Categories: CicloturismoNoticias

Los puertos de montaña más duros para subir en bicicleta

¿Qué sería del ciclismo sin los grandes puertos de montaña? Pues seguramente un deporte que no resultaría ni la mitad de espectacular.

A lo largo de los años muchas han sido las cumbres conquistadas por los ciclistas, pero ninguna de ellas ha requerido del mismo nivel de desempeño.

Se pueden subir todo tipo de puertos de montaña y es que la orografía del terreno es tan variada que nos ofrece desde paredes de 2 kilómetros hasta colosos de 40 kilómetros en constante ascensión.

Por mucho que algunos se empeñen en crear coeficientes, determinar objetivamente que puerto de montaña es más duro, no es tan fácil como parece.

Cada ciclista vive la subida de una forma diferente y bien sea por el momento de la temporada, por la condición física, por la climatología o por la fatiga acumulada, la percepción que dos personas puedan tener de un mismo puerto de montaña puede resultar muy diferente.

Lo que está claro es que la pendiente, la altitud, el desnivel o la longitud son los factores más relevantes a tener en cuenta a la hora de juzgar la dureza de un puerto de montaña.

A continuación, atendiendo también al valor histórico y a criterio totalmente personal, voy a numerar 10 de los puertos de montaña más duros del mundo.

Colosos que sin algún día tienes la oportunidad de subir seguro que no te dejaran indiferente.

Puertos de montañas más duros del ciclismo


Angliru

La historia reciente de la Vuelta a España no se entiende sin la figura del Angliru. Uno de los puertos de montaña más duros del mundo y un auténtico coloso que no ofrece ni un metro de descanso.

Dado a conocer a finales de los 90 rápidamente dejó entrever que sería un fijo de la ronda española. Poco más de 12 kilómetros de subida, pero por encima del 10% de pendiente media y con algún tramo exageradamente duro.

La zona de la Cueña les Cabres supera el 20% y allí es absolutamente imposible sin retorcerse encima de la bicicleta.

Si te acercas a subir el Angliru asegúrate de que llevas un desarrollo lo más adecuado posible. Una mala elección te dejará clavado en la primera rampa exigente.

El Angliru y su zona de cueña les cabres, sin duda entre las más exigentes del mundo del ciclismo

Zoncolan

El Zoncolan vendría a ser para el Giro de Italia lo que es el Angliru para la Vuelta a España. Un auténtico infierno para los ciclistas y una verdadera gozada para los aficionados.

Nada más y nada menos que 10 kilómetros al 12% de pendiente media. Sus rampas más duras llegan hasta el 23% y la zona final de los túneles es sencillamente espectacular.

El puerto ofrece sus dos vertientes más conocidas. La de Sutrio y la de Ovaro.

En su cima han ganado nombres tan destacados como los de Chris Froome, Ivan Basso, Gilberto Simoni, Igor Anton o Michael Rogers.

La ascensión más rápida de la historia al Monte Zoncolan la tiene Gilberto Simoni que en 2007 tuvo suficiente con poco más de 39 minutos para llegar a su cima.

El Zoncolan, uno de los grandes iconos del Giro de Italia

Mortirolo

Si es que ya tardaba en aparecer el mítico Mortirolo. Uno de los puertos de montaña más duros y emblemáticos de este magnífico deporte.

Una carretera estrecha y un asfalto rugoso, que como diría el mismísimo Perico Delgado, parece que tenga campos magnéticos son sus dos principales características.

De aquellos puertos en los que la bicicleta no avanza y en los que tienes la sensación de que los kilómetros no pasan. Por la vertiente de Mazzo in Valtellina llega a acumular más de 1000 metros de desnivel positivo en un total de 11,8 kilómetros a prácticamente el 11% de pendiente media. Sus rampas más duras llegan al 18%. El Giro de Italia no tendría la misma historia sin la presencia del Mortirolo.

Qué seria del Giro sin el Mortirolo?

Kitzbuheler Horn

Entramos ya en territorio algo más desconocido de la mano de este coloso austriaco. El Kitzbuhelern Horn es sencillamente terrible. Poco más de 10 kilómetros al 12,5% de pendiente media.

