La amplia gama media

Análisis plantillas World Tour 2022: altas, bajas, líderes, sorpresas.

Parte I: Los súperequipos

Parte III: Los (no tan) modestos

Parte IV: Equipos Españoles

Seguimos con la serie de artículos que desmenuzan las plantillas para 2022 de los principales equipos masculinos. Caras nuevas, despedidas, nombres importantes, objetivos y jóvenes candidatos a protagonizar irrupciones fulgurantes. Tras el repaso a las escuadras más poderosas, continuamos con las que por presupuesto se sitúan un peldaño por debajo pero que aun así cuentan con argumentos para ofrecer batalla a lo largo de la temporada. Quizás alguna de ellas las hallamos en el escalón superior de aquí 12 meses. Para ello, los resultados deberán acompañar rotundamente y así lograr seducir a los patrocinadores.

AG2R CITROËN TEAM


Fichajes

Hace un año, con la suma de la firma automovilística a la causa, el equipo presentaba una remodelación profunda. Este otoño, por el contrario, el movimiento en el mercado ha sido mínimo. Tras un 2021 un tanto decepcionante en líneas generales, se confía en que la inversión empiece a dar sus frutos.

Las nuevas adiciones se limitan a un solo corredor con experiencia WT: Felix Gall, aún joven (1998) y proveniente del Team DSM, con resultados algo prometedores pero no brillantes. El resto de caras nuevas responden al paso a profesionales de Valentin Paret-Peintre (hermano menor de Aurelien), del último ganador de Il Piccolo Lombardia Paul Lapeira y de Antoine Raugel, reclutado del filial de Groupama-FDJ.

Bajas

En sus cuatro temporadas aquí, Tony Gallopin (Trek-Segafredo) no ha conseguido mantener sus grandes resultados de sus años en Lotto. Su mayor aportación -una victoria de etapa en La Vuelta’18- parece ya algo lejana, así que no extraña su marcha. Alexis Gougeard (B&B Hotels – KTM) hace unos pocos años parecía un estandarte del equipo. Pero a pesar de un leve y fugaz resurgir en 2019, nunca más ha sido ese corredor tenaz que en 2015, con 22 años, parecía que se iba a comer el mundo en clásicas y escapadas. Problemas físicos le han relegado a un perfil mucho más discreto.

Françoise Bidard (Cofidis) empieza una nueva etapa tras permanecer en la casa desde su paso a profesionales. Mathias Frank, Ben Gastauer y Julien Duval, tras un par de temporadas muy discretas, han decidido optar por la retirada.

Líderes

Greg Van Avermaet y Bob Jungels fueron contratados a finales de 2020 para liderar el nuevo proyecto. Estas llegadas, combinadas con las salidas de Bardet, Latour o Vuillermoz, supusieron un viraje notable hacia las pruebas de un día. En su primer año, el belga ha estado en todas partes, pero con poca fortuna: a los 36 ya no parece ser el de hace unas temporadas. No le queda otra que seguir intentándolo.

El luxemburgués, por su parte, ha tenido un 2021 muy anónimo, debido a una patología para la que ha costado recibir diagnóstico: endofibrosis. Tras pasar por el quirófano, en septiembre volvió con buenas sensaciones, sin dolor, y su perspectiva de cara a 2022 es optimista. Si se confirma, puede ser el mejor fichaje del año. Pero hay que ser cauto.
Ben O’Connor fue, de largo, la nota positiva del equipo esta pasada temporada. Con una victoria de etapa en el Tour de Francia y la 4ª plaza en la general final, no es para menos. A partir de ahora, este éxito le conlleva mayor responsabilidad.

Junto con Van Avermaet, Oliver Naesen es también responsable de dar presencia, y a poder ser victorias, en la campaña del norte. En 2021 apenas apareció; en esta campaña los resultados apremian.

A quien sí se le vio a partir de abril es a Benoit Cosnefroy. El puncheur normando se sobrepuso a un invierno con problemas físicos y acabó mostrándose en muchas clásicas de cotas: en las Ardenas, en pruebas 1.1 del calendario francés, en la Bretagne Classic que se llevó frente al mismísimo Alaphilippe e incluso en el Mundial. Si las lesiones le respetan será uno de los puntales del equipo.

Tratándose de una plantilla sin un gran líder, con necesidad de un buen rendimiento coral, también se espera la aportación de otros hombres: Aurelien Paret-Peintre, Andrea Vendrame y Dorian Godon, entre otros, deberán sumar resultados.

