Comprar una bicicleta nueva o de segunda mano?

El sector de la bicicleta parece no tener techo y es que el crecimiento que ha tenido el ciclismo desde la llegada de la pandemia ha sido espectacular.

Así lo reflejan el número de bicicletas vendidas durante el último año, pero también la falta de stock que sigue mermando tanto a compradores como a vendedores.

Por diferentes motivos varios de los fabricantes de bicicletas son incapaces de dar respuesta a semejante demanda.

La oferta de bicicletas es alta, cada vez hay más marcas y modelos, pero la disponibilidad está muy mermada.

Modelos destallados, diseños agotados, montajes fuera de carta…. La escasez de bicicletas es una realidad y esto lleva a que muchos ciclistas acudan también al mercado de segunda mano, para encontrar una bicicleta que encaje con sus pretensiones.

Estrenar siempre es bonito, pero en los tiempos que corren tal vez no sea la mejor de las opciones. A continuación, analizaremos hasta qué punto es mejor decantarse por una bicicleta nueva o por una de segunda mano. Las dos son buenas opciones, pero aquí va nuestra recomenación.

Comprar una bicicleta nueva siempre tiene sus ventajas

Comprar una bicicleta nueva

Si no tienes problemas con el presupuesto, es evidente que comprar una bicicleta nueva es la mejor de las opciones, sin embargo, la mayoría de los ciclistas tenemos que trabajar duro durante muchos meses para comprarnos una bicicleta.

Los precios de las bicicletas están por las nubes y tanto la demanda como la llegada del disco y el cambio electrónico, han encarecido notablemente el producto.

Comprar una bicicleta nueva es una interesante opción tanto para los ciclistas que llevan años dándole a los pedales, como para aquellos que llevan tiempo empeñados en un modelo concreto.

Sin embargo, la compra de una bicicleta nueva ya no parece tan buena opción, ni para los ciclistas que compiten, ni para los que quieran esperar a que la oferta de los fabricantes mejore.

La competición, incrementa considerablemente el riesgo de caídas, y no será lo mismo lamentar una bicicleta rota de 3000 euros, que una de 7000. En este caso, el mercado de segunda mano, o los modelos que no sean tope de gama, parecen una interesante opción.

Por otro lado, tampoco parece la mejor de las opciones si la escasez de bicicletas te “obliga” a quedarte con una bici que no te termina de gustar.

Los vendedores son muy hábiles y sabiendo la mermada disponibilidad de bicicletas juegan su carta con frases contundentes como “o compras esto, o a lo mejor la semana que viene ya no hay bicis“.

Comprar una bicicleta requiere de un esfuerzo económico importante, así que lo mejor es no tomar ninguna decisión en caliente.

Comprar una bicicleta de segunda mano

El mercado de segunda mano siempre es una alternativa a tener en cuenta.

Portales como Wallapop permiten poner en contacto a particulares, y de esta forma encontrar un precio óptimo para ambas partes.

Comprar una bicicleta de segunda mano puede ser muy interesante para ciclistas que tengan un presupuesto bastante ajustado, para aquellos que se estén iniciando en esto del ciclismo o para aquellos que quieran esperar que el sector rebaje un poco el ritmo de facturación y de esta forma crezca la oferta de bicicletas disponibles.

El mercado de segunda mano era, hasta la subida de precios, una opción muy interesante

Sin embargo, cabe tener en cuenta que el mercado de segunda mano también está mermado y que por primera vez las bicicletas de segunda mano se están revalorizando.

En este sentido, prudencia con los precios y con calentarse a las primeras de cambio.

Mas allá del dinero, es importante que no cometas ninguno de los errores más habituales en la compra de una bicicleta.

Acertar la talla es fundamental, y antes de hacer el pago te recomendaría que por lo menos revisaras el estado de la transmisión, la dirección y el centrado de las ruedas.

Las prisas no son buenas, aunque en el mercado de segunda mano tienes que tener muy claro que, si sale una bicicleta acorde a tus preferencias, hay que disparar cuanto antes.

Por otro lado, también es interesante que tengas en cuenta que en el mercado de bicicletas de segunda mano difícilmente encontrarás lo último en tecnología.

Con esto nos referimos a que probablemente la mayoría de bicicletas de carretera que puedas encontrar pueden estar algo “desfasadas”. Seguramente muchas todavía tengan cambio mecánico y frenos de zapata. En todo caso, algunos ciclistas, todavía encontramos encanto en modelos algo más clásicos.

En el caso del MTB puede ocurrir algo parecido. Las ruedas de 29 pulgadas ya llevan mucho tiempo asentadas en el mercado, pero los cambios electrónicos y las suspensiones de determinado recorrido, todavía son algo bastante novedoso.

En definitiva, debes buscar algo que cumpla con tus expectativas, pero hacerlo siempre de una forma coherente y acorde a tu presupuesto.

Comparte
Publicado por
Aleix Serra

Artículos recientes

La verdadera marea naranja. La pasión por el Euksaltel Euskadi

Naranja más ciclismo igual a Strava. ¡Error! La verdadera marea naranja del ciclismo es la…

11 marzo 2022

La bicicleta ideal. Lo que te interesa saber

Hay muchas bicicletas en el mundo con una cantidad infame de modalidades, marcas, modelos y…

10 marzo 2022

La Volta a Catalunya: etapas, perfiles y recorrido

La Volta a Catalunya ha presentado las etapas, los perfiles y el recorrido completo de…

10 marzo 2022

Jumbo Visma consigue su segundo triplete en la Paris Niza

La actuación del equipo Jumbo Visma en la prestigiosa Paris Niza está siendo espectacular. El…

9 marzo 2022

Un ciclista bate el récord del Everesting: 114 horas y más de 40.000m de desnivel

Se llama Nima Javaheri y estableció el nuevo récord del Everesting en 40.088 metros de…

9 marzo 2022

¿Por qué Filippo Ganna lleva tantas bicicletas de recambio?

Filippo Ganna sumaba el pasado lunes la victoria numero 17 en contrarreloj. Nada nuevo teniendo…

9 marzo 2022