Categories: Noticias

La cesta de la compra de un ciclista con presión: Iván García Cortina

Publicidad

Es el supuesto sucesor de Óscar Freire. Le está costando subir al podio. Pero en este último Mundial (a un paso de las medallas), Cortina ha reivindicado lo que puede entrar en su cesta de la compra.

 

Tiene 26 años y acaba de ser padre de un niño: Pelayo.

Recuerdo que un niño siempre viene con un pan debajo del brazo. 

Publicidad

Y podía haber sido este mismo domingo en el Mundial de Australia donde, tras 266 kilómetros, Iván García Cortina estuvo ahí hasta el final.

Pudo ser plata o bronce.

Y le hubiésemos tenido en la portada de ‘Marca’ o ‘As’.

Publicidad

También hubiésemos dicho que, por fin, encontramos al sucesor de Óscar Freire (que es lo que deseamos ver en él).

Pero como Iván García Cortina fue undécimo en este último Mundial de Australia apenas se le ha dado propaganda y, más allá de las emociones del momento, ha pasado casi desapercibido.

Nuestros padres ya nos avisaron que los resultados son grandes impostores.

Por eso nuestra misión es ir más allá y es el motivo por el que hoy decidí escribir de él: Iván García Cortina.

Publicidad

Creo honestamente que se lo merece. 

Está haciendo un interesante final de temporada.

Hace unas semanas en el GP de Québec, donde fue quinto y sumó esos puntos tan importantes para Movistar.

Y ahora en este Mundial de Australia donde casi fue el ciclista que queremos ver.

Sé que alrededor suyo hay mucha impaciencia y que desde hace años le queremos ver peleando por uno de los monumentos.

Y como ese momento no ha llegado, al juzgarle sale lo peor de nosotros mismos.

Su fichaje por el Movistar aceleró la impaciencia (seamos realistas).

Pero yo prefiero quedarme siempre con la lectura positiva.

Quiero creer en Pablo Lastras, uno de los directores de Movistar, cuando dijo que “Cortina estuvo cuatro años en equipos que no le enseñaron nada. Nosotros le estamos enseñando a sacar su potencial”.

Y todo eso lleva tiempo.

Es verdad que las victorias todavía no han llegado.

También es verdad que, a su edad, Freire tenía un palmarés que no entraba en nuestra cesta de la compra.

Pero ya quizá sea el momento de entender que la comparación es innecesaria e imposible, porque cada uno tiene sus tiempos.

El 20 de noviembre Iván García Cortina cumplirá 27 años: una edad extraordinaria.

Yo ya no quiero insistir más, ya he dejado dicho que creo de veras en él y entiendo que este final de temporada nos ha dado la razón.

Y no se olviden que un niño viene con un pan debajo del brazo.

Y desde el 15 de septiembre Pelayo (que además ya es socio del Sporting) está entre nosotros.

Y su padre está hambriento, tan hambriento como en aquella etapa de la París Niza de 2020 cuando ganaba a Peter Sagan y veíamos el cielo abierto.

Publicidad
Comparte
Publicado por
Alfredo Varona