El joven a seguir

Con la dupla belga de las clásicas norteñas –Van Avermaet y Naesen- mostrando síntomas de ligera decadencia, no extrañaría que alguien más joven buscase tomar el relevo. Bajo este perfil nos cuadra Stan Dewulf (1997). Por edad está al límite de no ser considerado un corredor joven según los parámetros de hoy en día, pero 24 años –los cumple en diciembre- parece una edad idónea para subir el nivel. Ganador de la Paris-Roubaix Espoirs en 2018, fue uno de los protagonistas de la pasada Paris-Tours. Integrante del cuarteto que se jugó la gloria en la Avenue de Grammont y victorioso en la Boucles de l’Aulne una semana después, cerró 2021 reivindicándose para este año.

ASTANA QAZAQSTAN TEAM


Fichajes

El equipo kazajo ha cambiado media plantilla, así que las incorporaciones son muchas y variadas. Llegan nuevos líderes, como Miguel Ángel López y Vincenzo Nibali, aunque el papel de éste último, a los 37 años, debe contarse un poco al margen. El siciliano, además, llega con su hermano Antonio. David De la Cruz también refuerza el equipo en las vueltas por etapas. Hará Giro, al servicio López y Nibali, y en la Vuelta es probable que luzca galones.

Joe Dombrowski también llega para sumar cuando la carretera se ponga cuesta arriba, así como Andrey Zeits, gregario por definición. El experimentado kazajo vuelve a casa tras un par de años en BikeExchange.

Alexandr Riabushenko, passista veloce, recala en el equipo kazajo con la esperanza de relanzar una carrera que años ha se estimaba más prometedora.

Además de con los Nibali, la estructura se italianiza notablemente con la llegada de corredores como Valerio Conti, Leonardo Basso, el joven Michele Gazzoli o Simone Velasco. Éste último ya iba mereciendo un hueco en el WT tras lo apuntado estas últimas campañas en equipos de menor rango.

Mención aparte merece la llegada de Gianni Moscon. Talentoso y controvertido, deja INEOS para abrir un nuevo ciclo en el que gozará de mayor libertad, sobre todo en las clásicas.

Bajas

Si llegan muchos, muchos salen. No hay otra. El núcleo vasco, informalmente llamado Euskastana, abandona el equipo en bloque, hacia destinos algo dispares: Alex Aranburu (Movistar), Ion Izagirre (Cofidis), Gorka Izagirre (Movistar), Omar Fraile (INEOS Grenadiers) y Oscar Rodríguez (Movistar) son pérdidas notables. En función de lo que ofrezcan los recién llegados se podrá calibrar la magnitud del hueco que dejan.

Y no se queda aquí, ni mucho menos, el éxodo de talento que sufre el equipo: la marcha de Aleksandr Vlasov (BORA – hansgrohe), por ejemplo, les deja sin un corredor joven que ya peleaba por puesto de honor en grandes vueltas. Con veteranos como Luis León Sánchez (Bahrain – Victorious) o Jakob Fuglsang (Israel – Premier Tech) habrá que observar qué les queda por ofrecer en sus nuevos equipos. Tal vez ha sido un buen momento terminar aquí la relación, tal vez no.

Ciclistas notables de perfil variado como Hugo Houle (Israel – Premier Tech), Merhawi Kudus (EF Education – EasyPost) o el interesante Matteo Sobrero (Team BikeExchange Jayco) también han hecho las maletas.

Líderes

Con tantos cambios en la plantilla, la gran mayoría de corredores que deberán tirar del carro ya están mencionados en el primer apartado. López, Nibali, De la Cruz y Moscon, sobre todo.

Prácticamente solo queda detenerse en Alexey Lutsenko. El kazajo de más nivel en el pelotón internacional actual es un ciclista difícil de encasillar. ¿Clasicómano?, ¿cazaetapas?, ¿vueltómano? La temporada pasada dejó entrever que en este tramo de su carrera opta por esta última categoría. Al menos así lo indica su séptimo puesto en el Tour de Francia y, semanas antes, la segunda plaza en el Critérium du Dauphiné. Este 2022 también apunta al Tour, pero tras un calendario provisional que incluye la mayoría de las clásicas belgas, tanto las de adoquines como las de las Ardenas. Lo dicho, un tipo algo desconcertante.

El joven a seguir

Con Javier Romo (1999) ya en el punto de mira por una cuestión de pasaporte, aquí haremos hincapié en Samuele Battistella (1998). El campeón del mundo sub23 de 2019 experimentó el año pasado un notable crecimiento. Su primer año de celeste se saldó con un debut discreto pero digno en el Giro y en una segunda parte de campaña muy interesante. Buen papel en la Arctic Race of Norway y mejor todavía en las semiclásicas italianas de septiembre y octubre. Cuatro top10, con victoria incluida en la primera edición de la Veneto Classic, por delante de nombres notables como Hirschi y Restrepo.

