Categories: CicloturismoNoticias

Ironbike: cicloalpinismo de competición

Si pones en tu buscador la palabra Ironbike, verás que en la mayoría de las imágenes aparecen bikers cargando su bici a la espalda o empujándola por caminos de alta montaña que no parecen haber sido concebidos para ser ciclables. Esta es una de las señas de identidad de la durísima y singular carrera alpina que arranca el 24 de julio.

Quizá si algún día decides ponerte en la salida, te sorprenda alguien de la organización en el primer porteo señalando que “esto es la Ironbike”. Quédate con esta frase, tu mismo  la repetirás muchas otras ocasiones. Ironbike cuenta con peculiaridades que hacen que esta prueba sea única y difícil de replicar.

Ironbike ¿La más extrema del mundo?

Últimamente, parece que este sobrenombre acompaña a muchas carreras de gran dureza. Desniveles de vértigo, lugares remotos y meteorologías castigadoras, son complementos que buscan cada vez más organizadores para crear la prueba merecedora de éste título.

El hecho de que a la Ironbike le cueste completar la escasa lista de inscritos cada año (tan sólo 150 plazas), da una pista sobre la dureza de la prueba, a la que no todos los bikers se sienten capaces de enfrentarse. Más de de 600km, 27.000 metros de desnivel positivo distribuidos en 8 jornadas (una prólogo y 7 etapas), y cotas diarias de entre 2400 y 3000 metros.  Se duerme en tienda de campaña (obligatorio para favorecer la igualdad entre los participantes) y los avituallamientos austerisimos: sólo dos por etapa, y en uno de ellos, el más esperado, huevos revueltos. Pedalear por los paisajes más espectaculares y las montañas más emblemáticas de los Alpes Marítimos de la región italiana del Piamonte lo merecen.

Pero no solo debes ser una buen escalador, sus descensos exigen un nivel técnico muy depurado. Te encontrarás descensos en cuidados bike parks de alta montaña, senderos difícilmente ciclables, pedregales donde difícilmente se puede incluso caminar, interminables escalinatas o túneles sin iluminar. Probablemente uno de los míticos descensos que nunca falta es el del Forte Fenestrelle y sus 3966 escalones.

Los bikers más kamikaces pujan por el mejor tiempo a lo largo de sus pasadizos y escalinatas. Matt Page -ciclista profesional- tiene un video en youtube donde graba el descenso completo.

Quizá esta concurrencia de factores constituyan la trampa en la que caen más del 50% de los corredores que cada año se vuelven a su casa sin conseguir terminar esta prueba. Definitivamente, no es una prueba para apuntarse si no estás suficientemente preparado, y si no dominas la técnica.

Una de las escaleras del Forte Fenestrelle

Formato de rally. Prepara la estrategia.


En la Ironbike no gana el que primero llega. Su formato tipo rally consiste en un sistema de puntos y pruebas especiales, donde desarrollar una estrategia es fundamental para acabar con los mínimos puntos posibles. Pero si tu objetivo es terminar, tienes que estar pendiente no solo a que los de delante no te metan demasiados puntos, sino a acercarte lo más posible al tiempo impuesto. Llegar más allá del tiempo máximo determinado para cada etapa te costará la medalla finisher y una caída en la clasificación de muchos puntos.

En cada etapa te marcarán el principio y el final de las pruebas especiales. En estos tramos cronometrados, todos los que queden por delante de ti te meterán el doble de puntos por cada segundo.

Sin embargo, no todo es penar, a veces puedes descansar en las zonas neutralizadas. En algunos avituallamientos te neutralizan el tiempo durante algunos minutos. También puedes descansar en los trayectos en telesilla o cabinas que suben hasta el inicio de los vertiginosos descensos.

Cima Monte Chaberton

Lo que vas a ver durante la ruta no te va a dejar indiferente.


Tanto sufrimiento al acometer esta carrera tiene su recompensa. La Ironbike discurre por lugares de gran interés histórico y cotas imprescindibles.

Colle Vallescura. Dependerá de tus habilidades técnicas que el porteo que te lleva a sus 2500 metros de altura sea más o menos largo. Pero la bajada se te hará eterna: no ciclable para personas de este planeta. Ojo, que a la Ironbike va mucho extreterreste.

Passo La Gardetta. Un puerto interminable hasta unas praderas a 2335 metros donde te cruzarás con  algunas marmotas. A pesar de la pájara, no dejes de admirar  las vistas espectaculares a la mítica Rocca La Meja.

Refugio de La Gardetta

Monte Bellino. Espectacular puerto con un pequeño porteo final hasta llegar a la cruz que se encuentra a 2492 metros de altitud. Mítico y con un descenso espectacular. Estudialo que este siempre cae.

Colle Giulian. Uno de los porteos más largos de la carrera te llevará a una cota de 2451 metros de altitud. Afortunadamente, si llegaste hasta aquí, y tus zapatillas de ciclismo no son cómodas para caminar, llevarás unas de trail en la mochila. En el descenso puede que te sean muy útiles también.

Forte Fenestrelle. ¿Te apetece un poco de turismo? ¿Qué tal un paseo por los túneles de la fortaleza más grande de Europa?. La Fortaleza Fenestrelle es la segunda mayor construcción defensiva del mundo, después de la muralla china. Los túneles escalonados que conectan sus edificios son un descenso cronometrado y uno de los atractivos de la Ironbike. Alguno de sus escalones llevan el nombre de algún desafortunado que tuvo que esperar al siguiente año para terminar la carrera.

Mont Chaberton. La guinda del pastel y uno de los sellos de identidad de la Ironbike. La carrera sube hasta la batería de artillería del 1910 en ruinas, situada en la cima del monte a 3131 metros de altitud.

La familia Ironbike

Desde 1994, han pasado por la Ironbike grandes figuras del ciclismo, como Sandra Klomp o Milton Ramos, los reyes de la prueba, que han conseguido ganar en 6 ocasiones. Pero muchos otros bikers de distintos paises y de todos los continentes han empujado la bici por los senderos de los Alpes Marítimos siguiendo las marcas características.

Ocho largos días sufriendo tu afición favorita y durmiendo en el mismo suelo, dan para crear vínculos especiales que se retoman de año en año, si estás de suerte y puedes volver.

Comparte
Publicado por
Lucía Funes

Artículos recientes

El Deceuninck Quick Step ficha a un campeón del mundo de remo y de Zwift

Hace menos de un mes se encontraba en Tokyo 2020 colgándose una medalla de plata…

2 septiembre 2021

Sea Otter Europe Costa Brava Girona by Continental

A menos de un mes para la Sea Otter Europe, las marcas que ya han…

1 septiembre 2021

¿Cómo ser un buen escalador? Consejos para subir mejor en bicicleta

No cabe ninguna duda de que en esto del ciclismo es en las subidas más…

1 septiembre 2021

Porsche presenta su propia marca de bicicletas

Porsche, el gigante alemán del automóvil es otro que se suma al carro del ciclismo…

31 agosto 2021

Las lesiones más habituales en el ciclismo

Mucho me temo que algo de lo que viene a continuación te resultará familiar. De…

31 agosto 2021

“Me he quedado sin frenos”. Los discos reabren la polémica en La Vuelta a España.

El equipo de Bicio - Sport hemos afrontado en reiteradas ocasiones el debate entre los…

30 agosto 2021