¿Es necesario comprar una cabra para hacer triatlón?

Publicidad

Muchos aficionados al ciclismo o al running se atreven alguna vez a probar suerte con el triatlón.

Practicar tres modalidades tiene su atractivo, pero también sus problemas. Entre ellos destaca el tema económico, especialmente vinculado a la bicicleta y a la posible compra de una cabra.

La inversión mínima para cualquier triatleta popular es elevada y si algo hace subir descaradamente el presupuesto inicial, es la dichosa bicicleta.

Publicidad

Digo lo de dichosa, porque muchos triatletas ya tienen bicicleta de ruta, pero ante la motivación, la presión de los compañeros y las ganas por hacerlo lo mejor posible, se sienten condicionados al menos a valorar la compra de una cabra.

Las cabras, son las bicicletas de triatlón y de contrarreloj, y aunque la normativa y los ajustes biomecánicos permitidos entre las diferentes disciplinas son muy distintos, el cuadro y los componentes son los mismos.

¿Me tengo que comprar una cabra?

Todos sabemos lo que tenemos en nuestro bolsillo y como es lógico y evidente la mayoría no estamos capacitados para tener deportivamente todo lo que deseamos.

Publicidad

Decir a alguien que se tiene que comprar una cabra para hacer triatlón es una absurdidad. Primero porque el tema del presupuesto condiciona y segundo porque es un tema muy relativo que dependerá en gran medida de los objetivos, del recorrido y de la distancia de la prueba.

Una cabra siempre presenta grandes ventajas en el terreno más llano

Creo que, por ganas, todos tendríamos las mejores zapatillas, los mejores GPS, el mejor neopreno y evidentemente la mejor bicicleta tanto de ruta como de contrarreloj. Así que muchas veces es cuestión de cordura y de sentido común. La bicicleta de ruta es mucho más versátil que la cabra y te permitirá afrontar cualquier tipo de recorrido y de distancia.

La cabra es más específica pero no tiene mucho sentido comprársela como única bicicleta. El trabajo de fondo y de base lo ideal es que puedas hacerlo con una bicicleta convencional de ruta.

Un tema de objetivos y de recorrido

Tal y como comentaba anteriormente la compra o no de una cabra estará condicionada en buena parte por el tipo de triatlón que tengas en mente.

Publicidad

Las cabras, únicamente tienen sentido en la larga distancia. En una prueba Ironman, de 180km, sí que sacarás partido a este tipo de bicicleta. Especialmente si el recorrido es llano como en el caso del Ironman de Barcelona. No tanto si te inscribes en pruebas más exigentes como el Embrunman o el Ironman de Niza.

Por otro lado, es importante mentalizarte de que, si finalmente te compras una cabra, tendrás que realizar un estudio biomecánico y equiparla con buenos componentes.

Además, tendrás que dedicarle horas y horas. De no ser así la posición no será nada aerodinámica y encima correrás el riesgo de lesionarte.

Llevar una cabra entre las piernas es muy bonito y va muy bien para colgar fotos en las redes sociales, pero si realmente le quieres sacar provecho a la inversión tendrás que curvar la espalda durante largas jornadas encima del sillín.

Un Ironman no se prepara de la noche a la mañana así que, si ya tienes en mente participar en uno de ellos, tendrás tiempo más que de sobras como para meditar la decisión de compra.

Para sacar partido a la cabra se necesitan horas de dedicación a trabar la posición. Foto: Jan Frodeno

Mi recomendación es que, al margen del presupuesto, te decidas en función del desnivel positivo del triatlón y de tus objetivos competitivos.

Si tu ilusión y tu objetivo, es terminar y disfrutar, te valdrá con una bicicleta de ruta y tal vez con unos acoples.

Si el objetivo es competir, mejorar tu anterior marca o conseguir un gran tiempo, sí que deberías valorar seriamente la compra de una cabra.

Lo bueno, es que, aunque se requiere de una inversión elevada, las cabras no han tenido el mismo boom comercial que sus compañeras de ruta. Los fabricantes tienen disponibilidad y siempre puedes acudir al interesante mercado de segunda mano.

En definitiva, olvídate de que para competir en un triatlón es obligatorio tener una cabra. Puedes competir tranquilamente con una bicicleta de ruta y a menos que tu objetivo sea estar entre los primeros no tienes por qué preocuparte.

Publicidad
Comparte
Publicado por
Aleix Serra
Publicidad

Artículos recientes

La primera bofetada para Movistar en el Giro de Italia

Iván Sosa, al que Valverde ha nominado como líder del Movistar en el Giro de…

7 mayo 2022

¿Qué es un ciclista amateur, pro y aficionado? Principales diferencias

Aunque todos los que montamos en bicicleta nos consideremos ciclistas conviene recordar que hay diferentes…

6 mayo 2022

Señales y gestos básicos que debe conocer un ciclista

Salir a rodar en bicicleta de con la grupeta es uno de los grandes placeres…

6 mayo 2022

Carta a Mikel Landa: el hijo pródigo

Con Landa estamos acostumbrados a quedarnos con sabor agridulce. Siempre sentimos que le falta suerte…

6 mayo 2022

Los principales favoritos al Giro de Italia

La primera gran vuelta de la temporada ya está aquí. El próximo viernes 6 de…

5 mayo 2022

Posibles revelaciones para el Giro de Italia 2022

El terrible Giro de de Italia 2022 está a escasas horas de iniciar su edición.…

5 mayo 2022