Este terreno, con subidas explosivas, parece ser en el que mejor se desenvuelve y en el que también puede hacer valer una punta de velocidad notable. La marcha de corredores como Aranburu o Fraile puede favorecer que a corto o medio plazo aspire a ocupar su hueco.

BAHRAIN – VICTORIOUS


Fichajes

El equipo ha funcionado muy bien en 2021, así que es razonable pensar que se ha trabajado para mantener el bloque y la inercia positiva. En consecuencia, el apartado de incorporaciones no resulta muy significativo, al menos a día de hoy.

Abundan los jóvenes, como el campeón del mundo contrarreloj en categoría sub23 Johan Price-Pejtersen (1999), un corredor que hasta ahora ha mostrado muy poco fuera de la cabra. Alejandro Osorio (1998), escalador colombiano procedente de Caja Rural, llega tras mostrar destellos la primavera pasada en el Tour of the Alps y la Vuelta a Asturias.
Edoardo Zambanini (2001) es un producto de la fructífera cantera italiana aún por madurar, pero el polaco Filip Maciejuk (1999) viene ya con resultados en categoría sub23, sobre todo contra el crono. No es el único polaco que llega, puesto que Kamil Gradek, éste ya mayorcito, fue anunciado a principios de enero.

Dos corredores experimentados como Jasha Sutterlin y, sobre todo, Luis León Sánchez han sido reclutados para apuntalar la plantilla con su oficio.

Bajas

Del mismo modo que en el apartado anterior, pocos movimientos de importancia. El que más quizás es el adiós de Mark Padun (EF Education – EasyPost), aunque casi todo lo que rodea este corredor resulta una incógnita. No hay que menospreciar el hueco que dejará Marco Haller (BORA – hansgrohe), un tipo duro para el llano y las clásicas de adoquín que todo equipo de nivel desearía tener consigo.

Tras dos años en el equipo, el aún joven Kevin Inkelaar no ha cuajado y regresa al campo continental (Leopard Pro Cycling).

Cierran el capítulo de marchas hasta cuatro retiradas: la del veterano Marcel Sieberg; las de dos corredores de nivel con recurrentes problemas físicos como Rafa Valls y Eros Capecchi; y la de un todavía joven Scott Davies (1995), también fastidiado por las lesiones.

Líderes

Mikel Landa fue la excepción. Pero todos los corredores importantes del equipo gozaron de un 2021 que se podría calificar de entre bueno y brillante. Así que a todos ellos se les espera de nuevo para una nueva campaña a la altura. A Sonny Colbrelli quizás no se le pide que vuelva a ganar sí o sí la Paris-Roubaix, pero sí que aporte victorias. Ya va siendo hora de estrenarse en las etapas de las grandes vueltas.

Matej Mohoric puede mostrarse en clásicas de todo pelaje y está a las puertas de una gran victoria. Y si no, siempre quedará su instinto para ganar en parciales del Tour, algo que se le dio más que bien en la última edición.

Damiano Caruso tiene difícil repetir el brillante Giro d’Italia del año pasado, así que para este 2022 tiene puestas las miras al Tour de Francia. Un puesto en el top10 y/o una victoria de etapa están plenamente a su alcance. Algo parecido se puede decir de Jack Haig tras conseguir subirse al podio en la última Vuelta.

Pello Bilbao es una garantía de solidez allí donde le manden, lleva seis años seguidos completando dos grandes vueltas por temporada. Volverá al Giro y queda en duda si luego repetirá en el Tour u optará por la Vuelta. Lleva tiempo mereciendo una victoria de prestigio.

Tras lo mostrado en 2021, a Gino Mäder ya se le espera delante en cualquier escenario. Su progresión fue más que notable, con victorias en el Giro, en Suiza y terminando fortísimo la Vuelta para acabar sacando una quinta posición final. Es el momento de probar en el Tour.

¿Y Landa? Pues a Mikel se le tiene que exigir que vuelva a pelear el podio de toda gran vuelta que corra. Si todo va bien, de nuevo acudirá al Giro, animado por un recorrido con muy poca contrarreloj. Y luego, en principio, espera el Tour. Solo hay que cruzar los dedos con las caídas y lesiones. Si logra esquivarlas, luchará por el cajón. Su sólida trayectoria así lo avala.

