Cómo compaginar ciclismo y trabajo en tu día a día

Hay veces que compaginar deporte y trabajo resulta complicado. Y si añadimos a la ecuación el ciclismo, lo complica un poco más ya que salir en bicicleta no siempre es tan sencillo como, por ejemplo, salir a correr. Normalmente se necesita un poco más de tiempo.

Pero todo es cuestión de voluntad, de organizarse bien y, sobre todo, de tener ganas de pedalear y de disfrutar encima de la bicicleta en cualquier momento del día y en cualquier lugar. Sean las 6 de la mañana o las 9 de la noche, en pistas anchas, carreteras, senderos, adoquines…

Ya nos gustaría a muchos tener todo el tiempo del mundo para poder practicar el ciclismo. Salir a la hora que te apetezca con sol, buen tiempo, poco tráfico, menos gente… pero sabemos que esto es muy difícil de lograr.

Incluso siendo profesional y dedicándote a esto del ciclismo, es complicado. Y es que ser pro implica mucho más que esto. Es algo muy sacrificado, a diferencia de lo que pueda parecer cuando los vemos por televisión o últimamente más en las redes sociales.

Por este motivo, en este artículo vamos a dar algunos consejos o recomendaciones para que compaginar el ciclismo y el trabajo en tu día a día sea un poco más fácil. Hay gustos y opciones para todos, solo se trata de escoger o de compaginar las que más se adapten a ti y a tu modo de entender el ciclismo.

Consejos para compaginar ciclismo y trabajo

1. Levantarse más pronto de lo habitual

¿Quién no se ha puesto alguna vez el despertador a las 6 de la mañana para salir en bici? Sabemos que madrugar cuesta y que muchas veces se enganchan las famosas sábanas, pero si queremos encajar una salida en bici durante un día laborable, es una buena opción hacerla antes de ir al trabajo.

Además, con la llegada de la pandemia y el teletrabajo, es algo mucho más factible ya que los desplazamientos hasta el puesto de trabajo se han reducido. En dos horas, por ejemplo, puedes aprovechar una hora y medía para pedalear y la media hora que te quede para una ducha y un desayuno rápido.

2. Desplazarse en bici a todas partes

En la línea de lo que comentábamos hace un momento, si eres de los que sigue yendo al puesto de trabajo, tómalo como una oportunidad. Aprovecha para desplazarte en bicicleta a todas partes. Ya sabemos que no es una “salida” como la que harías el fin de semana, pero todo suma.

Además, si vives en una gran ciudad, con una bicicleta seguramente llegarás más rápido a los sitios, será bastante más económico y también mucho más sostenible. Todo quilómetro es bienvenido y con la ampliación de carriles bici en muchas localidades – con más o menos acierto – es algo más factible. No serán como el del Lago di Garda, pero ya será algo más que ir por la carretera.

3. Escaparse en bici a la hora de comer

Si lo de levantarte temprano no te va mucho y eres más de tardes que de mañanas, la alternativa la encontramos a la hora de comer. Es cierto que a veces es un poco justo, pero si tienes una hora y media para comer, puedes aprovechar perfectamente una hora para escaparte a hacer una salida rápida.

Lo sabemos, no es la opción ideal, pero menos es no salir. Una opción, por ejemplo, es prepararse la comida el día de antes para comer mientras trabajas y así aprovechar al máximo el tiempo de comer.

Salir en bici por la mañana o al mediodía puede ser una buena opción – Foto: S. Le

4. Aprovechar al máximo las horas de sol

 Con el cambio horario de finales de marzo y con la llegada de la primavera, todo se ve de otra manera. A las 8 o 9 de la noche aun hay luz en muchos puntos del territorio y se puede salir a rodar perfectamente con máxima visibilidad.

Saliendo a las 6 de la tarde, por ejemplo, puedes hacer una salida de 2 horas sin problemas y se pueden aprovechar al máximo horas de sol que tan bienvenidas son para todos los ciclistas.

5. Circuito nocturno

 En invierno o en épocas de mucho trabajo todo es diferente. Hay temporadas que es inevitable tener que salir cuando ya es de noche. Para ello, es fundamental llevar unas buenas luces, tanto delantera como trasera. Primero, para ser visto, y segundo, para tener toda la visibilidad nocturna.

