Consejos ciclistas para superar el verano

Los meses calurosos son con mucha diferencia los mejores para salir en bicicleta. El día es más largo y las temperaturas más agradables.

Se trata de una época en la que a menudo nos sentimos con unas ganas impetuosas de hacer cosas y en la que practicar deporte al aire libre es una de las actividades que más apetece hacer.

No cabe ninguna duda de que el verano es magnífico, pero como veremos a continuación también puede ser peligroso a nivel de salud. Basta con ver las altas temperaturas a las que se han enfrentado los ciclistas recientemente en algunas etapas de La Vuelta a España.

Los ciclistas pasamos muchas horas expuestos al sol y esto provoca que el riesgo de sufrir deshidratación, mareos, temblores o lo que se conoce como golpe de calor se incremente.

A continuación, repasaré algunos de los aspectos más interesantes para que puedas montar en bicicleta durante el verano sin poner en riesgo tu salud.

Hidrátate correctamente

La hidratación es importante durante todo el año pero su relevancia crece cuando suben las temperaturas.

Recuerda que la sed solo es un pequeño aviso del cuerpo, pero no es conveniente que esperes a recibir este toque de atención para empezar a hidratarte. Bebe durante todo el recorrido y hazlo de forma abundante. Lo mejor es que vayas ingiriendo cada 10-15 minutos pequeños sorbos de líquido. No esperes a tener sed para luego beberte dos bidones. Mantente hidratado durante toda la jornada y de esta forma evitaras posibles pajaras.

Es tremendamente importante estar correctamente hidratado durante toda la ruta

Beber agua es muy importante, pero sería conveniente que lo complementaras con algo de bebida isotónica rica en electrólitos y minerales que te ayuden a reponer más fácilmente la perdida de líquido.

Tampoco debes confundir la sudoración con beber más o menos. Aunque seas un ciclista poco propenso a sudar esto no significa que con medio bidón tengas suficiente. Una buena hidratación es importante para el rendimiento físico de ese mismo día, especialmente conforme se vayan sumando las horas pero también para acelerar y mejorar la recuperación en vistas a próximas salidas a través de la popular ventana metabólica.

Los expertos estipulan más o menos que una vez superada la primera hora de ejercicio ingieras entre 0,5 y 1 litro de bebida por cada hora de actividad física.  

Los expertos estipulan más o menos que una vez superada la primera hora de ejercicio ingieras entre 0,5 y 1 litro de bebida por cada hora de actividad física.   

Planifica la ruta

Por mucho que ya te consideres todo un experto no me cansaré de insistir que planifiques un poco la salida.

Si vas a hacer un par de horas no hace falta que tengas detallado cada kilómetro del recorrido, pero si una noción básica de por dónde vas a transitar. Además, lo ideal sería que informaras a alguna de tus personas más cercanas para que en caso de sufrir cualquier percance esta pudiera tener una idea de por dónde te encuentras.

En salidas largas planificar la ruta te ayudará no solo a administrar mejor tus energías sino también a visualizar más o menos que puntos de pueden servir como fuentes de hidratación. Te aseguro que si te quedas sin agua ni comida en pleno verano y tienes que recorrer 20 kilómetros extras por tu falta de planificación te acordarás de lo que leíste por aquí.

Trata de ser precavido

Más vale pecar de precavido que de atrevido. Para mi esta es una de las máximas que he aprendido como ciclista. Basta con fijarse en como entrenan los profesionales. Ellos son los primeros que salen correctamente equipados, con material indispensable de recambio, con comida y siempre con algo de ropa de abrigo.

Por muy verano que sea el tiempo puede complicarse y como te pille una tormenta de verano y no lleves ni un simple chaleco o chubasquero no solo tendrás que comprarte un móvil nuevo, sino que además es probable que cojas un buen resfriado.

Exactamente igual con la comida. Si sufres una buena pájara te aseguro que como no encuentres alguna tienda, bar o gasolinera cerca los kilómetros se te pueden hacer muy muy largos.