El joven a seguir

Se trata de una plantilla tirando a veterana y como hemos visto, con un reparto de responsabilidades coral. Podría parecer que no hay mucho espacio para el brillo de jóvenes ciclistas, pero el calendario es lo bastante extenso como para ofrecer oportunidades. A ello se tendrá que agarrar Santiago Buitrago (1999). Colombiano de perfil escalador, en los dos años que lleva en la plantilla ha hecho sendos pasitos hacia adelante que sugieren que una explosión a corto plazo no sería muy sorpresiva. En 2021 estuvo muy correcto en la Volta, y en verano rozó el triunfo en Getxo y estuvo delante en Burgos.

BORA – HANSGROHE


Fichajes

Muchas caras nuevas en la escuadra alemana, uno de los bloques que parece haberse reforzado más y mejor. Para empezar, llegan tres corredores de perfil escalador, con capacidad para las tres semanas y aún jóvenes. Hablamos de Aleksandr Vlasov, Sergio Higuita y Jay Hindley. Los tres tuvieron mejor 2020 que 2021, así que deben aterrizar con motivación para refrendar su talento.

En el ámbito de los sprints también llegan refuerzos. Sam Bennett y Danny van Poppel han fichado para liderar las opciones del equipo en este apartado. Y para ello también contarán con valiosos hombres de apoyo en estos menesteres: el lanzador Shane Archbold y un gregario magnífico como Marco Haller. Ryan Mullen y Jonas Koch son otros nombres reclutados para colaborar en el llano.

En el apartado de apuestas de futuro, los grandes titulares se los lleva Cian Uijtdebroeks (2003). Pasa directamente de juniors con la vitola –por ahora algo exagerada- de ser el nuevo Evenepoel. Junto al belga, también asciende al profesionalismo el alemán Luis-Joe Lührs (2003).

Bajas

El porqué de tantos fichajes de nivel se debe sobre todo a una razón: la marcha de Peter Sagan (Team TotalEnergies). El eslovaco no solamente libera un salario altísimo, sino que se lleva con él a buena parte de su séquito: también recalan en el conjunto francés Daniel Oss, Maciej Bodnar y, claro, Juraj Sagan.

Tras un último año un tanto tibio, Pascal Ackermann (UAE – Team Emirates) es otra de las bajas significativas. Dos corredores que eran parte de su tren de sprint también se despiden. Rüdiger Selig y Michael Schwarzmann ponen rumbo a Lotto – Soudal.
Por su parte, el veterano Andreas Schillinger se retira y camino va de ello Marcus Burghardt, que en el momento de redactar esta pieza no había encontrado equipo.
Erik Baska, velocista eslovaco con muchos apuros para llegar fresco al final de las carreras, recala en el continental de su país Dukla Banska Bystrica.

Líderes

Más allá de los recién llegados mencionados en el primer apartado, un puñado de ciclistas comparten responsabilidades en una plantilla que se ha vuelto bastante horizontal: no hay un líder que sobresalga pero en cambio una decena de corredores tienen opciones de estar delante en las mejores carreras. Habrá que ver como gestiona estos recursos la dirección.

Wilco Kelderman es quizás su mayor nombre de cara a las generales. El holandés es tan fiable como alérgico a la victoria, con lo que es necesario contar con nombres más ganadores. Es el caso de Maximilian Schachmann, campeón alemán y de nuevo ganador de París-Niza en 2021. Un paso adelante en el tríptico de las Ardenas debe ser uno de sus objetivos.

Emmanuel Buchmann, por variadas razones, no ha vuelto a ser el hombre de tres semanas que en 2019 rozó el podio en el Tour. Debe esquivar caídas y coger confianza para acercarse a esos registros.

Los austriacos Patrick Konrad y Felix Großschartner son dos corredores más de los que augurar buenos resultados. El primero se alzó con una ansiada victoria de etapa en el pasado Tour de Francia; el segundo se ha acostumbrado al top10 de la Vuelta. Es de esperar que estos logros renueven sus ambiciones.

Para terminar, con la ausencia de Sagan, Nils Politt queda como único referente para la campaña del norte. Y en el Tour, a intentar pescar otra etapa como en 2021.

El joven a seguir

Además de al mencionado Uijtdebroeks, al que no se le pueden pedir milagros con 19 años, no le quitaremos ojo a Ide Schelling (1998). Tampoco será muy difícil, porque el neerlandés a menudo se caracteriza por ser culo de mal asiento. Rapidito, explosivo, adaptado a clásicas de cotas, amante de las escapadas en las vueltas por etapas… En 2021 le hemos visto a muy buen nivel en semiclásicas italianas, en la Flecha Brabanzona o en una vuelta corta como el Tour de Noruega. Además, estrenó su casillero de victorias en Suiza, en el GP des Kantons Aargau, batiendo a dos nombres de prestigio como Rui Costa y Esteban Chaves.