Este puerto de montaña situado en Austria no tiene absolutamente nada que envidiar a otros puertos con una mayor fama. Es un fijo de la siempre exigente Vuelta a Austria y llega a acumular más de 1300 metros de desnivel. No me extrañaría que el Giro de Italia lo visitase pronto. Conquistar su cima supone todo un hito para el ciclista que lo consiga.

Menos conocido, pero durisimo

Pico Veleta

Tampoco podía faltar en la lista el puerto de montaña más alto de todo Europa. Un honor que corresponde al Pico Veleta, ubicado en Sierra Nevada (Granada) y que permite llegar hasta los 3390 metros de altura.

Una autentica salvajada en la que se nota claramente la escasead de oxigeno comparado con el nivel del mar.

Por una de las vertientes más largas se superan los 40 kilómetros de subida y por méritos propios tenía que aparecer si o si en esta lista.

Por el momento La Vuelta a España todavía no lo ha visitado, pero para nada se descarta una visita en los próximos años. Seguramente sea en una cota algo más baja que la de la cima.

El Pico Veleta, famoso por su gran altitud

Malga Palazzo – Scanuppia

Aquí sí que nos encontramos ante la que seguramente es la subida en bicicleta más dura del mundo.

Una autentica pared más propia del MTB que de la carretera y que llega a desafiar a los ciclistas con 7 kilómetros al 18%.

Situado en Italia las rampas más duras llegan a superar el 40%. Una salvajada única en el mundo. Si tienes dudas de la monstruosidad de sus pendientes te invito a visualizar este video en Youtube.

Las pendientes del Malga Palazzo si que merecen el adjetivo de “imposibles”

Mont Ventoux

El gigante de Provenza es otro que no podía faltar de ninguna manera en esta exigente lista.

El Mont Ventoux ofrece la alternativa de ascensión por diferentes vertientes, pero la de Bedoin es seguramente la más exigente.

Si hasta el Chalet Reynard la cosa es dura, a partir de allí el paisaje lunar y el potente viento, convierten los últimos kilómetros de subida en un auténtico infierno.

Nada más y nada menos que 21 kilómetros de subida para acumular más de 1500 metros de desnivel positivo. Una brutalidad que no admite discusión. Pocos puertos de montaña son tan constantes y largos como el Mont Ventoux.

Qué ciclista no conoce el Mont Ventoux?

Hardknott Pass

Aunque sea más bien una cota y no un puerto de montaña he considerado que no podía faltar la pared más dura de todo el Reino Unido.

El Hardknott pass apenas tiene 2,5 kilómetros de longitud, pero casi no se encuentran metros con un porcentaje inferior al 20%.  Su rampa máxima supera el 30% y en el siguiente video puedes observar a algunos ciclistas retorciéndose en las rampas del exigente Hardknott Pass.

Tampoco está entre los más mediáticos, pero su dureza parece incuestionable.

 

Comparte

Ver comentarios

Publicado por
Aleix Serra

Artículos recientes

La verdadera marea naranja. La pasión por el Euksaltel Euskadi

Naranja más ciclismo igual a Strava. ¡Error! La verdadera marea naranja del ciclismo es la…

11 marzo 2022

La bicicleta ideal. Lo que te interesa saber

Hay muchas bicicletas en el mundo con una cantidad infame de modalidades, marcas, modelos y…

10 marzo 2022

La Volta a Catalunya: etapas, perfiles y recorrido

La Volta a Catalunya ha presentado las etapas, los perfiles y el recorrido completo de…

10 marzo 2022

Jumbo Visma consigue su segundo triplete en la Paris Niza

La actuación del equipo Jumbo Visma en la prestigiosa Paris Niza está siendo espectacular. El…

9 marzo 2022

Un ciclista bate el récord del Everesting: 114 horas y más de 40.000m de desnivel

Se llama Nima Javaheri y estableció el nuevo récord del Everesting en 40.088 metros de…

9 marzo 2022

¿Por qué Filippo Ganna lleva tantas bicicletas de recambio?

Filippo Ganna sumaba el pasado lunes la victoria numero 17 en contrarreloj. Nada nuevo teniendo…

9 marzo 2022