Evita las horas de más calor

No hace falta ser muy avispado para saber que lo ideal seria que evitaras las horas centrales del día en las que las temperaturas son más altas.

En cualquier caso todos somos conscientes de que nuestro día a día es complicado y que en muchas ocasiones tenemos el tiempo justo para entrenar. Si tienes que entrenar durante ese intervalo de horas debes cuidar todavía más la hidratación y mi recomendación seria que no realizaras el ejercicio a alta intensidad. A más intensidad es probable que sufras mareos, calambres o incluso puedas llegar a desmayarte. Un interesante truco para que el agua no sepa a caldo es meter los bidones, sin llenarlos del todo, en el congelador unas horas de salir a entrenar. De esta forma te aseguras tener agua fría durante al menos una horita.

Utiliza ropa de calidad

Siempre es importante utilizar prendas de calidad. Durante el invierno para protegernos del frio, cuando llueve de la lluvia y en verano del calor.

Aunque no lo parezca la ropa de calidad es más transpirable y acostumbra a presentar unas mejores características en cuanto a la evacuación del sudor se refiere. Evita colores muy oscuros y busca dentro del nutrido catálogo de las mejores marcas de ropa para ciclismo aquellos maillots o culotes que tengan un diseño más veraniego. Complementos como los calcetines también son importantes en este aspecto. En pleno verano equípate con unos que sean lo más transpirables y ligeros posible.

La calidad de la ropa tiene una incidencia bastante mayor de la que aparentemente puede parecer

Protégete con crema solar

No me vale que seas moreno ni aquello de que a ti el sol no te pega. Todos somos vulnerables en este aspecto y conviene protegerse del sol.

Por mucho que amanezca un día algo nublado los rayos de sol siguen siendo potentes y aunque no te lo parezca estar expuesto durante varios veranos sin apenas protección puede incrementar el riesgo de sufrir enfermedades. El sol es bueno en su dosis correcta. Utiliza siempre protectores solares de calidad y recuerda que siempre tienes la opción de adquirir cremas solares especiales para deporte. Estas acostumbran a ser menos densas y menos pringosas.

Revisa las cubiertas

Terminamos con algo que más que un consejo es una advertencia. No sería la primera vez que veo explotar una cámara en pleno verano.

El deterioro excesivo de las cubiertas puede provocar que, con el calor, toda la parte lateral en la que actúa el sistema de frenado se caliente en exceso y cualquier pequeña grieta puede convertir tu rueda en un globo con ganas de explotar. Evita salir con cubiertas excesivamente gastadas.

Comparte
Publicado por
Aleix Serra

Artículos recientes

Lo asaltaron con un machete para robarle la bicicleta. La pesadilla de Alexander Richardson (Alpecin)

Alexander Richardson, ciclista del Alpecin y compañero de equipo de Mathieu Van der Poel, vivió…

9 octubre 2021

“Durante la pandemia me planteé correr el Giro 2020”

Una de las grandes leyendas del atletismo español y el único capaz de ganar las…

8 octubre 2021

Badlands 2021. Así fue la prueba de bikepacking más salvaje de Europa. 725 km y 15.000 m.

La Badlands 2021, la prueba de bikepacking off-road sin asistencia más salvaje de Europa puso…

8 octubre 2021

¿Cómo hacer series en ciclismo? Claves y consejos

Seguro que muchos de vosotros habréis oido hablar de las famosas series. Y no, no…

8 octubre 2021

¿Es necesario comprar una cabra para hacer triatlón?

Muchos aficionados al ciclismo o al running se atreven alguna vez a probar suerte con…

7 octubre 2021

El último ciclista de la París-Roubaix: “Lloré más que durante los dos últimos años de mi vida”

La última y tan esperada París-Roubaix nos dejó imágenes e historias para el recuerdo. La…

7 octubre 2021