EF EDUCATION-EASYPOST


Fichajes

Como es habitual estos últimos años en la estructura, numerosas caras nuevas. Esteban Chaves es quizás el nombre de más trayectoria, aunque su nivel ya no sea el de hace unas temporadas. Su presencia, además, ahonda en la conexión colombiana que atesora últimamente la escuadra.

Odd Christian Eiking, una de las revelaciones de la pasada Vuelta a España, llega para probar que lo suyo no fue una carambola. Dar validez a lo hecho en 2021 será también el objetivo de Mark Padun. El rendimiento que ofreció en las dos etapas que ganó en el Critérium du Dauphiné queda poco menos como un expediente X. Si a partir de ahora es capaz de repetir esas actuaciones, todo cuadrará más.

El eritreo Merhawi Kudus apareció muy joven como la futura estrella africana. El tiempo no ha dado la razón a sus avalistas, pero es un corredor competente. Está a tiempo de subir el nivel y ofrecernos un tramo final de carrera más cercano a las expectativas que levantó.

Por su parte, Owain Doull ha fichado para demostrar que con él INEOS ha dejado escapar una pieza de valor en pruebas como las clásicas del norte. Siguiendo con británicos, el caso de James Shaw es el de un ciclista que pasó muy joven al WT y no tuvo capacidad de adaptación. Sin embargo, los últimos tres años a nivel continental le han hecho madurar y sus números en la última campaña indican que ahora sí está listo.
El resto de incorporaciones destacables de la estructura de Jonathan Vaughters son corredores jóvenes. Marijn van den Berg (1999) es de perfil más bien velocista, pero los demás tienen buenos resultados en pruebas con más desnivel: Sean Quinn (2000), Georg Steinhauser (2001) y Ben Healy (2000). Los cuatro llegan con buenos registros y merecen atención.

Bajas

Se puede decir sin miedo a equivocarse que la única significativa es la de Sergio Higuita (BORA – hansgrohe). El colombiano quizás no había tenido en 2021 su mejor campaña, pero su calidad con todavía 24 años era un activo muy valioso para el equipo.
El siguiente en la jerarquía de bajas seguramente sería Lawson Craddock (Team BikeExchange Jayco), buen corredor de equipo, todoterreno y con posibilidad de brillo contra el reloj.

Un buen puñado de jubilaciones deportivas engrosan este apartado, comenzando por Tejay Van Garderen que ya dijo basta el pasado mes de julio tras verse por debajo del mínimo que él mismo se exigía para ser útil al equipo. Busquen sus declaraciones al anunciarlo, son de una honestidad no muy habitual.

Julien El Fares, Moreno Hofland, Fumiyuki Beppu y Mitchell Docker son los demás que lo dejan. A excepción del neerlandés, aquejado de problemas intestinales persistentes, los otros tres dan el paso a unas edades muy razonables para ello.
Will Barta (Movistar), Logan Owen –todavía sin destino conocido- y James Whelan (Team BridgeLand) redondean el inventario de despedidas del equipo sin que a priori se les vaya a echar mucho de menos.

Líderes

Rigoberto Urán ya lleva algún año en el que apenas se le espera… pero acaba apareciendo con un nivel más sólido del previsto. Hablamos de los grandes escenarios, del Tour principalmente, en el que lleva tres top10 seguidos. Y en Suiza y en los Juegos Olímpicos del pasado verano también estuvo a muy buena altura. Parece que todavía, a punto de cumplir los 35, podemos considerar al bueno de Rigoberto como un ciclista muy fiable cuando se propone un objetivo.

Hugh Carthy es la otra baza del equipo para las grandes vueltas. Tras unas campañas en las que no acababa de cuajar, en 2020 se sacó una grandísima Vuelta a España. La temporada pasada refrendó su nivel, con algo menos de brillo, en el Giro d’Italia. Veremos dónde apunta este año.

Fuera de las generales, el equipo de Vaughters cuenta con tres corredores algo irregulares pero que en sus buenos momentos pueden ser muy brillantes. Hablamos de Michael Valgren, Alberto Bettiol y Magnus Cort. Los tres están capacitados para ganar etapas ante cualquier rival, con variedad de registros, e incluso para dar la campanada en una gran clásica. De hecho, esto ya ha sucedido con los dos primeros y nada indica que no pueda volver a ocurrir. Tres tipos peligrosísimos, sin duda.

