Movistar y las recuperaciones de septiembre

La historia se repite una y otra vez. El Tour de Francia termina y los aficionados siguen sin aprobar la actuación del equipo Movistar.

Cierto es que el verdadero examinador afortunadamente es la propia carrera, pero es que la estructura telefónica lleva años sin aprobar ninguna de las dos asignaturas.

Los azules son incapaces de llegar al aprobado en el apartado resultadista pero también se quedan más lejos en el aspecto social.

El año pasado fueron la pandemia y una preparación algo corta, pero es que este año, cuando por fin parecía que el equipo llegaba como uno de los bloques más potentes, los 21 días de competición parece que no han sido suficientes como para buscar nuevas alternativas.

El equipo sigue demostrando que, a diferencia de otras estructuras, es totalmente incapaz de amoldarse a imprevistos y a nuevas situaciones de carrera. El único plan que se contempla es el “A” y por muy feas que se pongan las cosas es prácticamente imposible verlos asumiendo nuevos objetivos.

El único plan que se contempla es el “A” y por muy feas que se pongan las cosas es prácticamente imposible verlos asumiendo nuevos objetivos.

El caso del Movistar no es único, pero dentro del profesionalismo, los deportistas, los entrenadores y en general todo el staff tendrían que estar preparados por si se tuerce el guion.

Por unos motivos u otros a los de Unzué siempre se les fastidia el guion y a partir de aquí es cuando se demuestra su nula capacidad para pivotar hacia un lado o hacia el otro.

Viendo el nivelazo de los rivales y la calidad de la plantilla me parece que el objetivo del podio con Enric Mas era perfecto. Relativamente factible, coherente y ambicioso.

Si! Ambicioso y es que, aunque a todos nos gustaría que la realidad fuera otra, ahora mismo Enric Mas no está para disputar un Tour de Francia a gente como Pogacar, Carapaz, Roglic o Vingegaard.

Movistar no tuvo un buen Tour de Francia y ahora le tocará compensarlo en la Vuelta a España

Me parece un gran acto de honestidad reconocerlo y plantear el podio como el verdadero objetivo, sin embargo lo que ya no me parece tan bien, es que cuando pasadas las dos primeras semanas de carrera y todo el mundo se da cuenta de que el objetivo es inalcanzable (basta con ver las diferencias después del bloque alpino) el equipo y especialmente la estructura deportiva sean incapaces de proponer algo distinto.

Movistar hipotecó la carrera para que Enric Mas estuviera en el podio y cuando esto se desmoronó, nadie reaccionó.

Más allá de las escapadas de Erviti y Valverde, que llegaron casi por casualidad, el equipo apenas mostró ambición y no se dejaron ver ni por delante ni por detrás.

Al único equipo español del World Tour lo mínimo que se le exige es una actitud descarada y ambiciosa. Un pedido deportivo que un año más sigue sin llegar a buen puerto.

La del Movistar no es la plantilla del Ineos o el Jumbo Visma pero es que las instrucciones de sus directores tampoco son las mismas.

Si Movistar fuera un equipo de futbol, sin duda seria la selección del Catenaccio. Fortificar la defensa, esperar a que el rival falle y amarrar el resultado.

¿Todas las tácticas son susceptibles de tener éxito, pero cuando llevas más de 4 participaciones en la mejor competición del mundo sin rascar bola, tal vez sea el momento de probar con algo nuevo no?

Pues la lógica no es precisamente lo que impera en un equipo que año tras año sigue desaprovechando por las carreteras francesas el mayor escaparate comercial.

Ver la realidad duele, pero negarla es peor. Y esto es precisamente lo que le sucede al equipo Movistar.

El primer gran ataque de Movistar llegó a un kilometro de meta en la última etapa de montaña

Víctima de sus propias decisiones, la estructura repite cíclicamente el mismo proceso.

Una vez finaliza el Tour y se oficializa el suspenso, empiezan a entrar las prisas y con ellas la necesidad de compensar en la Vuelta a España.

Esa compensación, una especie de exámenes de septiembre, también tiene sus consecuencias. Basta con ver el documental corporativo de “El dia menos pensado” para darse cuenta de que el equipo siente a partir de esas fechas una precisión interna excesiva.

Además, como la convocatoria de julio ha fracasado y solo queda una bala en la recamara lo lógico es llevar todo el arsenal. Una decisión que tiene su impacto directo en el seno de la plantilla dificultando el crecimiento de los más jóvenes.

Movistar lleva años repitiendo en el Tour y en la Vuelta buena parte de la alineación y eso evidentemente hace que corredores interesantes y en progresión se queden sin la posibilidad de disputar una vuelta de tres semanas.

O mucho me equivoco o todo apunta a que en la próxima edición de la Vuelta a España tendremos de nuevo a los Mas, Valverde, Erviti, Verona o Miguel Ángel López.

¿Dicen que si las cosas funcionan lo mejor es no tocarlas, pero si no funcionan por qué no las tocamos?

Comparte

Ver comentarios

  • Mientras siga Valverde, Movistar no va a conseguir nada. Se la juegan todo a que este ciclista gane algo y resulta que ya no está para ganar nada. Lo mismo ocurre con el equipo nacional, mientras piensen que el líder para ganar es Valverde mal nos irá.

Publicado por
Aleix Serra

Artículos recientes

¿Champán o cuneta? Froome y los exámenes de junio

¿Creo que ningún estudiante de química se atrevería a cuestionar a un premio nobel de…

31 agosto 2021

“Me he quedado sin frenos”. Los discos reabren la polémica en La Vuelta a España.

El equipo de Bicio - Sport hemos afrontado en reiteradas ocasiones el debate entre los…

30 agosto 2021

¿Quiénes son los ciclistas con más seguidores en Instagram?

La popularidad en las redes sociales es a menudo un reflejo de la influencia mediática…

28 agosto 2021

Consejos para aprender a rodar en grupo

El hecho de que muchas personas se inicien en el mundo del ciclismo una vez…

27 agosto 2021

Consejos ciclistas para superar el verano

Los meses calurosos son con mucha diferencia los mejores para salir en bicicleta. El día…

26 agosto 2021

El esquiador que debuta en La Vuelta con apenas 4 meses como profesional

Si hace unos días os traía la historia de Jay Vine, el ciclista que se…

25 agosto 2021