En estos casos, es fundamental conocerse la ruta y planificarse, por ejemplo, un circuito nocturno en el que ya sepamos cuáles son los puntos más complicados que tendremos que afrontar. Salir a la aventura de noche no es nada recomendable, ni en carretera ni en MTB.

6. Organizar bien las salidas

Si tienes poco tiempo, organizar bien las salidas es fundamental. No pretendas hacer una ruta muy larga y con mucho desnivel, si tienes poco tiempo. Para ello te servirán mucho los datos de distancia, tiempo, velocidad media y desnivel de anteriores salidas.

Saber cuántos quilómetros eres capaz de recorrer habitualmente durante una hora, es básico para poder planificar bien tanto las salidas entre semana, como aquellas en las que tienes más tiempo. También puede ser interesante hacer un calendario semanal de posibles días a salir, para “obligarte” a hacerlo.

7. Hacer rodillo en casa

Si vas muy justo tiempo, si hace frío, si no te gusta salir de noche, si por culpa del confinamiento no puedes salir de casa… el rodillo la opción ideal. Además, ahora puedes entrenar en casa, de forma silenciosa y con aplicaciones interactivas que se encargaran de revertir por completo la idea de que hacer rodillo es aburrido y pesado.

Sin duda, ha sido el gran aliado de los ciclistas durante los meses más estrictos de confinamiento y ha sido un gran redescubrimiento para muchos. Y es que una una hora de rodillo da para una buena sesión de entrenamiento. Os dejamos aquí un análisis que hicimos con los mejores rodillos para ciclismo y grandes ofertas.

Ciclista haciendo rodillo en casa – Foto: A. Wardhana

8. Hacer una rutina de core específica para ciclismo

Muy a menudo, cuando pensamos en ciclismo, lo asociamos únicamente con en montar en bicicleta. Pero como se ha demostrado, para poder rendir bien, también es importante hacer otros ejercicios y rutinas más allá de darle a los pedales.

Fortalecer el core , por ejemplo, tiene muchos puntos positivos de cara a la práctica del ciclismo: nos permite mantener una buena posición de nuestro cuerpo sobre el sillín, desarrollar en mejores condiciones la técnica, estabilizar el tronco, evitar sobrecargas innecesarias o prevenir lesiones consecuencia de una mala postura, entre otros. También podemos hacer otras rutinas para fortalecer las piernas o el tronco superior, pero siempre pensado en ciclismo.

9. Sumar a la familia

Que la familia se aficione al ciclismo puede ser clave para compaginar este deporte en tu día a día. Siempre vas a tener un aliciente más para salir en bicicleta y, además, podréis pasar más tiempo juntos compartiendo una afición de lo más sana.

Está claro que no te llevarás a tus hijos a subir el Tourmalet o a bajar según qué trialera, pero hay días que puedes adaptar tu salida a ellos. Seguro que te aportará muchas más cosas de las que podías imaginar.

Comparte
Publicado por
BICIO

Artículos recientes

Unas zapatillas de 1000 euros. El secreto de Dan Martin para el Giro

Dan Martin está llamado a ser uno de los grandes animadores del Giro de Italia…

19 mayo 2021

Attila Valter: De jugar al Call of Duty a la Maglia Rosa del Giro

Ya tenemos aquí la ansiada primera jornada de descanso de este Giro de Italia 2021.…

18 mayo 2021

Un tren detiene a los ciclistas en plena etapa del Giro!

La décima etapa del Giro de Italia 2021 probablemente será recordada como la jornada en…

17 mayo 2021

“En casa tengo 17 bicicletas” Entrevista a Markel Irizar

Durante nuestra estada en Sands Beach, pudimos conocer y compartir ruta, con uno de los…

17 mayo 2021

Mejores bicicletas MTB por menos de 1000 euros

Si estás pensando en comprar una bicicleta de MTB porque te has aficionado al ciclismo…

16 mayo 2021

Un máximo de 4 horas. Los entrenamientos del prometedor Juan Ayuso

Nunca me ha gustado lo de meter presión a los jóvenes talentos. Siempre me he…

16 mayo 2021