A pesar de su juventud, el suizo Stefan Bissegger (1998) se ha ganado un par de frases en este apartado. El nivel que ofreció en las contrarrelojes el pasado año fue muy alto, con victorias en París-Niza y el Tour del Benelux y un puñado de puestos punteros en unas cuantas pruebas WT. Está solo a un paso de la élite de la cabra, solamente le falta dar el zarpazo en grandes vueltas o mundiales.

El joven a seguir

A Simon Carr (1998) muchos le conocimos en la Volta a Portugal de 2020, en la que se llevó la clasificación del mejor joven. Un escenario complicado para un corredor foráneo. Una semana después venció en Ordizia y de ahí a dar el salto a Education First este último año.

Su primera campaña en la élite no ha sido brillante pero ha ofrecido suficientes actuaciones de mérito para pensar que aquí hay un corredor muy interesante. De perfil ligero, por ahora entre escalador y clasicómano de colinas, parece estar en la edad y equipo adecuados para afrontar un año con más protagonismo y éxitos.

GROUPAMA-FDJ


Fichajes

Temporada de continuidad para la estructura de Marc Madiot, con el aderezo principal de Michael Storer. El australiano fue una de las sorpresas agradables de la Vuelta, presente en multitud de escapadas y con capacidad para rematar en dos de ellas. Se presentó en la ronda española tras ganar con autoridad el Tour de l’Ain y pasar por el Giro a modo de apoyo para Romain Bardet. En su nuevo equipo seguramente gozará de libertad durante buena parte del año. Está prevista su presencia en el Tour de Francia.

Quentin Pacher logra a los 30 años dar el salto al WT. Es merecido. Corredor aguerrido, con nivel en la media montaña para pelear escapadas en carreras del máximo nivel y en pruebas de un día con algo de desnivel.

Los fichajes se completan con Bram Welten, aún joven (1997) y rápido, con buenos números en semiclásicas francesas y belgas en 2021, y la promoción de Lewis Askey (2001) del equipo de desarrollo.

Bajas

Las salidas pueden ser calificadas de poco significativas, o al menos parecen de un nivel inferior a las llegadas descritas. Benjamin Thomas (Cofidis) es un contrarrelojista de cierto fuste pero fuera de la especialidad ha ofrecido poco.

Simon Guglielmi (Team Arkéa Samsic) y Alexys Brunel (UAE – Team Emirates) todavía están en edad de progresar pero tampoco han apuntado nada muy especial hasta el momento. Como mucho le concedemos algo de margen al segundo, una vez que un equipo puntero se ha fijado en él.

Dos veteranos de la estructura como William Bonnet (1982) y Mickaël Delage (1985) ponen punto final a sus carreras. Está por ver si toma el mismo camino Romain Seigle, por ahora sin contrato.

Líderes

El nombre más emblemático del equipo es Thibaut Pinot. Pero tras las últimas temporadas de infortunio es legítimo preguntarse si sigue siendo el corredor del que esperar mayores resultados. Se ha tomado 2021 como un año de reconstrucción física y mental. No vamos a descartar que esta temporada se acerque al nivel que dio en 2018 y 2019, por ejemplo. Pero el escepticismo está justificado.

Entonces, David Gaudu supone la alternativa más sólida en lo relativo a vueltas por etapas. Así lo demuestra su rendimiento sostenido pero ascendente durante las últimas campañas. Le sigue faltando un pasito, el que le convierta en un corredor ganador. Veremos si lo consigue.

En las demás parcelas importantes, Stefan Küng y Arnaud Démare volverán a ser los nombres de referencia. Ambos en pruebas de un día; el primero también en las contrarrelojes, en las que ya es un miembro merecido de la élite; el segundo en las volatas, con el Giro como principal objetivo en este aspecto.

El joven a seguir

Con 21 años, el británico Jake Stewart se destapó para el gran público a comienzos de la temporada pasada: posiciones delanteras en la Etoile de Bessèges y nada menos que un 2º puesto en el estreno anual del adoquín en Omloop Het Nieuwsblad. Estas actuaciones situaron dentro del radar a un corredor que apunta a sprinter con capacidad de pasar repechos y adaptación a las clásicas del norte. Su segunda mitad de 2021 fue un poco más anónima, algo natural en un ciclista joven. Este año le esperamos de nuevo, pendientes de la evolución lógica que se le presume.

ISRAEL – PREMIER TECH


Fichajes

Como la estructura nos tiene acostumbrados, los fichajes de más renombre son de corredores experimentados, veteranos. Es el caso de Jakob Fuglsang, que en marzo cumple los 37. El danés debe demostrar que en el contexto de su madurez espléndida, el bajón del año pasado fue accidental y no un signo irreversible de crepúsculo.
Giacomo Nizzolo también cuenta con mucho oficio, pero es más joven y su buena pasada temporada pasada nos hace pensar que tiene cuerda para mantener el nivel. Será pieza clave del equipo en los sprints.

