Categories: Noticias

El ciclista que da trabajo a más de 220 personas

Publicidad

Rigoberto Urán es un ciclista con un concepto apasionante de la vida que le ha permitido triunfar en todos los sitios, incluido en los negocios, donde da la razón a su padre. “Mi hijo será una persona reconocida”, decía antes de ser asesinado.

 

Y todo empezó un lunes.

Rigoberto Urán montó por primera vez en bicicleta un lunes.

Publicidad

De ese día no se olvidará nunca y de que el sábado había una contrarreloj tampoco.

Y de que ganó esa contrarreloj sin ropa de ciclista.

Y de que cuatro años después se iba a correr a Europa.

Publicidad

Y, a los 35 años, Rigoberto Urán sigue en primera línea de fuego, quizá gracias a su manera de ser.

-El objetivo de mi vida no es ganar el Tour de Francia. Entreno, voy con actitud, pero si no gano hay otras prioridades. La felicidad no sólo está en ganar.

Rigoberto se lo contaba a Juan Diego Quesada en ‘El País’. Quizá en la mejor entrevista que le han hecho nunca.

Y en ella apenas se hablaba de su magnífico currículum como ciclista, sino de la forma de ser de un acertado hombre de negocios y de un hombre capaz de enamorar a la gente como si fuese Mick Jagger en el escenario o Héctor Abad Gómez en ‘El olvido que seremos’.

Publicidad

Juan Diego Quesada también escribió:

“En un país de extremos como Colombia existe un extraño consenso alrededor del ciclista Rigoberto Urán”.

Rigoberto recordó:

“Cuando se emborrachaba con aguardiente, mi papá decía que su hijo iba a ser una persona reconocida. Sus amigos se reían, no le creían”.

A su padre lo asesinaron unos paramilitares, que robaban ganado, y los vecinos encontraron su cadáver en un río.

El hijo de ese hombre es Rigoberto Urán, un ciclista inacabable que ha sido segundo en el Giro (2013 y 2014) y en el Tour de Francia (2017).

-Y si salimos adelante, si yo pude otros también -recuerda al recordar su infancia.

Y, sobre todo, explicó:

-La gente con buena actitud, aunque tenga dificultades, recibe ayuda.

Y por eso da gusto leerlo o escucharlo:

-¿Qué sentido tiene venir hasta un Tour de Francia y no gozárselo si es la carrera que soñaba hacer de niño?

Y, con esa forma de ser tan positiva, Rigoberto no sólo ha triunfado en el ciclismo.

También en la vida y en los negocios con su propia marca de café de grano molido, ‘El Café de Rigo’ (el café, que en Colombia es como una religión), y la marca ya ha abierto tiendas en Costa Rica y en Miami.

-Mi marca tiene más de 220 trabajadores solo en Colombia. La vida del deportista es corta, en algo hay que entretenerse.

Y por eso los buenos recuerdos siguen subiendo y bajando escaleras entorno a un hombre que lo mismo disfruta en un hotel de carretera que en el último kilómetro de Alpe d’huez.

Y todo eso son valores.

Los valores que nos han permitido conocer a algo más que un excelente ciclista:

-Varias veces me lo han dicho: Oiga, Rigo, usted de presidente -contestó cuando Juan Diego Quesada le preguntó por presentarse a las elecciones.

-No, no, no -añadió-. Si uno quiere vivir rico, hay cosas en las que mejor estar callado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicidad
Comparte
Publicado por
Alfredo Varona
Publicidad

Artículos recientes

Los mejores gregarios de la actualidad

Los grandes olvidados del ciclismo son los gregarios. Esos héroes que se tiran horas y…

13 junio 2022

Edge 1040 Solar, Garmin libera la bestia

Esta semana acudimos a la llamada de Garmin en La Haya, sede de su fábrica…

12 junio 2022

Carlos Verona: 50 noches durmiendo en la montaña para ser el primero

Hay pocas victorias más merecidas que la de Carlos Verona en la Dauphine. Una victoria…

12 junio 2022

Cámara hipóxica para entrenamiento ciclista: ¿son reales sus beneficios?

La cámara hipóxica ha tomado protagonismo en los últimos años, pues se le suponen beneficios…

11 junio 2022

Un ciclista da un puñetazo en la cara en pleno Dauphiné

La sexta jornada del Criterium del Dauphiné nos ha dejado una de las imágenes más…

10 junio 2022

La dieta del ciclista durante las vacaciones

Llegan los meses de vacaciones y con ellos los clásicos remordimientos de conciencia. El ciclista…

10 junio 2022