La historia del ciclista que pidió matrimonio en el Tour de Francia

Publicidad

“El Tour de Francia es una historia de amor”. Así titulaba la cuenta de Instagram de la ronda francesa la instantánea de los reconocidos fotógrafos Jered y Ashley Gruber. En la foto, aparecía el corredor alemán del Education First, Jonas Rutsch, pidiéndole matrimonio a su futura esposa Lorena, también ciclista. 

Arrodillado en plenos Campos Elíseos de París y vestido aún con el maillot del equipo, le entregó el anillo de compromiso. La respuesta, después de más de 3.000 kilómetros en las piernas y después de acabar el Tour en el puesto 94º, fue un sí. Satisfacción por partida doble.

Pero nada de eso hubiese trascendido sin la presencia de esos dos fotógrafos, Jered y Ashley, que explicaron en sus redes sociales cómo vivieron ese momento. Una historia y unas imágenes para el recuerdo de uno de los mejores Tours de los últimos años.

Publicidad

La historia de la foto

En los Campos Elíseos de la capital francesa había acabado prácticamente todo. Jonas Vingegaard ya había subido al podio para recoger el trofeo y su maillot amarillo, Tadej Pogacar y Wout Van Aert también, y Jasper Philipsen hacía rato que había celebrado su victoria en la etapa final.

“Me quedé mirando mudamente a mi alrededor, preguntándome qué se suponía que tenía que hacer en ese momento. Todavía chorreando de sudor por la carrera y la locura, mi concentración se iba centrando poco a poco en conseguir dos objetivos: agua y un lugar para sentarme”, relataba Jered.

Pero de pronto, apareció su compañera Ashley y le espetó un: “Vamos, vamos”. Entonces, los dos empezaron a correr como locos. “No sabía por qué corría, pero le pregunté: ¿Por qué lo hacemos”. A la que Ashley le respondió: “”¡Jonas va a… pthjsporgslewwogh!” No pudo escucharla, pero otro compañero se lo repitió: “¡Jonas va a declararse”!

Publicidad

El resto, es historia. “Intentaba encontrar un buen ángulo, no estorbar, ajustar la configuración, no cometer ningún error técnico, seguir moviéndome… tiene que haber un ángulo mejor para capturar el momento. Entonces se encendió una luz en mi cansado y oscuro cerebro: espera, esto ya no es la carrera, esto ya no es lo mismo de siempre. Empecé a llorar. Me sentí feliz de presenciar esta situación, de ver el amor así”, relataba el fotógrafo.

Sin duda, una de las fotografías más emotivas de esta edición.

Jonas no es el primero

No es la primera vez que un ciclista pide matrimonio en pleno Tour de Francia y tampoco parece que será la última. El Tour es el Tour. En 2017, el francés del AG2R Cyril Gautier hizo lo propio. En esa ocasión, escribió en un papel la proposición de matrimonio y la mostró a la cámara de televisión en plena última etapa.

Publicidad
Comparte
Publicado por
Pau Mitjans
Publicidad