Simon Clarke es otro que rebasa ampliamente la treintena. Es un fichaje de última hora tras la desparición de Qubekha como equipo de primera división que además de experiencia aún puede aportar algún resultado. En 2021, sin ir más lejos, fue octavo en una Strade Bianche de nivel superlativo.

Hugo Houle se suma a la notable colonia canadiense del equipo. No hay que olvidar que el principal financiador del equipo, el magnate Sylvain Adams es nacido y criado en Quebec. Houle es un refuerzo interesante como apoyo en el terreno llano, ya sea en grandes vueltas o en clásicas.

Para que no se diga que el equipo se acerca al cementerio de elefantes, también se han hecho con los servicios de Corbin Strong. El joven neozelandés llega con resultados interesantes en el calendario océanico y asiático que tendrá que refrendar en citas de más nivel.

Bajas

Dos retiradas emblemáticas adornan este capítulo. Una de previsible, la de André Greipel; y otra de no tanto, puesto que Dan Martin aún parecía a un nivel bastante competitivo.

La llegada de Nizzolo ha provocado, o viceversa, la salida de dos hombres rápidos. Es el caso de Davide Cimolai (Cofidis) y de Hugo Hofstetter (Team Arkéa Samsic). Este último sorprende un poco, puesto que su combo de resultados y edad lo hacía un perfil interesante.

También regresa a un equipo francés el joven Alexis Renard (Cofidis) y el estonio Norman Vahtra cae a categoría continental (Go Sport – Roubaix Lille Métropole).

Líderes

A pesar de su veteranía, cumplió los 35 este otoño, Michael Woods parece no haber empezado la cuesta abajo. Su nivel en clásicas duras y como cazaetapas en grandes escenarios ya dio presencia al equipo en su primera temporada. Además, sus prestaciones le permiten conseguir una buena suma de puestos de honor en vueltas de una semana con montaña y poca contrarreloj. Junto con los recién llegados Fuglsang y Nizzolo debería ser uno de los puntales del equipo.

Sep Vanmarcke queda de nuevo como gran baza de cara a las clásicas del norte. El año pasado alternó buenas actuaciones con días llenos de las calamidades habituales en él. Pocos corredores hay más entrañables.

Por su parte, Ben Hermans sigue año a año cosechando resultados en pruebas algo menores. En 2021 también llegaron las victorias, así que su aportación se estima valiosa para engrosar los números del equipo. Eso sí, ya es un corredor veterano y no sería extraño empezar a percibir algún signo de declive.

De Daryl Impey no se sabe muy bien qué esperar. Con 37 años y una temporada anterior un tanto aciaga –sufrió una dura caída en Andalucía-, ya no parece aquel corredor tan fiable para cosechar resultados aquí y allí gracias a su olfato y punta de velocidad. Quizás este papel habrá que adjudicárselo a Patrick Bevin, menos ganador pero que además puede ofrecer buen rendimiento en las pruebas contra el cronómetro.

¿Y Froome? Bueno, pues a estas alturas, tras tres temporadas totalmente anónimas en cuanto a resultados parece descabellado pensar en un resurgir significativo a los 36-37 años. Algún hecho más increíble ha sucedido en el ciclismo a lo largo de la historia, pero éste rivalizaría con los más rocambolescos.

El joven a seguir

En una plantilla con solamente cuatro ciclistas menores de 25 años no hay mucho donde elegir. Nos decantamos por Itamar Einhorn (1997), el que en la actualidad podría ser considerado como mejor corredor israelí. De perfil velocista, puede discutirle a Rudy Barbier el papel de segundo sprinter del equipo tras Nizzolo.

En 2021 frecuentó puestos de honor en bastantes carreras de segunda fila e incluso levantó las manos en Eslovaquia ante Sagan y Cees Bol.

TREK – SEGAFREDO


Fichajes

Aluvión de caras nuevas en el equipo estadounidense. Ninguna de muy mediática pero encaminadas a reforzar la base del equipo. Han reclutado a veteranos con oficio como Tony Gallopin y Dario Cataldo, un perfil necesario en toda plantilla si no se abusa de ello.

