquier ejercicio físico puede ayudar a bajar de peso. Siempre y cuando se complemente con una alimentación adecuada, claro.

Lo que contribuye a acelerar el metabolismo, en mayor medida, es el aumento de la masa muscular y la eliminación de grasa. Y ello se consigue al combinar ejercicio físico y dieta sana. Al acelerar el metabolismo, el cuerpo quema más calorías incluso no está realizando actividad física específica.

Dado que no es una actividad que genere alto impacto en las articulaciones, lo pueden practicar personas con sobrepeso sin miedo a sufrir lesiones. La mayor parte del peso caerá sobre el sillín.

9. Tiene beneficios sociales

La práctica deportiva en grupo genera una interacción saludable que resulta clave para el bienestar. En general, el ciclismo de montaña es una actividad compartida que suelen practicar conjuntamente miembros de asociaciones y clubes.

Supone una oportunidad para construir relaciones personales basadas en gustos comunes. Puedes hacer nuevos amigos que compartan objetivos similares, te apoyen y celebren tus logros. Y viceversa.

10. Disfrutas la naturaleza

Pasar tiempo al aire libre, en un entorno natural, alivia el estrés y la ansiedad, mejora el estado de ánimo y promueve el bienestar y la felicidad. Son efectos contrarios a los que produce un entorno urbano masificado, que potenciará la sensación de estrés.

El ciclismo de montaña, más que muchas otras disciplinas, permite disfrutar la majestuosidad de la naturaleza. Te enfrentarás a ella, asumirás sus retos y celebrarás los éxitos, de manera que desarrollarás una relación especial con el entorno.

En definitiva, los beneficios del MTB abarcan el plano físico, el emocional y el mental. A lo positivo de hacer ejercicio, en cualquier disciplina, se unen las ventajas particulares de una actividad que gana adeptos cada día.

Comparte
Publicado por
Natalia Romero

Artículos recientes

La increíble historia de Pello Bilbao: de una bicicleta de 120 € a ganar al campeón del mundo

En un ciclismo español tan huérfano de victorias como el actual, la de Pello Bilbao…

7 abril 2022

Pello Bilbao sorprende al sprint a Alaphilippe y se da un homenaje en Amurrio

El español Pello Bilbao (Bahrain Victorious), se ha impuesto en la tercera etapa de la…

6 abril 2022

Egan Bernal alcanza su peso ideal…. lesionado!

La relación peso potencia hace que cada vez veamos a los ciclistas más delgados y…

6 abril 2022

España puede tener un duelo Van der Poel-Van Aert-Pidcock en ciclocross

En la entrevista que hicimos en BICIO a Pascual Momparler, seleccionador nacional de ciclismo, ya…

6 abril 2022

Laguía y su infarto: “Cuando acababa el Tour tenía el colesterol por las nubes”

Su recuerdo se asocia al Gran Premio de la Montaña y a la nostalgia de…

6 abril 2022

El divertido despiste de Enric Mas en La Vuelta al País Vasco

Los que vimos la primera etapa de la Vuelta al País Vasco 2022 nos pudimos…

5 abril 2022