Categories: CicloturismoNoticias

La Quebrantahuesos vuelve a sonreír

Publicidad

La marcha cicloturista Quebrantahuesos ha vuelto por la puerta grande. De hecho, nunca se fue. Pero en las últimas ediciones, la pandemia de la COVID-19 y la meteorología adversa habían jugado una mala pasada a la prueba. En 2020, la organización se vio obligada a cancelar la edición por la situación pandémica; en 2021, a celebrarla bajo la lluvia; y este 2022, a aplazarla de junio a septiembre por culpa de una ola de calor.

Finalmente, este sábado 24 de septiembre se pudo celebrar la 31ª edición en Sabiñánigo, no exenta de incertidumbre. Y es que pocos se pensaban que saldría un día como el que salió, después de la previsión meteorológica de la semana previa. Pero el clima, por fin, respetó y todo fue como estaba previsto. Con frío en las cotas altas y con la preparación de más refugios para que los ciclistas pudieran resguardarse en caso de necesitarlo, pero con las ganas y el objetivo de completar el exigente recorrido.

Los más de 3.500 ciclistas que tomaron la salida – 2.500 en la Quebrantahuesos, de 200 kilómetros y más de 3.500 metros de desnivel positivo, y 1.000 en la Treparriscos, la hermana pequeña de 85 kilómetros y algo más de 1.500 metros de desnivel – pudieron disfrutar de un día de ciclismo en mayúsculas. 

Publicidad

Como en cada edición de la marcha, se recorrieron los cuatro míticos puertos de montaña del Pirineo aragonés y francés: Somport, Marie Blanque, Portalet y Hoz de Jaca. No faltaron tampoco los aficionados en las cunetas animando a lo largo del recorrido, los voluntarios dispuestos a ayudar a los ciclistas y el dispositivo de seguridad desplegado durante toda la marcha, ya que el plan es el mismo sea cual sea el número de participantes.

Aficionados durante toda la marcha Quebrantahuesos – Foto: Quebrantahuesos

El primero en completar el recorrido de la Quebrantahuesos fue Imanol Arizmendi (05:32:12), seguido del exciclista profesional Haimar Zubeldia (05:32:13). Los dos entraron juntos a meta. De hecho, Zubeldia, habitual en esta prueba, ayudó a Arizmendi a bajar su tiempo.  “En la Quebrantahuesos hay muchos ganadores, todos los que cumplen con su reto son ganadores y este es el mérito. Por nuestra parte, hoy habíamos venido un grupo de amigos sobre todo con Imanol, ya que este año venía a por todas, a bajar su tiempo y estoy muy contento por haberle ayudado a conseguirlo”, comentaba Zubeldia en meta.

En categoría femenina, la zaragozana Conchi Pérez, quien participaba por primera vez, fue la ciclista más rápida en completar los 200 kilómetros de la Quebrantahuesos con un tiempo de 06:25:32. 

Publicidad

Prueba de la historia y de la tradición que tiene esta marcha, el ciclista más veterano que completó la Treparriscos fue un hombre de 83 años, llamado Juan Juliana. En la Quebrantahuesos, la distancia larga, el participante de más edad fue José Ignacio Aramburu de 76 años. Palabras mayores. 

Homenaje especial a Juan Carlos Unzué

El día previo a la salida se celebró el habitual acto de honor al ciclista homenajeado en la Quebrantahuesos, y este año el turno fue para Juan Carlos Unzué. El ex futbolista, e icono del deporte nacional, participó y completó en cinco ocasiones la Gran Fondo Quebrantahuesos, con su mejor tiempo en 2008 con 6 horas y 23 minutos. También participó en el corte de cinta.

“Cuando estéis jodidos subiendo uno de los puertos, quiero que os acordéis que nadie os ha obligado a venir aquí (risas), y que, en este deporte, como en la mayoría de los deportes, se disfruta cuanto más sufres. Así somos los ciclistas ‘globeros’. Cuantos más kilómetros hemos ascendido es cuando le encuentras sentido a este sufrimiento tras estar 8 o 9 horas encima de la bicicleta. Hay que pensar que hay que llegar a la meta y que sois unos privilegiados por estar aquí y poder retaros a hacer una marcha como la Quebrantahuesos”, comentaba Unzué, quien hace tres años anunció que padecía ELA. Unas palabras para recordar que pueden aplicarse a cualquier salida o marcha cicloturista. 

La Quebrantahuesos homenajea a Juan Carlos Unzué – Foto: Quebrantahuesos
Publicidad
Publicidad
Comparte
Publicado por
Pau Mitjans
Publicidad