También a corredores muy jóvenes como el flamante campeón del mundo sub23 Filippo Baroncini (2000), el gigantón neerlandés Daan Hoole (1999), el también alto pero mucho más ligero Asbjorn Hellemose (1999) o el catalán Marc Brustenga (1999).
Entre ambos polos, la escuadra suma también un peón para las clásicas como Otto Vergaerde; un interesante corredor todoterreno y aún en proyección como Markus Hoelgaard; un escalador de nivel como Antwan Tolhoek, en busca de relanzar su carrera; el sprinter vasco Jon Aberasturi, que vuelve a un equipo WT nueve años después (!); y el sospechoso habitual de las escapadas Simon Pellaud.

Bajas

El nombre de Vincenzo Nibali (Astana Qazaqstan Team) encabeza este apartado. Una baja razonable teniendo en cuenta que sus pretensiones económicas se basan mucho más en su trayectoria que en su presente deportivo.

Hay muchas más salidas, sin embargo ninguna parece de gran relevancia. Antonio Nibali (Astana Qazaqstan Team) se va con su hermano; Nicola Conci (Gazprom – RusVelo), Michel Ries (Team Arkéa Samsic) y Niklas Eg (Uno-X Pro Cycling Team), los tres todavía con carrera por delante, buscan dar un paso atrás para obtener frutos después; y Ryan Mullen ha encontrado acomodo en BORA – hansgrohe tras unos últimos años muy flojos.

Mención aparte merecen las retiradas. Es el caso de Kiel Reijnen, que se pasa al gravel, y del veteranísimo Koen de Kort, que el pasado junio perdió tres dedos de la mano en un accidente mientras conducía un vehículo todoterreno. Está previsto que se integre en el staff técnico del equipo.

Líderes

A no ser que alguna de las caras nuevas empiece fuerte su paso por el equipo, los líderes deberían ser los mismos del año pasado, a excepción de Nibali. La ausencia del siciliano debería exponer a más responsabilidades a Bauke Mollema y a Giulio Ciccone. El primero ha fijado sus objetivos para 2022 en el Giro y el Tour, en ambas vueltas en modo cazaetapas. El italiano, por su parte, pondrá el foco sobre todo en el Giro, donde tratará de ser protagonista. Si evita las caídas, cosa que no sucedió el año pasado, lo logrará.

La otra dupla con responsabilidades será la que conforman Jasper Stuyven y Mads Pedersen. El primero tuvo un 2021 mucho más exitoso, pero ambos pueden brillar más o menos en los mismos escenarios. A saber, clásicas, etapas en grandes vueltas, mundiales e incluso en sprints, sobre todo en el caso del danés. Una primavera intensa y luego el Tour de Francia son los principales objetivos de este año para ambos. De su capacidad para complementarse y sacar resultados globales depende el balance que se pueda hacer el próximo otoño. A Pedersen hay que pedirle más.

El joven a seguir

Quinn Simmons ya llama la atención desde muy joven por sus méritos dentro y fuera de la carretera, así que nos fijamos en Mattias Skjelmose Jensen (2000). Se trata de un corredor danés con un rendimiento muy bueno para su edad en 2021 y que da la sensación que ha pasado algo desapercibido.

Empezó a mostrarse ya en febrero, en el UAE Tour donde se filtró el primer día en el grupo delantero que se jugaría la general. En los finales en alto se defendió y logró sacar una sexta plaza final. Lo mejor es que esta actuación no fue flor de un día y también obtuvo puestos meritorios en Romandia, Dauphiné y en prácticamente todas las vueltas cortas que corrió en verano. Todo parece indicar que tenemos con él un proyecto de corredor sólido para generales. Puede empezar este año a confirmarlo.

Comparte
Publicado por
Borja Barbesà

Artículos recientes

la tercera temporada de “El dia menos pensado” ya tiene fecha de estreno

Los amantes al ciclismo estamos de enhorabuena y es que ya tenemos fecha oficial para…

11 marzo 2022

Multa y retirada de carnet para Remco Evenepoel

No todo son alegrías en casa de Remco Evenepoel. El ciclista del equipo Quick Step…

11 marzo 2022

La verdadera marea naranja. La pasión por el Euksaltel Euskadi

Naranja más ciclismo igual a Strava. ¡Error! La verdadera marea naranja del ciclismo es la…

11 marzo 2022

La bicicleta ideal. Lo que te interesa saber

Hay muchas bicicletas en el mundo con una cantidad infame de modalidades, marcas, modelos y…

10 marzo 2022

La Volta a Catalunya: etapas, perfiles y recorrido

La Volta a Catalunya ha presentado las etapas, los perfiles y el recorrido completo de…

10 marzo 2022

Jumbo Visma consigue su segundo triplete en la Paris Niza

La actuación del equipo Jumbo Visma en la prestigiosa Paris Niza está siendo espectacular. El…

9 marzo 2022