Los beneficios de entrenar con rodillo en casa

No disponer del tiempo necesario para salir a entrenar en bicicleta. Que las condiciones meteorológicas sean desfavorables. Trabajar la fuerza mental. Son algunos de los motivos que llevan a muchos ciclistas a decantarse a probar el rodillo. Pero los beneficios de hacer rodillo en casa son múltiples.

Es cierto que el rodillo acostumbraba a ser el gran aliado del ciclista en los meses más fríos del año, como es igual de cierto que muchos no lo habían probando antes de la llegada de la pandemia del COVID-19. Pero este compañero de fatigas tiene muchos más beneficios de los que pueda parecer.

El entrenamiento en rodillo en casa ha evolucionado con el tiempo y ha mejorado mucho sus prestaciones. Ya sea porque en la actualidad hay muchos tipos de rodillos que se adaptan a todas las necesidades o porque hay plataformas como Zwift que ayudan a mejorar la experiencia encima del rodillo.

Así pues, el rodillo para ciclismo ha pasado de ser un accesorio en días de recuperación, calentamiento y lluvia, a ser uno de los sistemas de entrenamiento y de preparación más eficaces para bajar peso, hacer series específicas y trabajar la cadencia. 

Si hace un tiempo hablábamos de los consejos prácticos para ciclistas de entrenar en rodillo, a continuación repasamos 6 beneficios de hacer rodillo en casa a tener muy en cuenta.

Beneficios de hacer rodillo en casa

Aprovechas al máximo el tiempo

Hacer rodillo en casa es sinónimo de optimizar al máximo el tiempo. En primer lugar, porque no tienes que salir de casa. Y, en segundo lugar, porque durante el tiempo que estás pedaleando sabes que la efectividad es prácticamente total. 

No existe ningún elemento externo que afecte al desarrollo del entrenamiento que estés haciendo. No hay semáforos, ni rotondas, ni stops, ni bajadas. Aquí, si estás encima de la bicicleta 1 hora, vas a pedalear 1 hora. 

En este sentido, una sesión de rodillo de entre 30 y 60 minutos, con una buena pauta de entrenamiento, es igual o más efectiva que una en la carretera con el mismo tiempo. 

Te puede interesar: 6 divertidas sesiones de entrenamiento en el rodillo

No dependes de la meteorología

En casa, nunca va a llover, ni a hacer tanto frío como cuando sales a pedalear al aire libre. Por lo que, con un rodillo, controlas al 100% las condiciones con las que vas a entrenar. El hecho de no subirte a la bicicleta porque hace mal día ya no es un impedimento.

Eso sí, es importante tener un espacio con buena ventilación y vigilar con el sudor y la hidratación.

Mejoras la cadencia y la eficiencia del pedaleo

Cuando estás entrenando en rodillo, no puedes parar de pedalear ni un segundo. Además, en el rodillo, sea del tipo que sea, mantener cadencias altas entorno a 80-90rpm es más asumible que en carretera o en el monte. 

Además, al no tener que preocuparnos por el manejo de la bicicleta y por factores externos que nos puedan reclamar atención, podemos focalizar toda nuestra concentración en cómo pedaleamos y en esta técnica.

Ayuda a perder peso

El rodillo facilita la realización de entrenamientos en ayunas que nos pueden ayudar a perder peso. A pesar de los distintos puntos de vista que existen al respeto, hacer ejercicio a primera hora y en ayunas permite activar más rápidamente el metabolismo. 

Además, en el rodillo, al practicar deporte en un espacio cerrado, acostumbras a sudar más y a eliminar toxinas. Se pierde mucho más líquido que en el exterior. De esta forma, la hidratación juega un papel muy importante y es necesario beber agua e incluso bebidas isotonicas, con sales o electrolitos.

Control del esfuerzo que hacemos

Cuando haces rodillo en casa, puedes controlar el esfuerzo que vas a realizar en todo momento. Tanto si estás soltando patas, como si estás haciendo unos intervalos cortos. 

En el rodillo, y sobre todo, con los que son inteligentes, está todo bajo control. Los datos no engañan y es mucho más fácil regular los esfuerzos y adaptarlos al entrenamiento: de recuperación activa, en umbral aeróbico, umbral anaeróbico, en zonas de potencia específicas…

Y es que con el rodillo puedes limitar y controlar tus zonas de entrenamiento tanto de potencia como de frecuencia cardíaca, y regularlas al momento. En la carretera, los factores externos juegan su papel.

Mejoras la fuerza mental

No nos vamos a engañar. Hacer rodillo en casa no es lo más divertido del mundo. No hay nada comparable como salir en bicicleta por carreteras o senderos de revista. Pero cuando no queda otra opción, el rodillo te ayuda a mejorar tu fuerza mental.

El hecho de aguantar sesiones de rodillo, en las que luchas contra tu mente para aguantar los minutos que te habías propuesto, te va a fortalecer físicamente y mentalmente. A veces nos olvidamos de esta faceta y es igual o más importante que la física.

La satisfacción de aguantar X tiempo encima del rodillo y de completar el entrenamiento que tenías planificado, no tiene precio.

Comparte
Publicado por
BICIO

Artículos recientes

la tercera temporada de “El dia menos pensado” ya tiene fecha de estreno

Los amantes al ciclismo estamos de enhorabuena y es que ya tenemos fecha oficial para…

11 marzo 2022

Multa y retirada de carnet para Remco Evenepoel

No todo son alegrías en casa de Remco Evenepoel. El ciclista del equipo Quick Step…

11 marzo 2022

La verdadera marea naranja. La pasión por el Euksaltel Euskadi

Naranja más ciclismo igual a Strava. ¡Error! La verdadera marea naranja del ciclismo es la…

11 marzo 2022

La bicicleta ideal. Lo que te interesa saber

Hay muchas bicicletas en el mundo con una cantidad infame de modalidades, marcas, modelos y…

10 marzo 2022

La Volta a Catalunya: etapas, perfiles y recorrido

La Volta a Catalunya ha presentado las etapas, los perfiles y el recorrido completo de…

10 marzo 2022

Jumbo Visma consigue su segundo triplete en la Paris Niza

La actuación del equipo Jumbo Visma en la prestigiosa Paris Niza está siendo espectacular. El…

9 marzo 2022