El Giro en números: un aparato digestivo de 106 pizzas

Publicidad

Hace menos de una semana que terminó el Giro de Italia 2022 y ya lo echamos en falta.  La carrera italiana es siempre una de las más seguidas del calendario internacional y aunque este año nos ha dejado un sabor agridulce, especialmente por la falta de espectáculo, no hay que dejar de valorar lo que durante 3 semanas fue la principal fuente de actualidad del mundo de las dos ruedas.

Una vez finalizado llega el momento de recoger los premios y pasar por caja, de valorar a los corredores y equipos pero también de hacer un balance personal y autocritico.

En este sentido el carismático Thomas de Gendt, ganador de la etapa número ocho, resumió a las mil maravillas lo que es un Giro de Italia para el corredor.

Publicidad

En tan solo un Tweet fue capaz de resumir los principales datos de los 21 días de competición y de los 3 días de traslado.

El corredor del Lotto Soudal se mostraba, como es normal en él, contundente y claro en sus palabras.

Mi Giro en números. 3859km/104h36m de gasto en bici. 3150km/70h en autobús/coche. 3 vuelos. 1 transbordador. 99296 kcal utilizadas y consumidas. 50378m de desnivel positivo. 20 hoteles diferentes. 4 cervezas 1 victoria de etapa. Dolor en las piernas, ilimitado.

Publicidad

Si dedicamos un poco de tiempo a analizar los datos anteriores nos daremos cuenta rápidamente de que estamos ante una autentica salvajada. Una vida de auténtica locura y sin apenas descanso.

Recorrer 3150 kilómetros de bicicleta en 21 días equivale a una media diaria de 150 kilómetros. Por si esto fuera poco se escalaron 50378 metros de desnivel positivo, lo que equivaldría a subir casi 6 veces el monte Everest (8849m). Además, el bueno de Thomas de Gendt no tuvo tiempo ni de acomodarse en los hoteles ya que estuvo en nada más y nada menos que 20 hoteles diferentes. Con lo que esto conlleva a nivel de maletas y de descanso. Eso sí, nuestro protagonista tuvo tiempo de tomar tranquilamente, suponemos que en el hotel, 4 cervezas.

En definitiva, como vemos el ciclista no para a lo largo de las 3 semanas de competición y aunque todo el personal del equipo trabaja a destajo para que este pueda maximizar el tiempo de descanso la realidad es que entre traslados, más de 70 horas de autobús, los vuelos y los transbordadores apenas tiene tiempo de tomarse un respiro.

Publicidad

A nivel calórico los números aún son más alucinantes. Thomas de Gendt gastó en el Giro de Italia nada más y nada menos que 99.296 kcal. Una salvajada que equivaldría a unas 106 pizzas convencionales de jamón y queso. Todo esto teniendo en cuenta que cada pizza de este tipo equivale a unas 930-950 kcal.

¿Te atreves con un Giro de Italia?

 

Publicidad
Comparte
Publicado por
Aleix Serra
Publicidad

Artículos recientes

Los mejores gregarios de la actualidad

Los grandes olvidados del ciclismo son los gregarios. Esos héroes que se tiran horas y…

13 junio 2022

Edge 1040 Solar, Garmin libera la bestia

Esta semana acudimos a la llamada de Garmin en La Haya, sede de su fábrica…

12 junio 2022

Carlos Verona: 50 noches durmiendo en la montaña para ser el primero

Hay pocas victorias más merecidas que la de Carlos Verona en la Dauphine. Una victoria…

12 junio 2022

Cámara hipóxica para entrenamiento ciclista: ¿son reales sus beneficios?

La cámara hipóxica ha tomado protagonismo en los últimos años, pues se le suponen beneficios…

11 junio 2022

Un ciclista da un puñetazo en la cara en pleno Dauphiné

La sexta jornada del Criterium del Dauphiné nos ha dejado una de las imágenes más…

10 junio 2022

La dieta del ciclista durante las vacaciones

Llegan los meses de vacaciones y con ellos los clásicos remordimientos de conciencia. El ciclista…

10 junio 2022