El Cristiano Ronaldo del ciclismo portugués

Publicidad

Joao Almeida, de 23 años, será el líder de una potencia como el UAE Emirates para ganar el Giro de Italia. Una excepción en Portugal que, desde que se mató Agostinho, no ha encontrado a nadie para ganar en las grandes vueltas.

 

Cuando las 48 curvas del monumental Stelvio lo destruyeron, lo crucificaron, Joao Almeida dio una lección de saber perder.

-En el futuro habrá más oportunidades -dijo.

Publicidad

Joao llevaba quince días líder en aquel Giro: el Giro de Italia 2020.

Portugal había sellado, por fin, la paz con el ciclismo.

Desde los tiempos de Agostinho (podio en el Tour 1978 y 79), no se recordaban emociones parecidas en una gran Vuelta.

Publicidad

El ánimo se contagió a los diez millones de ciudadanos portugueses que se reunieron cada tarde entorno a la televisión sin timidez como si jugase la selección de fútbol.

-Vamos con todo, vamos con todos -se decía.

Lo decía hasta el presidente del país, Marcelo Rebelo de Sousa, en el Palacio Belém.

-Gracias a Joao Almeida por todo lo que nos está permitiendo vivir.

Publicidad

Pero el Stelvio dictó sentencia en la 18ª etapa en un día salvaje en la que Almeida perdió 4’51” minutos y ese día ya sí se alejó hasta del podio.

Fue un golpe de realidad para un país, acostumbrado a poca cosa en el ciclismo.

Desde que se mató Agostinho en 1984, la tradición de ciclistas es diminuta en Portugal.

Es verdad que Rui Costa fue campeón del mundo en 2013 y que ha sido uno de los mejores cazadores de etapas. Y también es verdad que el recuerdo de gente como Azevedo, Oliveira, Acacio Da Silva… merece mucho respeto. Pero nadie ha acercado a Portugal a ganar una gran vuelta como lo hizo Joao Almeida en el Giro 2020 (cuarto clasificado).

Joao Almeida tiene hoy 23 años y, sin Pogacar, es el líder de una potencia como UAE Emirates en el Giro de Italia 2022 que comienza el viernes.

Se lo ha ganado por derecho.

Y es mucho más ciclista que el de hace dos años, más escalador, sobre todo.

Pero, sí, claro, la duda está en la tercera semana, una duda que Almeida acepta sin complejo de inferioridad.

-Tienes que encontrar el equilibrio entre las carreras y la vida porque, de lo contrario, terminarás en cuatro años -acepta él.

Pero Portugal es incapaz de renunciar a sus emociones.

Y, de alguna manera, esto es casi como si hubiese vuelto a nacer un Cristiano Ronaldo: una nueva fortaleza para el país.

Son casi 40 años esperando un ciclista como Joao Almeida, una de esas excepciones que confirman la regla, una cosa parecida a la que nos pasó a nosotros en Fórmula 1 cuando, de repente, apareció Fernando Alonso.

Y estos amores tan inesperados acostumbran a dejar huella.

 

Publicidad
Comparte
Publicado por
Alfredo Varona
Publicidad

Artículos recientes

Los corchos del champán juegan una mala pasada al Giro

Hoy le ha tocado recibir a Biniam Girmay (Intermarché-Wanty-Gobert Matériaux), pero el otro día fue…

17 mayo 2022

Mikel Landa y el año menos pensado

Los landistas hemos salvado sin mayores incidentes la primera semana de carrera en el Giro…

17 mayo 2022

“El ciclismo no puede amargarte la vida”

Javier Mauleón tenía cualidades de líder. Pero su cabeza no le dejó serlo y aprendió…

17 mayo 2022

¿Peso pluma? Descubre el equipo más pesado del Giro de Italia

Cuando nos figuramos el prototipo de ciclista profesional, nos imaginamos alguien muy delgado, de una…

16 mayo 2022

Entrenamiento para aumentar piernas en bicicleta: intervalos con los que verás resultados

Aumentar volumen en las piernas para bicicleta debería ser uno de tus principales si quieres…

15 mayo 2022

El toque de atención de Eder Sarabia al Trek Segafredo

"Me gustaría que el Trek valorase más la maglia y más ambición por defender el…

15 mayo 2022