Tiradas largas con final feliz. Corriendo y comiendo en Barcelona

Tiradas largas con final feliz. Corriendo y comiendo en Barcelona

545
0
Compartir

Hay una gran variedad de motivaciones para salir a correr. Desde el que se quiere superar a sí mismo, al que quiere ganar a un compañero de trabajo, el que quiere perder unos kilos o el que se apunta porque ha leído algo sobre “running” en una revista… yo tengo varias motivaciones que me ayudan a salir de la cama para trotar de buena mañana. Una de las principales es la de justificarme para regalarme después una buena comilona.

Éste es un elemento especialmente importante cuando toca hacer una tirada larga. Si sé que voy a estar hora y media o más corriendo, intento planificarme la ruta para acabar cerca de algún lugar donde pueda comer bien. Cuando voy justo de fuerzas durante la tirada intento visualizar la comida de después, que en mi caso es un factor motivacional que funciona a las mil maravillas.


Así que he pensado en compartir algunas de mis rutas para salir a hacer tiradas largas (donde valoro que se pueda correr sin semáforos ni cruzar calles con coches), con lugares para comer al acabar.

Carretera de les aigües

Aunque cada vez hay mas piedrecitas y menos tierra, es una gran solución para tiradas largas sin cruzar ninguna carretera. Tenemos unos buenos 18km muy planos de ida y vuelta, además con señalizaciones de kilometraje por si vamos sin reloj GPS. Es habitual empezar en el Pla dels maduixers, pero yo voto por aparcar el coche o la moto en el otro extremo: en la Plaça Mireia. Además de ser punto de partida para la carretera de les aigües, también podemos encontrar buenas rutas si buscamos un perfil más de trail con subidas y bajadas. Pero vamos a lo que importa: el comer.

1450796_454361701342166_1035343609_n

En la misma plaça Mireia, tenemos un buen bar, Espai Mireia, para tomarnos unos sabrosos bocatas y una cerveza a unos precios mas razonables que en los bares que están cerca de Pla dels Maduixers. Si vamos con hambre, también podemos apostar por tapas como las clásicas bravas o opciones mas contundentes como un “cap i pota”. Si tenemos suerte (se llena mucho en días soleados): terracita fuera y a disfrutar del sol y las vistas.

Litoral de Barcelona

Entrenando maratones ha sido la ruta mas repetida para tiradas largas de más de 20km. Aquí la cosa es asfalto, pero no vamos a cruzar casi ninguna carretera (sólo en la parte mas fea, entrando a Badalona). Tenemos muchísimo recorrido para correr paralelos a la costa, pasando Badalona, llegando a Montgat, Masnou… Si vamos con la idea del posterior homenaje, podríamos empezar y acabar la ruta cerca de la Barceloneta. Si es sábado, es casi obligatorio pasar por “La cova fumada” y como mínimo comer una de sus famosas bombas. Si además nos podemos sentar y hacer un buen “esmorzar de forquilla” la tirada larga habrá tenido una gran recompensa. También podemos hacer el vermut en grandes bares como el JaiCa , el Electricitat  o Cal Papi, donde no podemos marchar sin probar sus “buñuelos” de bacalao.

covafumada6

Si salimos un poco más tarde a correr, podemos empezar y acabar la tirada más cerca del Fórum, en “la Barca de l’Adrià”, donde ya nos quedamos para comer. Es un restaurante que queda escondido, pero es un buen descubrimiento para comidas con carne a la brasa, calçots o paellas.

 El Besós

Aquí tenemos un buen lugar tanto para hacer tiradas largas (aunque le faltarían más fuentes de agua) como series, en un recorrido con kilometraje marcado (cada 25m!!). Alguna vez las tiradas largas las hemos hecho combinando salida desde el Besós con el recorrido paralelo al litoral, corriendo dirección Montgat y volver. Ya nos podemos dejar la piel y sudar porque después tenemos buenas opciones para darnos una recompensa en Santa Coloma de Gramanet. Para los valientes y hambrientos, visita al Bar Olimaja para comerse su enorme y potente bocata de pinchos con allioli. Si el cuerpo pide más y queremos un festival de la tapa, podemos ir a Casa Pepe  o el Cruce.

chipi

El Llobregat

A mi me gusta particularmente esta ruta (quizá por tenerla menos repetida), que da para tiradas larguísimas. Habitualmente aparco cerca del campo de l’Espanyol, salgo corriendo, cruzo el puente mas cercano y corro por el lado Tarragona del río. Ruta en gran parte sobre tierra. Se puede tirar río arriba (muchos km por recorrer) o río abajo, que me gusta más. Porque llega al mar, hay más fuentes y hay momentos en los que tendremos aviones volando realmente bajo, encima de nosotros. Si en El Besós nos comimos un bocata de pinchos con allioli, aquí nos vamos a Casa Narvaez a darnos un homenaje con uno de lacón con allioli. Tampoco fallaremos si optamos por comer allí unas tapas.

Careta-720x478

Si decidimos situar el inicio de nuestra ruta en El Prat de Llobregat, una comida en el Axarquia sería una magnífica recompensa para premiar nuestra tirada larga. Es de un perfil de precios algo más alto y un estilo más formal que las anteriores recomendaciones, pero un día es un día (¡y se lo vale!). O si no, hamburguesa en La Santa que en mi diccionario también entra como buen premio para el que ha hecho su trabajo! Si empezamos la ruta directamente en la playa del Prat (buena opción en verano), al acabar es muy recomendado el chiringuito Maravillas tanto para comer una buena hamburguesa como para ir a por todas con su paella.

Els 4 Turons

Apuntados litoral, montaña, Llobregat y Besos, regalo un bonus track, más corta, de subidas y bajadas en la ciudad, la ruta dels 4 turons. Es un recorrido muy agradable y diferente, especialmente disfrutable a primera hora de la mañana cuando sale el sol, pero también a media mañana, que será la excusa ideal para acabar en el Bar Delicias recuperando las calorías gastadas con sus patatas suizas o sus tapas de quesos y embutidos.

Roger Compte (@Ambcompte)

http://www.ambcompte.net/correr/

Dejar una respuesta

Comentarios bajo condiciones en nuestro Aviso legal

Comentarios bajo condiciones en nuestro Aviso legal.