Bicicletas para mujer. Principales diferencias con las de los hombres

El sector de la bicicleta está por las nubes y a día de hoy encontrar una bicicleta de tu talla, bonita y que esté disponible es prácticamente misión imposible.

Además, se le suma el añadido de que las bicicletas para mujer no son iguales que las de los hombres y que por mucho que algunos se empeñen en hacernos creer que solo cambia la talla, la realidad es que la geometría y el estudio que tienen algunos modelos exclusivos de mujer presentan suficientes credenciales como para ser tenidos en consideración.

Viendo el catálogo de las mejores marcas de bicicletas uno se da rápidamente cuenta de que las bicicletas para mujer ocupan en la mayoría de ocasiones un espacio pequeño pero relevante. Olvídate de la maldita frase “las bicicletas de mujer son como las de los hombres, pero más pequeñas”

¿En qué se diferencian las bicicletas de mujer y la de los hombres?

A nivel visual si comparamos una bicicleta de hombre con una de mejor nos daremos cuenta, de forma más o menos fácil, que la geometría del cuadro es ligeramente distinta.

Esta diferencia es lógica si tenemos en cuenta que la morfología de los hombres poco tiene que ver con la de las mujeres. Físicamente somos diferente y por este motivo el estudio de investigación y desarrollo que tienen las bicicletas también es distinto.

El cuadro de las bicicletas para mujer es diferente al de los hombres

Como más precisos seamos en nuestra elección de la bicicleta y como más afinemos el tiro en la geometría que mejor se adapta a nuestras necesidades, menos probabilidades tendremos de sufrir algún tipo de molestia o lesión.

Muchas lesiones en el ciclismo aparecen fruto de una mala postura sostenida en el tiempo y estas son evitables con un buen estudio biomecánico pero también con una correcta elección en la compra de tu bicicleta.

Generalmente los hombres presentan unos huesos más anchos y gruesos respecto a las mujeres. Además, acostumbran a tener unos brazos y unas piernas más largos. Las mujeres por su parte tienen los huesos de la pelvis algo más separados y el ángulo sacro lumbar es más pequeño.

Todo esto junto a otros aspectos tiene su incidencia directa con la geometría y los componentes de la bicicleta.

Tanto en carretera como en MTB el “slooping”  es más pronunciado en las mujeres y la caída del tuvo horizontal es algo más destacada. Generalmente esto hace que la bicicleta sea algo más manejable en la trazada.

Otros aspectos diferenciales a nivel geométrico aparecen en el Stack (mayor en las mujeres) y en el Reach y el Stan Over (menor en las mujeres). Estos conceptos son meramente técnicos, pero tienen su incidencia directa en la postura del ciclista y en su eficiencia de pedaleo.

Diferencias en los componentes

Al margen de las diferencias que he comentado anteriormente en los cuadros, las bicicletas de hombre y las de mujer también presentan diferencias sustanciales en los componentes.

Las potencias por ejemplo acostumbran a ser algo más cortas y los desarrollos (plato y piñones) algo más pequeños.

Otro componente que también cambia entre una bicicleta de mujer y una de hombre es el sillín. Los sillines de bicicleta para mujer son distintos y están especialmente diseñados para proporcionar el máximo confort al sector femenino.

Las diferencias son evidentes a nivel visual

Otros componentes como los pedales, las ruedas, las manetas o el sistema de transmisión no presentan ninguna diferencia sustancial entre los hombres y las mujeres.

La necesidad de adquirir una bicicleta exclusiva para mujer también dependerá en gran parte de la altura de la mujer en cuestión. Es probable que una mujer de 1,55m de altura este más necesitada de adquirir una bicicleta específica para chica, que una mujer de 1,80.

Algunas personas creen y defienden que la aparición de diseños de bicicleta exclusivos para mujer es un invento moderno y que solo responde a intereses comerciales y económicos.

Dicha teoría no es muy sólida y es que la mayoría de mujeres agradecen desde el primer día la compra de una bicicleta especifica.

Además, conviene tener en cuenta que, al margen de las preferencias visuales por un modelo u otro, entra en juego un tema de salud. Es siempre la bicicleta que debe adaptarse al ciclista y no el ciclista a la bicicleta. 

Comparte
Publicado por
Aleix Serra

Artículos recientes

Egan Bernal se sube de nuevo a la bici: “No hay pero que valga”

Después de su durisimo accidente del pasado 24 de enero, de varias operaciones y de…

12 marzo 2022

la tercera temporada de “El dia menos pensado” ya tiene fecha de estreno

Los amantes al ciclismo estamos de enhorabuena y es que ya tenemos fecha oficial para…

11 marzo 2022

Multa y retirada de carnet para Remco Evenepoel

No todo son alegrías en casa de Remco Evenepoel. El ciclista del equipo Quick Step…

11 marzo 2022

La verdadera marea naranja. La pasión por el Euksaltel Euskadi

Naranja más ciclismo igual a Strava. ¡Error! La verdadera marea naranja del ciclismo es la…

11 marzo 2022

La bicicleta ideal. Lo que te interesa saber

Hay muchas bicicletas en el mundo con una cantidad infame de modalidades, marcas, modelos y…

10 marzo 2022

La Volta a Catalunya: etapas, perfiles y recorrido

La Volta a Catalunya ha presentado las etapas, los perfiles y el recorrido completo de…

10 marzo 2022